Mis finanzas personales

Camilo Pinto Andrade

Fragmento



Índice

Portadilla

Índice

Primera parte

Introducción

I. Creencias y hábitos que nos impiden lograr nuestros objetivos

II. Modelo de planeación financiera

III. Cinco palancas para hacer su camino más fácil

Segunda parte

Sección I. Primera etapa de la vida

Sección II. La segunda etapa de la vida

Sección III. La tercera etapa de la vida

Sección IV. Cosas que debemos saber en todas las etapas de la vida

Consideraciones finales

Notas

Créditos

Grupo Santillana

Primera Parte

PRIMERA PARTE

Introducción

Introducción

El objetivo es ayudarlo a incrementar su inteligencia financiera y a que pueda tener los fundamentos y las bases para que la construcción de su vida financiera pueda estar sobre terreno firme.

Para abordar el tema sobre cómo conseguir seguridad financiera, es necesario empezar por el concepto de planificación financiera.

¿Qué es planificación financiera?

La planificación financiera es una metodología, un medio y una forma que le permiten tener más posibilidades de alcanzar sus sueños. Le permiten organizar sus recursos financieros en el presente, de tal forma que le permitan cumplir sus objetivos tanto en el corto, como en el mediano y el largo plazo.

La planificación financiera puede ser una manera de obtener libertad financiera; es decir, poder llegar a ese momento en la vida en el que no dependa de un trabajo y en el que su disciplina y su inteligencia financiera lo lleve a poder liberar tiempo y a poder realmente tener una buena calidad de vida, entendida como una combinación eficiente entre el tiempo que tiene disponible para hacer las cosas que le gustan y el ingreso que está teniendo.

La planificación financiera permite diseñar su propio futuro financiero, diseñar lo que usted quiere tener de la vida sin esperar a que el futuro sea algo del azar o que dependa de las circunstancias. Lamentablemente, muchas personas enfocan su vida de una manera un poco reactiva, esperando a que las cosas pasen.

La planificación financiera le permite decidir qué quiere en la vida, en vez de esperar a que la vida decida por usted. También le permite aplicar una metodología concreta para que esto sea una realidad y pueda tener una vida de prosperidad. Usted encontrará fundamentos que lo van a ayudar a desmitificar los conceptos de prosperidad y de riqueza, ya que muchas veces, cuando se entra en contacto con personas exitosas, no se tiene muy claro qué fue lo que estas personas hicieron o cómo estructuraron su vida para llegar a donde están.

La planificación financiera le permite tener un mapa que le indica la ruta para alcanzar sus sueños. Un mapa es vital cuando se emprende un viaje, le da sentido, lo orienta, le dice exactamente de dónde se está arrancando y hacia dónde se debe ir. Le permite conocer los recursos con los cuales se cuenta y le permite ir de (a) a (b), entendiendo (a) como el punto donde está en su vida y (b) el punto al que quiere llegar.

La planificación financiera le permite diseñar un plan centrado en objetivos para poder conseguir seguridad financiera; el plan le va a decir qué hacer, cómo hacerlo, cuánto tiempo tardará y la viabilidad real que tiene para poder conseguir lo que quiere.

Para que el proceso de planificación financiera funcione de una manera correcta y para que se pueda potencializar, es muy importante que se haga la siguiente pregunta:

¿Qué quiere usted de la vida?

Todo inicia por una razón, por un sueño. Los sueños y las cosas que se quieren en la vida le dan la energía, lo motivan a ser mejor, a superar obstáculos, le dan un sentido de propósito.

Hagamos un ejemplo con una situación hipotética. Imagine que hay dos edificios supremamente altos uno al lado del otro, edificios de unos 50 pisos de altura. Los edificios están unidos por una tabla de 40 centímetros de ancho. En la azotea de uno de esos edificios está usted y la azotea del otro edificio hay una bolsa con US$1’000.000.

¿Se atrevería usted a pasar por esa tabla de 40 centímetros de ancho al otro edificio para recoger la bolsa con el millón de dólares?

Algunas personas quizá dirían: «Sí, yo pasaría». Otras de pronto lo pensarían mejor y tal vez dirían que no. Lo que sí es una realidad es que un millón de dólares para muchos es una cantidad importante de dinero que lo ayudaría sin duda a conseguir muchos de esos sueños. Pero hay veces que ese millón no es un motivo suficientemente grande.

Ahora cambiemos el escenario. Imagine los mismos dos edificios, usted está en la azotea de uno de ellos y en la azotea del otro está su hijo o su hija, su papá o su mamá. El edificio en que está esa persona que usted tanto quiere está en llamas y esa persona le está gritando con lágrimas en los ojos: «Pap

Suscríbete para continuar leyendo y recibir nuestras novedades editoriales

¡Ya estás apuntado/a! Gracias.X

Añadido a tus libros guardados