Técnicas efectivas de asesoramiento psicológico

Wayne W. Dyer

Fragmento

cap

Conquistan los que creen que pueden. No ha aprendido la lección de la vida aquel que no supera cada día un temor.

RALPH WALDO EMERSON

Si ésta es la visión del futuro, si es ésta la dirección que queremos seguir, lo primero que hemos de considerar es cómo pretendemos llegar hasta allí y qué obstáculos se interponen en nuestro camino. Porque una visión de ese género no se plasma por sí sola. No podemos quedarnos esperando lánguidamente y pretender que nuestros sueños se hagan realidad por sí solos. El futuro no es algo que se nos regale: es algo que hemos de conseguir.

ROBERT F. KENNEDY, Promises to Keep

«Lo mejor cuando se está triste —contestó Merlín, empezando a soplar y resoplar— es aprender. Es lo único que no falla nunca. Puedes hacerte viejo y temblón, puedes pasarte toda la noche desvelado escuchando el desorden de tu cuerpo, puedes perder tu único amor, puedes ver el mundo que te rodea devastado por malvados lunáticos, o saber que tu honor está enfangado en las sentinas de las mentes ruines. Sólo hay una salida en ese caso: aprender. Aprender por qué se mueve el mundo y qué lo mueve. Eso es lo único que el pensamiento no puede nunca agotar ni enajenar, lo que nunca le torturará, lo que nunca temerá, lo que nunca le causará desconfianza, lo que ni en sueños podrá lamentar. Eso es lo más conveniente para ti: aprender. Considera todas las cosas que puedes aprender: ciencia pura, la única pureza que existe. Puedes aprender astronomía en una vida, historia natural en tres, literatura en seis. Y puedes luego, tras haber agotado un millón de vidas en la biología y en la medicina y la teosofía y la geografía y la historia y la economía, puedes, en fin, empezar a hacer una rueda de carreta con la madera adecuada, o pasar cincuenta años iniciando el aprendizaje de la técnica de derrotar en esgrima al adversario. Después puedes empezar de nuevo con las matemáticas, hasta que llegue el momento en que aprendas a arar.»

T. H. WHITE, The Once and Future King

cap-1

Introducción

Lo mismo que escritor es aquel que escribe (y no el que se llama a sí mismo o a sí misma escritor o escritora y luego se limita a hablar de escribir), profesional práctico es el que practica, el que hace. Y es en el profesional práctico en quien pensamos básicamente al compilar, estructurar y escribir este libro. El asesor en ejercicio, el instructor de asesores y el principiante interesado buscan una mayor eficacia y resultados visibles en el mundo de los seres reales. Son individuos empíricos, pragmáticos, que comprueban hipótesis y que tienen unas técnicas y capacidades teóricas y unas prácticas de conducta firmemente asentadas en virtud de su experiencia propia. Eso somos nosotros y ése suponemos que será nuestro público.

Así pues, lo que ofrecemos en este libro no va destinado a los que buscan fantásticos postulados teóricos sobre las diversas escuelas de asesoramiento y las diversas filosofías terapéuticas. No nos proponemos complacer a quienes buscan complicados esquemas de investigación y laboriosos métodos estadísticos. El lector hallará aquí muy pocas citas o referencias. No es éste otro árido o esotérico volumen destinado a propiciar un ascenso en el escalafón profesional. Lo que nos interesa es ofrecer lo que hemos aprendido sobre asesoramiento al profesional en ejercicio, a los que están consagrados a la difícil tarea de ser cada vez mejores en aquello que se han comprometido a ser.

Aunque reconocemos el valor del proceso de investigación, sabemos que no es la lectura de informes, sino la práctica y el trabajo duro lo que proporciona mayor eficacia en el asesoramiento. El conocimiento científico que suelen aportar estos informes es intrascendente porque los científicos de la conducta insisten en estructurar los planes, metodologías y procedimientos de investigación según los usos de los científicos físicos. Pero si se modela o estructura la investigación de los individuos en contextos de la vida real (que se hallan en un estado de continuo devenir) de acuerdo con los esquemas de investigación del mundo físico, los resultados no pueden ser ni muy válidos ni muy fiables. Como la conducta humana no está determinada ni es estable, no puede reproducirse en base a las estrictas normas del laboratorio de investigación. Lo que nos interesa a nosotros no son los esquemas de investigación sino la actuación eficaz, la interacción humana productiva en la matriz de situaciones de la vida real.

En este libro se exponen técnicas prácticas, técnicas que realmente funcionan. ¿Cómo podemos hacer tal afirmación? Porque las hemos probado. Las hemos vivido una y otra vez. Nacen de nuestra experiencia vital como asesores en ejercicio, de miles de horas de asesoramiento en nuestra práctica privada y en nuestro trabajo en la administración pública, y nacen de los cientos de grupos a los que hemos coasesorado. Constituyen parte de nuestra experiencia. Cuando se probaron por vez primera, muchas de las técnicas y métodos de este libro eran invenciones del momento… y funcionaron. Estas técnicas de asesoramiento propiciaron una diferencia significativa, un cambio de conducta en los clientes a los que servíamos. Generaron enfoques nuevos y fecundos y, en último término, formas nuevas de conducta en clientes de varias de las diversas etapas del asesoramiento. No una sola vez con un solo cliente, sino una y otra vez con muchos clientes diversos.

Las técnicas funcionaron por estar integradas en el proceso total de asesoramiento. Cuando las utilizamos en nuevos marcos, las alteramos, las perfeccionamos y elaboramos con el tiempo repertorios propios de técnicas de asesoramiento concretas que podíamos aplicar en el asesoramiento individual y en el de grupo. Sabemos que funcionan porque hemos instruido a centenares de asesores y profesionales relacionados en nuestras instituciones matrices y en numerosísimas tareas de asesoramiento por todo el país, en que los objetivos incluían siempre la instrucción de personal para el logro de niveles superiores de eficacia en el desempeño de servicios de ayuda a diversas poblaciones de clientes.

Utilizamos en estas páginas un enfoque deliberadamente no pedagógico. Nuestro propósito fue integrar una colección de artículos relacionados destinados al profesional en ejercicio que busca una mayor destreza técnica y una mayor eficacia personal. Hacemos muy pocas disquisiciones teóricas. Sólo utilizamos referencias con fin aclaratorio o explicativo. Se exponen en el libro pocos proyectos de investigación, no porque carezcan de valor sino porque este libro se compone, en realidad, de notas de dos asesores profesionales en ejercicio que son también instructores de asesores y que intentan transmitir lo que saben que funciona eficazmente. He ahí el verdadero propósito de esta obra. Sabemos que los clientes responden de modo positivo a los tipos de conducta asesora que describimos, que los miembros de grupos reaccionan también positivamente, que

Suscríbete para continuar leyendo y recibir nuestras novedades editoriales

¡Ya estás apuntado/a! Gracias.X

Product added to wishlist