Asesinato en Amsterdam

Ian Buruma

Fragmento

Agradecimientos

Agradecimientos

Sin los ánimos que recibí de Avishai Margalit nunca habría podido escribir este libro. Mi prolongada estancia en Amsterdam fue posible gracias a la hospitalidad sin límites de Hanca Leppink y Hans Baaij, así como a la generosidad de Heikelien Verijn Stuart y Stan van Houcke, que pusieron a mi disposición su maravillosa casa.

Fueron muchas las personas que me ayudaron en mis investigaciones, proporcionándome contactos, ideas y ánimo, o simplemente reservándome el tiempo necesario para ser entrevistados. Voy a mencionar en orden alfabético a aquellos a los que me siento especialmente agradecido: Ahmed Aboutaleb, Samir Bantal, Jan Blokker, Hans Blom, Ybo Buruma, Nora Choua, Abdelhakim Chouaati, Job Cohen, Willem Diepraam, Egbert Dommering, Jan Donkers, Ali Eddaoudi, Afshin Ellian, Emile Fallaux, Nico Frijda, Janny Groen, Sadik Harchaoui, Judith Herzberg, Ayaan Hirsi Ali, Theodor Holman, Harko Keyzer, Shamanee Kempadoo, Margalith Kleiwegt, Geert Mak, Fouad Mourigh, Funda Müjde, Max Pam, Herman Philipse, Els van der Plas, Bellari Said, Paul Scheffer, R.V. Schipper, Bart Jan Spruyt, Abram de Swaan, Dubravka Ugresic, Gijs van de Westelaken y Jolande Withuis.

He de dar las gracias a otras dos personas que accedieron a ser entrevistadas. Tuvimos un animado debate sobre un tema delicado. Se ha señalado un error en su atribución, pero todas las palabras se han transcrito con precisión. Dado el carácter delicado de los comentarios, he optado por usar unas iniciales que no se corresponden con sus nombres reales.

También tengo una gran deuda con tres miembros de una estirpe que desgraciadamente se ha visto reducida, la de los editores que son también grandes coordinadores de edición: Emile Brugman, Scott Moyers y Toby Mundy. Cualquier error que aparezca en este libro es de mi exclusiva responsabilidad. Gracias también a Jin Auh, de la agencia Auley de Nueva York. Por último, mi agradecimiento a Eri Hotta, mi esposa, que me ha prestado su apoyo y me ha dado ánimos, lo cual tiene un valor que no es fácil reflejar adecuadamente con palabras.

Suscríbete para continuar leyendo y recibir nuestras novedades editoriales

¡Ya estás apuntado/a! Gracias.X

Product added to wishlist