Nazis en Uruguay

Fragmento

Nazis en Uruguay

Introducción

La salvezza del mondo é nel Fascio, che é giustizia. («La salvación del mundo es el fascio [fascismo], que es la justicia»).1

César Charlone, ministro de Hacienda, 1935

La historia está determinada por la memoria, pero también lo está, de forma contrapuesta, por el olvido. Memoria y olvido son dos caras de una misma moneda y son las que completan el complejo mapa de la identidad. Existen episodios a lo largo y ancho de la historia que han sido silenciados, por tanto, han sido secuestrados de la memoria. El silencio es el olvido y este olvido es también sintomático de determinadas enfermedades presentes.

Ese olvido, ese silencio persistente no lo es en determinados ámbitos, léase en la academia, en que las tertulias sobre determinados temas han logrado romper esa frontera del silencio, rescatar de ese secuestro esa memoria perdida. Pero muchas veces este ejercicio no logra romper las paredes infranqueables del relato y ese silencio se sigue manteniendo.

Esa es la razón por la que determinadas preguntas que se hace este libro sorprenderán a muchos lectores y colocarán a otros en un sitio de incredulidad absoluta.

El epígrafe que abre esta introducción, una frase dicha por el ministro de Hacienda de Gabriel Terra en 1935, es una muestra más que elocuente de la posición del gobierno uruguayo ante el Duce, más allá de que Charlone sostuvo que fueron declaraciones a expreso título personal. Es claro que a la hora de analizar el fenómeno de los fascismos y su influencia en Uruguay debemos intentar desembarazarnos de determinados preconceptos que poseemos sobre estos temas. La empatía es fundamental para comprender este tipo de declaraciones y otras más complejas que transitaremos a lo largo de estas páginas. Preguntas que relacionan el pequeño «país modelo» del sur del sur con los totalitarismos europeos. Preguntas que ponen en agenda determinados temas que nos hacen repensar el relato sobre que aquí, en esta penillanura levemente ondulada, nunca pasa nada.

¿Cuál era la relación entre Mussolini y el gobierno uruguayo? ¿Terra era fascista?

¿Existió infiltración nazi en Uruguay? ¿Existió un plan de invasión a Uruguay por parte del Tercer Reich? ¿Existían espías en Uruguay? ¿Existían pueblos nazis en el país? ¿Había antisemitismo en Uruguay? ¿Se apedrearon tiendas? ¿Se persiguió a los judíos?

¿Quién asesinó al criminal de guerra nazi en Uruguay? ¿Fue el Mossad? ¿Los tupamaros estuvieron relacionados con ese asesinato y con el Mossad? ¿Criminales de guerra nazis vivieron en Uruguay?

En este primer tomo transitaremos por algunas de estas preguntas y muchas otras que seguramente sorprenderán a muchos lectores. Quizás otros sabían de estas cosas desde hace mucho, pero no podrán negar que es un tema tabú y que el silencio ha secuestrado la memoria.

Este libro transitará por estos temas intentando echar luz sobre estos episodios, siempre procurando hacerlo con seriedad y de forma sintética; pretende ser más una máquina de hacer preguntas que un artefacto que las responde.

Una breve historia corre por este camino, cae con la inevitabilidad de los hechos y la documentación y traza un camino de interrogantes. Historia de los nazis en el Uruguay es una invitación a adentrarnos en un camino sinuoso y complejo, un juego peligroso de espejos en el que nos veremos a nosotros mismos de una forma que nunca lo hicimos; se trata de una obra que es, en amplio espectro, un recorrido no solamente por el nazismo como tal y su influencia en Uruguay, sino también por el fascismo italiano y sus tentáculos en el país, así como por el franquismo español y su persistente sitio en algunos trasnochados sueños vernáculos. El mundo de entreguerras, los fascismos y la Segunda Guerra Mundial son quizás los temas más abordados por la literatura y el cine, y nos cuesta un poco comprender que Uruguay estuvo inmerso en estos procesos, ya sea el fascismo italiano y sus relaciones con el gobierno de Terra, el acorazado de bolsillo Graf Spee y su hundimiento en nuestras costas, las infiltraciones nazis (que fueron investigadas privadamente, así como por una comisión parlamentaria), el plan para invadir Uruguay por parte del Tercer Reich, el asesinato de un criminal de guerra nazi en Shangrilá cinco años después del secuestro de Eichmann en Argentina o la infiltración de instituciones oscuras fascistas en Uruguay.

Y un punto transversal a este trabajo, un tema tabú que se esconde como un elefante en un bazar en nuestro mundo actual, pero que tiene puntos de contacto con aquel pasado: si la historia son permanencias y cambios, este tema ha transitado los tiempos, mutando, cambiando de piel, pero sosteniendo la misma esencia. ¿Existe un neofascismo que resurge —con otra piel, con otros métodos— con más vitalidad que antes?

Si la historia es una disciplina presente, tomando el pasado como herramienta (y viceversa) también podemos partir de este presente para comprender aquel pasado.

1. L’Italiano, 24 de marzo de 1935, tomado de Rodríguez Ayçaguer, A. M. (2009). Un pequeño lugar bajo el sol. Mussolini, la conquista de Etiopía y la diplomacia uruguaya. 1935-1938. Ediciones de la Banda Oriental, pág. 62.

El fascismo y el nazismo: los orígenes

… la nostra feroce volontà totalitaria.

(«… nuestra feroz voluntad totalitaria»).

Benito Mussolini, 22 de junio de 1925

El siglo XX fue definido por el historiador inglés Eric Hobsbawm como el siglo de los extremos. A pesar de la sosa traducción para los países de habla hispana —Historia del siglo XX—, este libro cierra una colección del autor en la que analiza el mundo contemporáneo de forma magistral, cerrando la tetralogía compuesta además por La era de la revolución (1789-1848), La era del capital (1848-1875) y La era del imperio (1875-1914).

Son extremadamente sugerentes el título y la utilización del término extremos, que define cabalmente una parte importante del siglo y justamente su característica más honesta. En este análisis es claro que los totalitarismos son una razón suficiente —aunque no la única— para tipificar el siglo de esta forma.

El período de entreguerras (1918-1939) es el escenario del nacimiento de los totalitarismos y de fenómenos similares en el ámbito europeo, una especie de corrimiento hacia la derecha que se desarrolla tras los golpes sufridos por las democracias liberales.

Luego de la Primera Guerra Mundial y sobre todo de la gran crisis económica de 1929, se tambalean estructuras no so

Suscríbete para continuar leyendo y recibir nuestras novedades editoriales

¡Ya estás apuntado/a! Gracias.X

Añadido a tu lista de deseos