Educación financiera

Bárbara Mainzer
Eugene Natali

Fragmento

CAPÍTULO 2

CÓMO ELEGIR MI PROFESIÓN

Una de las características de los seres humanos es que tenemos la capacidad de tomar decisiones sofisticadas y racionales. De revaluar las decisiones que tomamos y, a veces, cambiar de opinión. ¿Cuántas veces te equivocaste? Si eres como nosotros, muchas.

Una de las decisiones más importantes que tomas cuando terminas el liceo es si estudiar o trabajar y, si decides estudiar, qué estudiar…

Cuando estudias, dejas de ganar dinero para ganar más más adelante. ¿Conoces a alguien que invirtió tiempo y dinero en estudiar una carrera para luego trabajar en otra cosa? ¿O que estudió algo que no le gusta y luego estudió otra carrera?

Uno toma decisiones con información. Y la decisión de qué estudiar es una decisión clave. Tú no solo inviertes tiempo y dinero en estudiar, sino que lo haces con el objetivo de trabajar en eso por el resto de tu vida laboral. ¡Qué desafío! Todos queremos trabajar en algo que nos guste. ¿Y cómo sabemos si nos gusta? La mejor forma de averiguarlo es haciendo… trabajando en eso… Y es algo que no es fácil de hacer antes de recibirse.

Ya ves que no hay una solución fácil. Junta la mayor información posible. Infórmate de en qué trabajan las personas que decidieron estudiar las carreras que te interesan. Interactúa con profesionales de diferentes sectores (hoy la tecnología te da la posibilidad de tener esta interacción) y aprende sobre las oportunidades que hay. Fíjate cuáles son las posiciones más demandadas y cuáles parecen ser las que tienen más futuro. Conéctate con redes de exalumnos, asesórate con familiares, amigos o directores académicos de diferentes universidades. Una opción que tienes es comenzar a trabajar, ver qué te gusta, ir ganando experiencia y luego, con más información, tomar la decisión. O estudiar y trabajar a la vez. De hecho, muchas empresas apoyan que sus empleados estudien y progresen.

No malinterpretes este capítulo como un incentivo a no estudiar. Por el contrario, no hay sustituto para la educación. Simplemente estamos sugiriendo que cuando se trata de educación terciaria, mira antes de saltar.

Invertir en educación es rentable. Estudios12 encontraron que en Uruguay los ingresos aumentan por cada año de educación. Y el salto más pronunciado se da cuando se termina la universidad. De hecho, los graduados universitarios ganan mucho más que el promedio de los trabajadores.

Una mayor educación no solo permite tener ingresos superiores y más oportunidades, sino que, a su vez, aumenta la probabilidad de tener empleo. En Uruguay, la tasa de desempleo entre los graduados universitarios equivale a menos de un tercio que la del resto.3 En otras palabras, la educación de alguna forma opera como un seguro contra el desempleo. Las personas con mayor nivel educativo también estuvieron mucho mejor preparadas para enfrentar la crisis del coronavirus. Son quienes tuvieron la posibilidad de pasar al teletrabajo, que permite seguir trabajando y protegerse del virus.

Los trabajos han ido evolucionando a lo largo de la historia. Pero las transformaciones tecnológicas están acelerando este cambio. Hoy se crean puestos de trabajo que antes no existían. La oferta académica es enorme, ¡seguro hay algo que te gusta!

Las certificaciones profesionales son otra alternativa práctica y pueden, también, ser un gran complemento a un título universitario o un posgrado.

El mundo cambia muy rápido. A lo largo de tu vida laboral, seguramente cambie significativamente lo que haces. Eso significa que tendrás que capacitarte y actualizarte permanentemente para tener buenos trabajos e ingresos. El aprendizaje permanente se ha convertido en un imperativo económico.

No es fácil estudiar. Requiere esfuerzo, disciplina, postergar… pero vale la pena.

Otro aspecto importante son las relaciones que construyes a lo largo de tu vida académica y laboral. Los contactos y las relaciones que vas formando son de los aspectos más valiosos de la vida laboral y social.

1 Retornos a la educación y dotación de habilidades cognitivas en Uruguay. Diagnóstico y algunas recomendaciones de política para el sector educación. Claudio Sapelli, agosto de 2009.

2 Un motor a diferentes velocidades. Un análisis del capital humano y su composición en los últimos 20 años. Centro de Investigaciones Económicas, noviembre de 2013.

3 Tasa de desempleo por nivel educativo, Instituto Nacional de Estadística.

CAPÍTULO 3

EL RESTO DE TU VIDA COMIENZA AHORA

¿Estás preparado para la «vida» una vez que terminas tus estudios?
Planifica y organízate

Imagina el día que terminas el liceo o te gradúas de la facultad. Culminaste tus estudios y comienza una nueva asignatura en tu vida.

¡Cuánto esperaste este momento! Generar ingresos y vivir de lo que te has formado, o poder hacer lo que quieras.

Pero esto conlleva otras responsabilidades: el proveer para uno mismo y honrar deudas que hayas contraído.

¡Te damos la bienvenida al mundo real!

GESTIONA TUS GASTOS

Uno de los principios fundamentales de la educación financiera es, justamente, administrarnos bien, manejarnos con lo que tenemos. Cuanto menores sean los ingresos de la familia, más importante es administrarlos bien.

Imagina que acabas de recibir tu título universitario y te ofrecen un trabajo con un sueldo de ¡40.000 pesos! ¿Qué puedes hacer con ese dinero?

Para que te hagas una idea, te mostramos cómo gasta sus ingresos una familia promedio uruguaya.

GASTO MENSUAL DE CONSUMO DE LOS HOGARES

(A PRECIOS DE 2020)

RUBRO

Suscríbete para continuar leyendo y recibir nuestras novedades editoriales

¡Ya estás apuntado/a! Gracias.X

Product added to wishlist