The Crazy Haacks y el reloj sin tiempo (Serie The Crazy Haacks 3)

The Crazy Haacks

Fragmento

cap-1

imagen

Me encantan los fines de semana. Vale, ya sé que eso no es muy original: ¿acaso existe alguien en el MUNDO que prefiera los lunes a los sábados? Bueno, sí que existe: mi madre. Vale que somos un POOOOOOCO pesados y que tres Crazy Haacks son muchos locos, pero ¿tanto para desear que volvamos al cole cada lunes? No lo creo.

Pero aparte del bicho raro de mi madre, no puede haber sobre la faz de la tierra alguien tan LOCO que no le gusten los fines de semana. Y si lo hubiera, sería un EXTRATERRESTRE recién llegado del espacio que no distingue los días con deberes de los días en los que quedas con tus amigos, ves la tele, grabas vídeos y tus padres te dejan jugar a videojuegos.

imagen

Pero lo MEJOR, lo más IMPRESIONANTE y EXTRAORDINARIO de los WEEKENDS es que Mami nos deja levantarnos a la hora que queramos. El único despertador son los rugidos de nuestro estómago que hacen que nos despertemos para desayunar. Y hoy, de momento, eso todavía no ha ocurrido. ¡Así que hay que aprovechar!

Doy media vuelta para dormir un rato más mientras pienso en el reto más ÉPICO para el canal, que vamos a grabar hoy y que consiste en…

imagen

¡Jo! Esa es la pesada de mi hermana. SIEMPRE me está llamando para que la ayude a hacer cosas. ¿Por qué no se lo pide a Hugo, que duerme con ella? Seguro que ha utilizado la excusa de HACERSE EL DORMIDO para que lo deje en paz. ¡Voy a hacer lo mismo!

imagen

Pero ¿qué le pasa? ¿Acaso ha entrado un rinoceronte en casa? ¿O ha aterrizado una nave espacial en la terraza? Esos serían los ÚNICOS motivos para levantarme un sábado, THE BEST DAY EVER. El domingo también lo es, pero menos, porque está más cerca del lunes. Así que sigo con el plan «estoy-muy-dormido-no-oigo-nada-de-nada».

imagen

Qué raro. Normalmente no insiste tanto. ¿Y si ocurre algo? Abro los ojos decidido a ser un buen hermano mayor y voy a ver qué le pasa.

—Dani, ¿qué ocurre? —digo mientras entro en su habitación.

Lo que imaginaba: ni zombies ni aliens ni rinocerontes. Lo único extraño es que Hugo no está en su cama, algo más que raro teniendo en cuenta que SIEMPRE es el último en levantarse.

imagen

—¡Mira lo que he encontrado! —me dice alarmada enseñándome una carta.

imagen

—¿Qué es eso?

—Me lo he encontrado en el cajón de los calzoncillos de Hugo.

En el cajón… ¿DE LOS CALZONCILLOS?imagen

imagen—¿Y qué hacías tú mirando ahí?

—Buscar mi squishy. Siempre me lo quita y pensé que lo tendría escondido ahí… Pero no. En vez de eso he encontrado chuches ocultas en un calcetín, un examen suspendido sin firmar por Mami y esta carta.

imagen¿Una carta? ¿Será del cole? ¿Qué habrá hecho mi hermano esta vez?

Cojo la carta para leerla, pero no parece una carta del colegio. No tiene sello ni está escrita en ordenador. Además…, ¡es la letra de Hugo! Y, por si cabía alguna duda, las faltas de ortografía y los tachones son la CONFIRMACIÓN ABSOLUTA de que esta carta la ha escrito mi hermano. Eso y que las líneas van arriba y abajo.

imagen

imagen

—No lo entiendo —digo.

—Yo tampoco, Mateo… HANNAH es «HANNAH», ¿no? Solo conocemos a la sobrina de Klaus, el inventor del futuro…

imagen—Sí, pero ¿para qué le escribe si no le puede contestar? Creo que el amor le está trastocando las neuronas…

imagen

—Pero Hugo dice que le encantó su mensaje de ayer… ¡Eso significa que están hablando!

—¡Eso es imposible, Dani! Está todo en la imaginación de Hugo —digo convencido—. Está enamorado de Hannah y le escribe cartas imaginarias en un cuaderno. ¿Cómo va a mandar o recibir cartas de alguien del futuro? ¡Hannah vive en el año 2318!

imagen

imagen—Bueno, Mateo, también era imposible viajar al pasado, hacerse diminuto, mover cosas con la mente… y los inventos de Klaus y Hannah lo han hecho posible.

Eso es verdad. Todo lo que nos ha pasado es MÁS que INCREÍBLE. A lo mejor Daniela tiene razón… Pero no estoy tan seguro. Solo hay una manera de saber si realmente puede comunicarse con Hannah.

—Lo mejor será que le preguntemos directamente y nos dé una explicación.

—¡NoooOOoooO, Mateo! ¡Si se entera de que he estado fisgoneando en sus cajones no me devolverá mi squishy!

—Pero lo estabas buscando porque te lo había robado, ¿no? Pues estáis en paz.

Daniela me mira poco convencida, pero los dos nos ponemos de pie para buscar a Hugo. ¡Hay que averiguar lo que está escondiendo! Pero… ¿dónde está? Su lugar favorito es la cama y está vacía. Bueno, y después de la cama, su lugar favorito es…

¡LA COCINA!

imagen

Las dos grandes debilidades de mi hermano son COMER y DORMIR. Bueno, y ahora HANNAH, claro…

Bajamos corriendo las escaleras dispuestos a descubrir LA VERDAD y nos encontramos a Hugo mirando embobado la tostadora. ¿Es que acaso no se ha despertado aún?

imagen

cap-2

imagen

—¡¡¡Hugo!!! —Mi grito le asusta tanto que salta como si fuese un canguro con muelles ultrasónicos en los pies.

—¡Me has asustado! ¿Qué pasa?

Me acerco a él y le digo MUY serio, como si fuese un detective de una serie de la tele:

—¿Tienes algo que contarnos?

—Sí, que eres tonto por asustarme —r

Suscríbete para continuar leyendo y recibir nuestras novedades editoriales

¡Ya estás apuntado/a! Gracias.X

Product added to wishlist