¡Arriésgate!

Mario Borghino

Fragmento

Título

CAPÍTULO 1

ERES LO QUE PIENSAS

Vive consciente y alerta

El primer consejo que te doy es que vivas consciente y aprendas a entender cómo piensa tu mente, ya que 90% de lo que haces surge de cómo piensas. Por lo tanto, tu vida transcurre a través de tu cabeza. Así pues, puedes concluir que vives lo que piensas. Abre tu mente durante todo el libro para que identifiques qué tipo de pensamientos te gobiernan, porque ellos te determinan. Es decir, si no te gusta cómo vives necesitas estar más consciente de cómo piensa tu mente para encontrar los obstáculos que tú mismo estás poniendo en tu camino. Eres el artista de tu vida, pero no dejes que las circunstancias tomen el pincel.

Tú eres el Miguel Ángel de tu vida, pero debes estar alerta acerca de qué tipo de David estás creando. Es importante que tomes conciencia de en quién te estás transformando y hacia dónde diriges tu vida. Es fundamental que estés alerta, ya que con tus pensamientos construyes una vida de éxito o un enorme fracaso. Si vives alerta de cómo funciona tu mente estarás consciente de los pensamientos que atraes a tu vida. Recuerda: ¡eres lo que piensas!

Conecta tu vida exterior con tu mundo interior

Para actuar conscientemente en aquello que quieres, tendrás que modificar ciertas conductas que hoy no te dejan vivir con plenitud, ya que la mayoría de las personas viven influidas por lo que aprendieron de jóvenes y el resto de sus días ha sido una repetición de una película, que recapitula eventos dolorosos.

Lo anterior significa que tu presente puede ser rehén de tu pasado.

Para cambiar tu vida primero debes saber quién la maneja, tú o tu mente. Si tú no controlas a la mente, ella gobernará tus decisiones todas las mañanas y vivirás la vida que no quieres. La mente está llena de cicatrices históricas, que se originaron cuando eras niño, y eso te hace creer que las experiencias vividas, que te marcaron, serán parte de ti. Si te dejas influir siempre por tu mente, ésta será tu peor enemigo, no sólo porque ella conoce todas tus debilidades sino porque es quien te las crea. El recuerdo de un miedo del pasado puede hacer que la cobardía vuelva cada mañana.

Necesitas aprender a observarte. Tú eres el ser que nació un día, pero en tu mente viven las viejas grabaciones que tuviste en casa, en la escuela, en la colonia donde te criaste, de las malas experiencias o los miedos y sufrimientos. Si tu cabeza está confundida y vives de un lado para otro sin saber lo que quieres, entonces tu mente llena de viejas historias estará peleando contigo todo el tiempo. Es como si tuvieras en la cabeza dos personajes que se contraponen: uno eres tú y el otro tu mente. Tú eres como El pensador de Rodin, buscando el sentido de tu vida, y el otro tu mente, que almacena todas tus historias.

Tú quieres una cosa pero tu mente, que tiene esos eventos grabados, te dice: “¡No lo hagas, ve a lo seguro, no arriesgues, ve lo que le sucedió a tu papá o a tu abuelo, espera un poco más!”. Si tú y tu mente continúan en esa pelea, tienes que poner más atención en ti, en tu inteligencia, en tu poder interior, y entonces estarás más cerca de tu transformación total.

Como dijo John Lennon: “Vivimos distraídos haciendo cosas, mientras la vida pasa sin darnos cuenta”. Si dejas de estar distraído por creer sólo en lo que ves o en lo que te tocó vivir, podrás acercarte más a ti, a tu origen, porque vivir con temores merma las oportunidades que te presenta hoy tu vida.

Cuando vives en plenitud es porque construyes tu vida desde tu inteligencia natural, pero para ello necesitas aprender a alejarte de tus viejas creencias. Si miras objetivamente el mundo exterior, ahí no hay más que carros, casas, empleos, negocios, recursos necesarios para tu existencia, pero tu vida eres tú, está dentro de ti y debes hacer que ella gobierne tus conductas de una vez por todas.

Dice un proverbio hindú: “Una vasija existe no sólo por el barro que la conforma, sino por el espacio que tiene dentro, que es invisible”. Ese espacio invisible existe en todos los humanos, es nuestro mundo interior, ahí estás tú, es tu ser. El entorno está representado por el barro. Excelente imagen.

Si te descubres dentro de la vasija como en el proverbio hindú, serás el ser más feliz de esta tierra. El problema es que la mayoría de la gente no trabaja en sí misma porque es invisible y difícil de moldear.

Si te identificas sólo con aquello que ves fuera de ti, entonces el televisor te mirará, el auto te conducirá, la casa te vivirá, el trabajo te hará trabajar y las emociones te harán dudar. Necesitas trabajar en ti para que sepas cómo se maneja una vida y dónde está el volante para dirigirla. Espero sinceramente que lo descubras en este libro.

En la figura 1 te describiré lo que acabo de decir. A pesar de que todo actúa como una unidad en conjunto, te lo explicaré segmentado para que lo comprendas mejor.

En el lado izquierdo de la figura está tu ser; en seguida está tu pasado, que tiene tus historias grabadas en tu mente, y al final están tus acciones diarias. Así es como vives hoy.

img26

Figura 1. El lado oscuro de la vida.

1) Tu ser. Eres tú tal cual como naciste. Con todas tu capacidades y talentos ilimitados. Ahí es donde habita} tu vida natural y el poder que te da la energía de tu ser interior. Así naciste, con todo el recurso para realizar lo que desees y anheles para ti porque eres origen.

2) Tu pasado. Él vive en tu mente. En esta segunda parte están grabadas todas las experiencias de tu vida junto con las emociones que se registraron en tu mente. Esta parte guarda todo tu historial y tu pasado como persona y te dice que ése eres tú aunque no sea cierto, porque sólo son tus experiencias, pues al estar integradas en tu mente te hacen creer que ése eres tú, pero si lo ves detenidamente en la figura, tú estás en el recuadro 1, donde está tu ser. Lo que está en los recuadros 2 y 3 fue formando a la persona que eres hoy. Es como si a una pared (en este caso tu ser) le vas poniendo encima yeso y luego pintura y así la vas cubriendo con los años, pintura sobre pintura, yeso sobre yeso. Al final ¿dónde quedaste tú?

3) Tu presente. Ahí se encuentra tu vida en la actualidad. Ahí es donde vives. Ése es el presente con el que cuentas para vivir tu vida. El problema radica en que estás siendo contaminado por tus experiencias pasadas de la etapa 2. Se acumularon tantas emociones, miedos y vivencias que construyeron una imagen de ti que hoy te contamina. No te deja vivir como quieres: un día te levantas queriendo ser y otro día tu historia toma el control y te sientes distinto y al otro día las cosas cotidianas te bombardean a través del marketing. La complejidad es enorme y se acumulan muchas experiencias que no te dejan ser tú mismo.

img2
        </div>
                    <div id=

Suscríbete para continuar leyendo y recibir nuestras novedades editoriales

¡Ya estás apuntado/a! Gracias.X

Product added to wishlist