El Mexiconario

Algarabía

Fragmento

Page 4 of 216
background image
El MexiconarioUn diccionario estado por estadoPrimera edición: octubre, 2019D.R. © 2019, Pilar Montes de Oca SiciliaD.R. © 2019, derechos de edición mundiales en lengua castellana:Editorial Otras Inquisiciones, S. A. de C. V.Pitágoras 736, 1er pisoDel Valle, Benito Juárez, C. P. 03100,Ciudad de México, tel. 5448 0430D.R. © 2019, derechos de edición mundiales en lengua castellana:Penguin Random House Grupo Editorial, S. A. de C. V.Blvd. Miguel de Cervantes Saavedra núm. 301, 1er piso,colonia Granada, delegación Miguel Hidalgo, C. P. 11520,Ciudad de Méxicowww.algarabia.comwww.megustaleer.mxPenguin Random House Grupo Editorial apoya la protección del copyright.El copyright estimula la creatividad, defiende la diversidad en el ámbito de las ideas y el conocimiento, promueve la libre expresión y favorece una cultura viva. Gracias por comprar una edición autorizada de este libro y por respetar las leyes del Derecho de Autor y copyright. Al hacerlo está respaldando a los autores y permitiendo que  continúe publicando libros para todos los lectores.Queda prohibido bajo las sanciones establecidas por las leyes escanear, reproducir total oparcialmente esta obrapor cualquier medio o procedimiento así como la distribuciónde ejemplares mediante alquiler o préstamo público sin previa autorización.Si necesitas fotocopiar o escanear algún fragmento de esta obra dirijase a CemPro (Centro Mexicano de Protección y Fomento de los Derechos de Autor, https://cempro.com.mx).ISBN: 978-607-318-644-5megustaleermexico@megustaleermex
Page 5 of 216
background image
5«Si a los cultos estuviera confiado dar el aliento a los idiomas, todavía estaríamos hablando en latín.» Alfonso ReyesCursé la educación primaria en el Centro Escolar Revolución. Una mole extraña, silenciosa y gigantesca con toques de art déco, enclavada pre-cisamente en el Centro Histórico donde antiguamente se asentaba la infame Cárcel de Belén. Ahí aprendí que los capitalinos hablábamos «español» y que era la herencia natural del proceso que dio su forma a nuestra capital tras la caída de la Gran Tenochtitlan y su conversión en la muy noble y muy leal Ciudad de México. Sin embargo, desde temprano puse en duda ese conocimiento tan generosamente brindado, debido a la existencia de palabras tan sonoras como «hijín», «cheve», «carnal», «joy» y mi favorita de los 70: «guato».Todas ellas eran de uso exclusivo de la capital, como pude comprobar después, ya que al viajar y ampliar mis estrechos horizontes culturales descubrí otras que significaban cosas totalmente distintas o cuyo significado desconocía completamente como el verbo «cucar» que aprendí Presentación
Page 6 of 216
background image
6en Guadalajara... y no hablemos ya de viajar a otros países donde también se hablaba «español» como en la Argentina donde el dilema televisivo que marcó generaciones era «la torta de jamón» del Chavo del 8, toda vez que allá, la referida «torta» es lo que nosotros conocemos como «pastel» olo que nosotros llamábamos «cajeta» para ellos era «dulce de leche»,dejando al producto orgullosamente guanajuatense con un significadorealmente extraño que por estar en horario de protección al menorno puedo reproducir en estas páginas.El libro que ahora tiene en sus manos, este «diccionario de mexicanismos», es mucho más que una simple recopilación de palabras, palabrejas y palabritas de cada uno de los estados de nuestro país; es, probablemente, la guía definitiva del viajero que busca ser entendido dentro de su propio país donde todos no hablamos ya español, sino «mexicano». Es tan indispensable como traer el boleto del camión, los calcetines en pares y los calzones limpios... es decir: la llave para salir del terruño y atrever

Suscríbete para continuar leyendo y recibir nuestras novedades editoriales

¡Ya estás apuntado/a! Gracias.X

Product added to wishlist