Los textos que siguen, firmados por un tal Jean-Michel Kubelq, son apuntes biográficos sobre los años mozos del (supuestamente) célebre cineasta Nathanial Hörnblowér. O eso parecen a simple vista. En realidad, estas dos piezas son un velado y cómplice tributo de Wes Anderson (quien se esconde tras el enigmático Kubelq) al malogrado Adam Yauch, miembro fundador de los Beastie Boys fallecido en mayo de 2012. Publicadas en origen en «Beastie Boys. El libro», estas líneas rinden un divertido homenaje al personaje creado por Yauch (además del célebre MCA) para desarrollarse como director de videoclips.