A lo largo de su crecimiento, nuestros hijos desarrollarán de forma más precisa ciertos tipos de pensamiento, como el crítico y el analítico, ambos fundamentales para saber tomar decisiones y que estas sean independientes de las escogidas por las personas de su entorno. Sigue leyendo para saber cómo potenciar estos dos pensamientos y que tu hijo o hija siempre tome la decisión correcta.