¿Alguna vez has querido ser invisible?
Nivel pro 3 min

¿Alguna vez has querido ser invisible?

El acoso escolar es posiblemente el mayor de los males a los que se pueden enfrentar nuestros hijos en su etapa de aprendizaje y socialización en el colegio. Sigue leyendo para identificar si tu hijo o hija está sufriendo acoso escolar, cómo ayudar a que esa situación termine y cómo evitarlo antes de que se convierta en un problema. 

EQUIPO PENGUIN KIDS

Entendemos de libros que molan

Aunque no hay una edad determinada en la que el acoso escolar se produce, es a partir de los diez años cuando este se hace más frecuente, no solo en las aulas o el círculo escolar, sino también entre individuos del mismo barrio o entorno social. Identificarlo es una de las labores más complejas a las que nos enfrentamos padres y tutores, ya que nuestros hijos varían rasgos de su personalidad de forma gradual y además lo hacen en fases en las que los cambios son naturales debido a su desarrollo como individuos. 

La preadolescencia es la etapa comprendida entre los nueve y los trece años y en la que nuestros hijos experimentan cambios físicos, emocionales y de conducta. 

Preparados... listos... ¡PREADOLESCENCIA!

Esta es una de las palabras más temidas por padres y madres de todo el mundo. La preadolescencia es un periodo que se ubica entre los nueve y los trece años, cuando se producen importantísimos cambios físicos, hormonales y conductuales. Nuestras hijas e hijos están próximos a convertirse en adultos y han dejado de ser esos cachorros que nos cuentan todo, nos preguntan todo y confían en nosotros para contarnos todo lo que les pasa, sea bueno o malo.

Es en ese momento cuando nos toca prestar mucha más atención a su comportamiento para identificar si todo va bien o si, por el contrario, hay algo anormal, no solo en su desarrollo físico y social, sino en su comportamiento, ya que a esta edad empiezan a ser más reservados y sustituyen las figuras materna y paterna por amigos u otras fuentes de información, como televisión o internet. 

Te recomendamos

invisible

Saber si nuestros hijos o alumnos están sufriendo acoso es un trabajo del día a día, observando sus cambios de personalidad sin confundirlos con los naturales asociados a la edad, además de otras pautas de comportamiento. Presta atención a los cambios más habituales y no subestimes ningún detalle. 

  • ¿No quiere ir a clase? Analiza la situación y observa si es por aburrimiento o falta de interés en la materia o por algún otro componente. 
  • ¿Cambios en la personalidad? Mucha atención a este punto, pues un niño o niña acosado/a no tiene por qué seguir un previsible cambio a un estado de tristeza y apatía. La agresividad o el nerviosismo son comportamientos habituales derivados de la frustración.
  • ¿Por qué pasa tantas horas en su habitación? La habitación de nuestros hijos es una especie de santuario sagrado para ellos. Todas sus posesiones se encuentran a su disposición y es normal que les encante pasar horas jugando o leyendo. Pero no es habitual que en plena etapa de socialización no quieran salir a la calle a jugar con otros niños o simplemente interactuar con otros miembros de la familia en el salón, la cocina, etc. 
  • ¿Qué tal las notas? La bajada del rendimiento escolar es habitual cuando hay asuntos que les obsesionan las veinticuatro horas del día. Analiza si es por aburrimiento o falta de interés o si, por el contrario, hay más donde rascar. 
  • ¿Y ese moratón? O nuestro hijo es muy torpe y se cae todos los días o detrás de esas lesiones, que se pueden confundir con las habituales de un juego brusco pero inofensivo, hay un capítulo de violencia. 

invisible

Si hemos identificado algunos de estos cambios, lo mejor siempre es contar con la ayuda de un profesional que sepa conducir de forma correcta la cuestión, prestando apoyo psicológico a nuestro hijo y guiando al afectado por el camino más adecuado para que supere la situación, además de ponerlo en conocimiento del centro o de los responsables del niño o niña acosador/a. 

Pero ya sabes lo que dicen: más vale prevenir que curar. Y aunque la mayoría de las veces este tipo de situaciones se nos escapen de las manos y sepamos de ellas cuando están en un estado avanzado, lo que sí podemos hacer es educar a nuestros hijos para identificar el acoso y saber gestionarlo para que no vaya a más ni para él ni para ningún compañero o compañera. 

  • ¿Qué es el acoso escolar? Ayuda a tus hijos a entender este comportamiento para que ellos mismos puedan determinar lo que están viendo y frenen esa conducta o ayuden a quien la está sufriendo. Definir el acoso escolar va unido a una enseñanza: es inaceptable. 
  • Corrige actitudes. Si percibes que tu hijo o hija tiene comportamientos violentos o agresivos, ya sean físicos o verbales, apacigua esa conducta desde la calma. 
  • Predica con el ejemplo. Nuestros hijos son esponjas y asumen el comportamiento que ven en casa como el patrón que han de seguir. Trata a los demás con respeto y condena las conductas violentas. 

