Mindfulness en movimiento

Francisco Vanoni

Fragmento

Corporativa

SÍGUENOS EN
Megustaleer

Facebook @Ebooks        

Twitter @megustaleerarg  

Instagram @megustaleerarg  

Penguin Random House

Una tarta pintada no saca el hambre.

Proverbio zen

PRÓLOGO

Un hijo es un vínculo, un lazo y una relación, una gran complejidad de interacciones complejas, sobre todo cuando descubrimos que cada hijo es una persona única, diferente y universal.

Me rindo al impulso de traer al momento presente el cofre de recuerdos que el corazón convoca y al que la mente amablemente adhiere. Pero los recuerdos simplemente inspiran y se desvanecen para volver a dejar paso a la realidad del presente. Donde está el corazón.

No necesito activar la mente y el cerebro que tienen la capacidad de calcular exactamente. Años atrás llegó Francisco a la decisión de hacer el programa de entrenamiento en la práctica de la presencia.

Me alegro de no haber intentado convencer a este ni a ningún otro hijo. No me resulta saludable convencer ni que me convenzan.

Él llegó, se quedó, practicó con determinación y el último día del cierre declaró en el grupo que sentía que la práctica era la herencia más valiosa que le dejaba. Comprendí inmediatamente que algo similar a lo que me había sucedido a mí le estaba ocurriendo a él. La práctica le tomó el corazón.

Nunca tendremos certeza de los tiempos en que las personas están listas para cambiar y transformarse. Para despertarse del letargo de los automatismos.

En un momento el reloj suena… Algunos no oyen. Otros oyen, pero manotean para apagar la alarma y siguen durmiendo. Otros están dispuestos a despertar. Fran despertó en ese programa.

Hoy, a la alegría y el agradecimiento de estar escribiendo el prólogo, se suman la alegría y el agradecimiento de presenciar en Fran una evolución que hace que transmita desde el único lugar que puede transmitirse: la práctica como camino de vida.

En este camino simple, y de tan difícil evolución, Fran ha descubierto su propio estilo de transmisión, sin clonar, tal vez siendo influenciado, pero sin quedar atrapado. Es una señal de que ambos hemos sabido darnos el espacio para descubrir la distancia exacta que nos une y nos diferencia desde el vínculo profundo de madre e hijo, nos mantiene enlazados ante las diferencias y nos permite cultivar una relación nada fácil, pero que el amor hace más simple.

Fran decidió tomar el cuerpo como eje central. Como madre e hijo hemos compartido el cuerpo. Hemos entremezclado desde el cuerpo inhalaciones y exhalaciones, emociones, sentimientos, sensaciones, dolor, alegría, y en un descuido, sufrimiento, confusión, reacción, tensión.

Abro la mano, los hijos tienen que partir. Y no solo Fran. También Loli, Margie, Juanchi y Andrés. Deseo de corazón que puedan elegir, ejercer la libertad como don único y recibirme como a una mamá humana con aciertos y desaciertos.

De corazón los recibo a ellos.

Gracias, Fran, por esta posibilidad.

CLARA BADINO

PRÓLOGO DEL AUTOR

Tres motivos me llevaron a escribir este libro. El primer motivo es que noto, cada vez más, la tendencia a conceptualizar la práctica de Mindfulness. Muchas personas quedan maravilladas con los datos científicos o las frases profundas. El deporte favorito del hombre moderno es estar “informado”. Creemos saber a partir de escuchar una charla o leer algún libro. Esto puede ser real para algunas cuestiones, pero en lo que a Mindfulness respecta, es como creer que memorizar un libro de Alain Ducasse me va a permitir cocinar como él.

El segundo motivo es el peligro de creer que Mindfulness es “respirar”. No niego el pode

Suscríbete para continuar leyendo y recibir nuestras novedades editoriales

¡Ya estás apuntado/a! Gracias.X

Product added to wishlist