La imaginación no es algo que nazca de forma espontánea. Adultos y niños necesitamos consumir recursos que nos sirvan de referente para generar nuevas ideas, que a su vez sirvan como disparadores de otras ideas más novedosas y complejas, y una de las mejores formas de añadir nuevas ideas es mediante la ilustración. Si querés saber cómo fomentar la imaginación de tus hijos, seguí leyendo.