Y si tú o tus hijos necesitáis ayuda profesional, puedes contar con la Fundación Anar de Ayuda a Niños y Adolescentes en Riesgo (www.anar.org), cuyo teléfono es gratuito, confidencial, anónimo, está operativo las veinticuatro horas, todos los días del año, para toda España y es atendido por psicólogos apoyados por trabajadores sociales y abogados.

teléfono contra el acoso escolar

Invisible, de Eloy Moreno, narra en primera persona una emotiva historia, la de un joven que sufre acoso escolar por parte de un compañero de clase. El acosador comienza con una exigencia a la que el protagonista se niega. A partir de ahí se desencadena el infierno. Una serie de continuas humillaciones hunden a nuestro protagonista en una depresión a la que resta importancia y que se agrava con el paso del tiempo. 
Para paliar este sufrimiento, el protagonista empieza a creer que tiene una serie de superpoderes, como la invisibilidad, que usa para pasar desapercibido. 

invisible_eloy_moreno

Eloy Moreno, con su novela Invisible, es el ganador del I Premio Yoleo de lectura para jóvenes, otorgado por la Plataforma YOLEO.club, que promueve la lectura entre los más jóvenes.

Clica en la imagen de abajo para descargarte una guía de lectura con un montón de actividades que ayudarán a tus hijos a asimilar qué es el acoso escolar y a tener algunos recursos para interiorizar la manera de enfrentarse a ese monstruo. 

guia lectura invisible

«Un libro que nos muestra poco a poco las piezas de un puzle que nosotros, como lectores, debemos ordenar para obtener una visión completa de la historia que se está contando. Duro, real y necesario. Os lo recomiendo muchísimo.»

IG El caos literario

«Un libro que me ha encantado. Una historia conmovedora, totalmente necesaria y que te llega al corazón.»

IG Iris de Asomo

Más Populares

Más populares

Artículos relacionados

La vida de los libros, las flores de este mundo
«Manolo era un librero que colocaba dos expositores en la esquina entre Princesa y Altamirano, dos calles del madrileño barrio de Argüelles (...). Debía sobrepasar los sesenta años, pero se movía como un hombre más joven mientras comprobaba una y otra vez la colocación de los libros, como si fuera un director de cine que verifica un encuadre». Detrás de todo gran escritor hay un gran lector. Y detrás de todo gran lector hay, sin duda, un gran librero. Porque los libreros son cicerones que nos abren paso en las estanterías para dirigir nuestra mirada hacia aquellos libros que están escritos -por el motivo que sea- para nosotros. En este extracto de «Maestros de la felicidad» (Roca Editorial), un viaje único por la historia de la filosofía, el escritor, crítico literario y ex profesor de filosofía Rafael Narbona ofrece un relato personal que nos descubre a Manolo, el librero que le inspiró e iluminó durante años.
La vida de los libros, las flores de este mundo
Los mejores libros para aprender de animales
Para amantes de animales, desde dinosaurios hasta conejitos
Los mejores libros para aprender de animales
El «cuchillo» de Salman Rushdie no corta, repara: la memoria contra la barbarie
Salman Rushdie tenía 41 años en 1988, cuando publicó su quinto libro, «Los versos satánicos», una obra inspirada libremente en la vida del profeta Mahoma. Finalista del Booker Prize y elogiado por la crítica, el título fue considerado una blasfemia por las autoridades islámicas. Así, el 14 de febrero de 1989, el líder espiritual iraní, el ayatolá Jomeini, emitió una fetua contra Rushdie y ofreció una recompensa por su asesinato. La condena fue mantenida tras la muerte de Jomeini meses después, lo cual provocó que Rushdie, de origen indio y formación británica, tuviese que vivir durante años en la clandestinidad -bajo el nombre de Joseph Anton- y el temor constante a ser asesinado. El 12 de agosto de 2022, Rushdie ya sumaba 75 años y estaba a punto de publicar su vigésimo primer libro, «Ciudad Victoria». Aquel día, Rushdie viajó a Chautauqua, en el estado de Nueva York, a pronunciar un discurso. Antes de su intervención, justo en el momento en que estaba siendo presentado, un hombre llamado Hadi Matar se abalanzó sobre él y le apuñaló en el cuello, en un intento de cumplir la amenaza que pesaba sobre el escritor desde hacía más de tres décadas. Rushdie quedó en condición crítica, conectado a un respirador y luchando por su vida; por fortuna, logró vivir para contarlo en «Cuchillo» (Random House, abril de 2024), unas reparadoras memorias cuyas primeras páginas publicamos en LENGUA a continuación.
El «cuchillo» de Salman Rushdie no corta, repara: la memoria contra la barbarie
Añadido a tu lista de deseos