Comer, además de necesario, es uno de los mayores placeres de la vida. Sabores, colores, texturas, olores... todo en la comida nos produce felicidad. Y hay tantas comidas que tenemos asociadas a momentos felices, que recurrimos a ellas cuando queremos evocar ese recuerdo. ¿Recuerdas las comidas de las etapas de tu vida?