La increíble historia de... El monstruo del Buckingham Palace

David Walliams

Fragmento

cap

He aquí a los personajes de esta historia...

EL PRINCIPE ALFRED es un joven enfermizo que, a sus doce años, nunca ha visto el mundo más allá del palacio de Buckingham.

imagen

EL REY fue en tiempos un gran gobernante y un padre cariñoso, pero ahora anda tan perdido como su reino.

imagen

LA REINA es una señora muy fina y elegante a la que su hijo quiere con locura. Alfred y ella tienen una relación inquebrantable.

imagen

EL GRAN CHAMBELAN es un erudito que empezó su carrera en la casa real cuarenta años atrás, en la biblioteca del palacio. Desde entonces ha ido ascendiendo hasta convertirse en el principal consejero del rey, pero ansía tener más poder.

imagen

PIZCA es una niña huérfana que vive en la calle, más allá de los muros del palacio. La llaman así porque es muy menuda. Sus padres murieron siendo ella pequeña, y desde entonces ha tenido que valerse por sí misma.

imagen

NANNY es una niñera octogenaria que ha criado a dos generaciones de la familia real. Cuidó del rey cuando era pequeño y ahora se ocupa del príncipe Alfred.

imagen

LA REINA MADRE es una anciana, viuda del anterior rey. Fue acusada de traición y vive en el exilio, aunque nadie sabe exactamente dónde. Excepto ella, claro está.

imagen

LADY AGATHA Y LADY ENID son dos de las antiguas damas de compañía de la reina madre. Se encargaban de varias tareas, como llevarle ramos de flores o escribir cartas a máquina. Ahora también viven en el exilio junto con otras cuatro damas de compañía: Lady Beatrix, Lady Virginia, Lady Daphne y Lady Judith.

imagen

imagen

Los soldados de la GUARDIA REAL llevan máscaras de calavera doradas y largas capas rojas. Van armados con escopetas láser y su misión es proteger el palacio a toda costa.

imagen

EL VERDUGO es un hombretón que se cubre la cara con un antifaz negro. Es el encargado de todas las torturas y las ejecuciones que se llevan a cabo en la Torre de Londres.

imagen

EL OCTODOMO es un robot provisto de ocho brazos y concebido para realizar las mismas tareas que un mayordomo humano.

imagen

EL OJO QUE-TODO-LO VE es un robot volador que se parece mucho a un globo ocular gigante. El Gran Chambelán lo controla para saber en todo momento qué se cuece en el palacio de Buckingham.

imagen

imagen

imagen

cap-1

imagen

El grifo es el rey de las bestias mitológicas.

Es mitad águila (reina de las aves) y mitad león (rey de todos los animales). Tiene cabeza y alas de águila, mientras que el cuerpo y las patas traseras son de león.

Durante muchos siglos se creyó que semejante criatura era tan solo una leyenda. Las civilizaciones antiguas rendían culto al grifo, que aparece en relatos del Antiguo Egipto y la Grecia clásica.

En la Edad Media, este ser mitad águila, mitad león se convirtió en símbolo de poder divino.

El poder sobre la vida y la muerte.

El poder de crear o destruir el universo.

Un poder infinito y eterno.

En el pasado, la figura del grifo inspiraba un gran terror. Por eso se ha usado a lo largo de los siglos como símbolo de la monarquía. Reyes y reinas lo hicieron grabar en sus blasones, banderas y escudos de armas. El mensaje era sencillo: someteos a la Corona o sucumbid bajo las garras de la bestia.

El grifo se parece un poco a un dinosaurio, esas criaturas aterradoras que dominaban la Tierra hace millones de años. Sin embargo, a diferencia de los dinosaurios, nadie ha encontrado nunca un esqueleto de grifo.

Pero eso no significa que no hayan existido.

O que no puedan volver a existir...

imagen

cap-2

imagen

cap-3

imagen

Era mediodía, pero el cielo estaba negro.

Hacía cincuenta años que el país vivía sumido en la oscuridad porque durante siglos los habitantes de la Tierra habían descuidado el planeta.

Habían quemado todos los bosques, reduciendo a cenizas hasta el último árbol.

Habían llenado de desechos los ríos, lagos y mares, aniquilando todos los peces.

Habían excavado las entrañas de la Tierra en busca de petróleo hasta dejarla hueca por dentro.

Y al final el planeta se volvió en su contra.

Los casquetes polares del Ártico y de la Antártida se derritieron. Hubo inundaciones tan poderosas que dejaron países enteros sumergidos bajo el agua.

Violentos terremotos arrasaron ciudades enteras, sin dejar a su paso más que pilas de escombros.

Suscríbete para continuar leyendo y recibir nuestras novedades editoriales

¡Ya estás apuntado/a! Gracias.X

Product added to wishlist