Digitalízate ¿por dónde empezar?

Eduardo Torres Llosa V.

Fragmento

samik-1

Lorenzo Helguero

Ilustraciones de David Leyva

Samik, el niño de la selva

samik-2

Portadilla

- Lorenzo Helguero -

Samik, el niño de la selva

samik-3
samik-4

-No vayas tan lejos, Samik —dijo su mamá con las manos alrededor de la boca, pero él ya no pudo escucharla: era el niño más rápido de la tribu y había corrido casi como un otorongo.

En el día, cuando el cielo estaba azul, y el sol, con la fuerza de mil toros, coronaba el ho-rizonte, Samik corría por la selva y se trepaba en los árboles y era feliz. Muy feliz. Cuando el cielo se enfurecía y las nubes parecían con-vertirse en ríos, Samik abrazaba a su papá, y dejaba de tener tanto miedo.

samik-5

A Samik le encantaba

Suscríbete para continuar leyendo y recibir nuestras novedades editoriales

¡Ya estás apuntado/a! Gracias.X

Product added to wishlist