• ¡En oferta!
  • -5%
Acceso al comportamiento

Acceso al comportamiento

CABALLO DE TROYA , abril 2011

Una novela sobre la generación que ha renunciado a encontrar el sentido de la vida. Se trata de vivir el presente, y punto.

Aviso de lectura

Creo recordar que en una novela de Gombrowicz, Cosmos, en algún momento el protagonista mira al techo de su habitación y ve una raya que bien pudiera ser una pequeña grieta pero que él interpreta como un signo, una señal, un aviso. Ver signos por todas partes es hoy uno de los vicios que la posmodernidad nos ha legado. Vemos por ejemplo un programa de televisión en el que sale Belén Esteban y no nos conformamos con ver mierda sino que desde el retrete rosa nos remontamos hasta la condición efímera de las identidades bajo el capitalismo depredador sin que falte quien vea en la susodicha un remake rizomático y fungible de Madame Bovary. Todo es signo: los padres, las novias, los trabajos, los amigos, los silencios. Signos de nada seguramente, pero ver signos e interpretarlos es hoy el único juguete mental que se nos permite.

Si cito a Gombrowicz no es solo para lucir mi cultura literaria #la cultura es hoy un significante que apenas requiere significado- sino porque el protagonista de esta novela sufre a mi entender de ese síndrome de sobresignificación que, si no les importa, llamaré «el síndrome de Constantino», en homenaje a aquel emperador que soñó con dos rayas en forma de cruz y concluyó con el famoso In hoc signo vinces. Un protagonista -«edad indeterminada entre los treinta y los cuarenta, aire de tener estudios superiores, cierta apariencia no convencional. Educado, pero no muy cordial. Con ese tipo de presencia o mirada del que se le supone un vasto mundo interior, repleto de esquirlas y sinsabores»- que ve carteles dispersos por la ciudad y, obsesionado, quiere pensar que revelan y esconden un mensaje. No les extrañe: en una vida carente de sentido se trata de encontrar uno sea como sea. No es que se vuelva loco: para quien vive en extravío lo real es el mapa y no la realidad. Y la novela narra eso: cómo, muerta la realidad, solo nos queda su epitafio, el mapa, es decir, el Juego de la Oca. De signo en signo y vivo porque me toca. No esperen a que Babelia, El Cultural, el ABCD o el suplemento cultural de El Progreso de Lugo se lo diga: esta es la mejor novela del año. O casi.

Reseña:
«En un momento en que la literatura actual solo se mira el ombligo en forma de autoficción post-post-postmoderna, este libro nos reconcilia con la idea de que se puede mirar hacia fuera con perspicacia, con interés y con un acendrado espíritu crítico. No se la pierdan.»
Sr. Molina en el blog Solodelibros

Leer más

Aviso de lectura

Creo recordar que en una novela de Gombrowicz, Cosmos, en algún momento el protagonista mira al techo de su habitación y ve una raya que bien pudiera ser una pequeña grieta pero que él interpreta como un signo, una señal, un aviso. Ver signos por todas partes es hoy uno de los vicios que la posmodernidad nos ha legado. Vemos por ejemplo un programa de televisión en el que sale Belén Esteban y no nos conformamos con ver mierda sino que desde el retrete rosa nos remontamos hasta la condición efímera de las identidades bajo el capitalismo depredador sin que falte quien vea en la susodicha un remake rizomático y fungible de Madame Bovary. Todo es signo: los padres, las novias, los trabajos, los amigos, los silencios. Signos de nada seguramente, pero ver signos e interpretarlos es hoy el único juguete mental que se nos permite.

Si cito a Gombrowicz no es solo para lucir mi cultura literaria #la cultura es hoy un significante que apenas requiere significado- sino porque el protagonista de esta novela sufre a mi entender de ese síndrome de sobresignificación que, si no les importa, llamaré «el síndrome de Constantino», en homenaje a aquel emperador que soñó con dos rayas en forma de cruz y concluyó con el famoso In hoc signo vinces. Un protagonista -«edad indeterminada entre los treinta y los cuarenta, aire de tener estudios superiores, cierta apariencia no convencional. Educado, pero no muy cordial. Con ese tipo de presencia o mirada del que se le supone un vasto mundo interior, repleto de esquirlas y sinsabores»- que ve carteles dispersos por la ciudad y, obsesionado, quiere pensar que revelan y esconden un mensaje. No les extrañe: en una vida carente de sentido se trata de encontrar uno sea como sea. No es que se vuelva loco: para quien vive en extravío lo real es el mapa y no la realidad. Y la novela narra eso: cómo, muerta la realidad, solo nos queda su epitafio, el mapa, es decir, el Juego de la Oca. De signo en signo y vivo porque me toca. No esperen a que Babelia, El Cultural, el ABCD o el suplemento cultural de El Progreso de Lugo se lo diga: esta es la mejor novela del año. O casi.

Reseña:
«En un momento en que la literatura actual solo se mira el ombligo en forma de autoficción post-post-postmoderna, este libro nos reconcilia con la idea de que se puede mirar hacia fuera con perspicacia, con interés y con un acendrado espíritu crítico. No se la pierdan.»
Sr. Molina en el blog Solodelibros

Leer menos
Colección
Caballo de Troya
Páginas
192
Target de edad
Adultos
Tipo de encuadernación
eBook
Idioma
ES
Fecha de publicación
08-04-2011
Autor
Antonio Doñate
Editorial
CABALLO DE TROYA
Colección
Caballo de Troya
Páginas
192
Target de edad
Adultos
Tipo de encuadernación
eBook
Idioma
ES
Fecha de publicación
2011-04-08
Autor
Antonio Doñate
Editorial
CABALLO DE TROYA
9788496594944
08-04-2011
Antonio Doñate
Antonio Doñate
Ver Más
Antonio Doñate nació en Madrid en 1969, vivió en Valencia hasta 1996 y desde entonces reside en Vigo. Licenciado en Bellas Artes, trabaja como diseñador gráfico en el ámbito editorial y cultural. En 2009 publicó... Leer más

Antonio Doñate nació en Madrid en 1969, vivió en Valencia hasta 1996 y desde entonces reside en Vigo. Licenciado en Bellas Artes, trabaja como diseñador gráfico en el ámbito editorial y cultural. En 2009 publicó su primera novela, La paz social.

Leer menos
Ver Más

Suscríbete a nuestras novedades editoriales

Novedades

Otros libros del autor

Actualidad

Artículos relacionados con este libro

Reseñas

Reseñas

No hay reseñas
Añadido a tus libros guardados