Mejor que nunca

Fragmento

Mejor que nunca

Nota para el lector

Mejor que nunca contesta a la pregunta: ¿Cómo cambiar? Con una sola respuesta: usando hábitos.

Los hábitos son la arquitectura invisible de la vida diaria. Casi todos los días repetimos alrededor del 40 por ciento de nuestro comportamiento. Es por ello que los hábitos dan forma a nuestra existencia y nuestro futuro. Si los cambiamos, transformaremos nuestra vida.

Entonces surge otra pregunta: ¿Cómo cambio mis hábitos? Eso es lo que este libro busca responder.

Pero, aunque Mejor que nunca te explique cómo transformar tus hábitos, no te dirá cuáles en particular. No te enseñará lo primero que debes hacer por las mañanas, ni que debes comer postre sólo dos veces a la semana o limpiar tu oficina. (Bueno, la verdad es que esa es una de las áreas dónde sí digo cuál hábito me parece mejor. Pero sólo uno.)

El punto es que no existe una solución que sea útil para todos. Es fácil soñar que si copiamos los hábitos de la gente productiva, creativa, talentosa… lograremos un éxito similar, pero no es así. Cada quien debe cultivar los hábitos que le funcionan. Para algunas personas es mejor empezar poco a poco, por algo pequeño; para otras, lanzarse a lo grande. Algunos necesitan hacerse responsables; otros, se resisten a la responsabilidad. Algunos progresan cuando se dan un descanso ocasional de sus buenos hábitos; otros cuando nunca rompen la cadena. Por ello la formación de hábitos es tan difícil.

Lo más importante es conocerte a ti mismo, y escoger la estrategia que mejor trabaje para ti.

Antes de empezar, identifica algunos hábitos que te gustaría adoptar o cambios que quisieras hacer. Luego, conforme vayas leyendo, considera qué pasos deseas probar. Tal vez quieras escribir la fecha de hoy en la guarda (la página en blanco después de la portada) de este libro, así recordarás cuándo empezaste el proceso de cambio.

Para auxiliarte en la formación de hábitos, con regularidad posteo sugerencias en mi blog. También he creado muchas fuentes para ayudarte a hacer tu vida mejor que antes. Pero espero que la inspiración más convincente sea el libro que tienes en tus manos.

Veo los hábitos a través del lente de mi propia experiencia, es por eso que este volumen está coloreado con mi personalidad e intereses particulares. Tal vez pienses “Bueno, si cada quien forma sus propios hábitos, ¿por qué he de leer un libro sobre lo que otro hizo?”

Bien, a través de mis estudios sobre hábitos y felicidad, he descubierto algo sorprendente: aprendo más de las experiencias de otras personas que de los estudios científicos o los tratados filosóficos. Es por esta razón que Mejor que nunca está lleno de ejemplos individuales sobre transformaciones de hábitos. Tal vez no te seduce la Nutella, ni viajas mucho por trabajo, ni te esfuerzas por mantener un diario de agradecimientos, pero todos podemos aprender de los demás.

Es muy simple transformar nuestros hábitos, pero no es fácil.

Espero que la lectura de Mejor que nunca te anime a utilizar el poder de los hábitos para transformar tu propia vida. No importa cuándo leas esto o dónde te encuentres ahora… Estás en el lugar y momento correcto para empezar.

Mejor que nunca

Introducción
DECIDO NO DECIDIR

Es un profundo error que debamos cultivar el hábito de pensar lo que estamos haciendo. El preciso opuesto es la cuestión. La civilización avanza extendiendo el número de operaciones importantes que podemos hacer sin pensar en ellas.

ALFRED NORTH WHITEHEAD, Una Introducción a las matemáticas

Desde que tengo memoria, una de mis secciones favoritas en cualquier libro, revista, juego o programa de televisión es “antes y después”. Siempre que leo esas palabras quedo enganchada. El pensar en una transformación, de cualquier tipo, me emociona. No interesa si es un cambio importante, como dejar de fumar, o uno trivial, como organizar un escritorio, me encanta leer cómo y por qué alguien lo hizo.

“Antes y después” atrapó mi imaginación y provocó mi curiosidad. Algunas veces, la gente logra hacer cambios dramáticos, pero por lo general no puede. ¿Por qué sí o por qué no?

Como escritora, mi mayor interés es la naturaleza humana y, en particular, el tema de la felicidad. Hace algunos años descubrí un patrón: cuando la gente me platica de un “antes y después” que aumentó su felicidad, a menudo mencionan la formación de un hábito importante. Y cuando fueron infelices por un cambio que no lograron realizar, casi siempre también está relacionado con un hábito.

Un día, mientras estaba comiendo con una amiga, dijo algo que transformaría mi interés casual por los hábitos en una preocupación de tiempo completo.

Después de ver el menú dijo: “Quiero adoptar el hábito de hacer ejercicio pero no puedo, y de verdad me molesta.” Entonces, agregó una pequeña observación que me absorbería por mucho tiempo: “Lo raro es que en la preparatoria estaba en el equipo de atletismo y nunca me perdía un solo entrenamiento, pero ahora no puedo ir a correr. ¿Por qué?”

“¿Por qué?” Repetí mientras repasaba en la mente mi índice de cartas de felicidad, buscando para encontrar algo relevante o una explicación útil. Nada.

Nuestra conversación cambió de tema, pero conforme los días pasaban, no podía sacar ese diálogo de mi mente. La misma persona y la misma actividad, pero un hábito diferente. ¿Por qué? ¿Por qué podía hacer ejercicio en el pasado, pero ahora ya no? ¿Cómo podría empezar otra vez? Su pregunta me zumbaba en la cabeza con esa energía especial que me dice que tropecé con algo importante.

Al final, relacioné la conversación con lo que ya había descubierto en las historias de los “antes y después”, y todo se iluminó: Para entender cómo puede cambiar la gente, primero debo entender los hábitos. Me invadió esa sensación de alegría anticipada y alivio que siento cada vez que tengo la idea para mi siguiente libro. ¡Era obvio! Hábitos.

Siempre que empiezo con un tema, leo todo lo que esté relacionado. Así que empecé a saquear los estantes de ciencia cognitiva, economía conductual, gobierno monástico, filosofía, psicología, diseño de productos, adicciones, investigación del consumidor, productividad, entrenamiento animal, ciencias de la decisión, política pública, diseño de habitaciones y rutinas de un ja

Suscríbete para continuar leyendo y recibir nuestras novedades editoriales

¡Ya estás apuntado/a! Gracias.X

Añadido a tus libros guardados