El mapa del caos (Trilogía victoriana 3)

Félix J. Palma

Fragmento

cap-1

Guía del lector

Dada la complejidad de asuntos y los numerosos personajes que deambulan por esta novela, me veo obligado a facilitar al bienintencionado lector una relación de los más relevantes. Aunque es mi deber advertirles de que su lectura podría desvelar ciertos aspectos de la trama, por lo que si prefieren aventurarse en estas páginas con una venda sobre los ojos, les recomiendo que la sorteen con elegancia. No me lo tomaré como una ofensa.

Para los menos atrevidos, el listado, por riguroso orden de aparición, es el siguiente:

Wells Observador: eminente biólogo, versión alternativa del escritor H. G. Wells en algún otro mundo.

Jane Observadora: esposa de Wells Observador, directora de proyectos de su laboratorio, versión alternativa de Amy Catherine Robbins en algún otro mundo.

Dodgson Observador: profesor de matemáticas, versión alternativa del escritor Lewis Carroll en algún otro mundo.

Newton: perro de la raza border collie usado por Wells Observador como cobaya en sus experimentos.

Herbert George Wells: escritor británico, más conocido como H. G. Wells, considerado el padre de la ciencia ficción y autor de numerosas novelas, entre ellas: La máquina del tiempo, La guerra de los mundos y El hombre invisible. Si han leído esta trilogía, es innecesario añadir nada más, salvo quizá que en 1970 se bautizó con su nombre un astroblema lunar.

Amy Catherine Robbins: esposa del escritor H. G. Wells, quien cariñosamente la apodaba Jane.

Cornelius Clayton: agente de la División Especial de Scotland Yard, encargada de estudiar lo sobrenatural. Perdió la mano izquierda en su primera misión y desde entonces usa una sofisticada prótesis de madera y metal.

Angus Sinclair: capitán de la División Especial de Scotland Yard. Se desconoce cómo perdió su ojo derecho, por lo que no podemos descartar que fuera depilándose las cejas.

Valerie de Bompard: hermosa aristócrata francesa afincada en el pueblo maldito de Blackmoor, e interés amoroso del agente Clayton.

Armand de Bompard: esposo de la condesa de Bompard, científico adelantado a su tiempo.

Muscardinus avellanarius: popularmente conocido como lirón castaño, autóctono de las islas Británicas.

Lady Ámbar: famosa médium de Londres, experta en materializaciones ectoplasmáticas.

Sir Henry Blendell: arquitecto de Su Majestad, diseñador de los más grandiosos pasadizos y muebles truncados de la Historia, hombre de gran talla moral hasta que se demuestre lo contrario.

Theodore Ramsey: cirujano, químico y biólogo eminente, aficionado a crujirse los dedos de las manos.

Williams Crookes: reputado científico e investigador de fenómenos paranormales. Es conocido sobre todo por su defensa de la médium Florence Cook, capaz de contactar con el espíritu de Katie King, hija del legendario pirata Henry Morgan.

Catherine Lansbury: anciana de misterioso pasado, viuda, aficionada al espiritismo, inventora del Sirviente Mecánico, apasionada de las galletas Kemp.

El hombre invisible: villano de la historia, despiadado asesino cuya identidad, evidentemente, no vamos a desvelar en las primeras páginas. Baste decir que se le conoce como M.

Clive Higgins: doctor en neurología, psicoanálisis y demás afecciones del alma.

Gilliam Murray: conocido como el Dueño del Tiempo, quien fingió su muerte en la cuarta dimensión. Desde entonces se esconde bajo la falsa identidad del millonario Montgomery Gilmore, que sufre de vértigo.

Emma Harlow: joven neoyorquina, prometida del millonario Gilmore, de quien ignora su verdadera identidad, y a la que no se la puede conquistar usando las mismas tácticas que con el resto de las mujeres.

Dorothy Harlow: tía de Emma, vieja y amargada solterona, irremediablemente abocada a morir en soledad.

Baskerville: cochero de Gilmore, octogenario cuando menos, muestra una extrema fobia hacia los perros.

Arthur Conan Doyle: médico y escritor escocés, aficionado al espiritismo y presunto telépata, conocido por ser el creador de Sherlock Holmes, el detective más famoso del mundo.

Jean Leckie: amante de Arthur Conan Doyle.

Ejecutor 2087V: organismo cibernético programado para matar a aquellos que pueden saltar entre mundos. Realiza su trabajo con eficacia, pero debido a un defecto de fabricación, no puede evitar que lo inunde un sentimiento de culpa.

Cleeve: mayordomo de Undershaw. Desconocemos su vida privada.

Alfred Wood: alias Woodie, estoico secretario de Doyle con un más que decente brazo para el críquet y un inusitado talento para la ventriloquia.

Gran Ankoma: también conocido como Amoka o Makoma, prodigioso médium criado en Sudáfrica por una tribu bantú, especializado en escritura automática. Su nombre, cuando se pronuncia correctamente, significa el último niño nacido, aunque advertimos que la traducción es aproximada.

Alicia Liddell: niña de seis años, una de las hijas del decano Liddell, modelo real en el que se inspira el personaje protagonista de Alicia en el País de las Maravillas.

Lewis Carroll: seudónimo del escritor británico Charles Dodgson, autor de Alicia en el País de las Maravillas, y su secuela, Alicia a través del espejo. También publicó numerosos artículos y libros de matemáticas, estos con su verdadero nombre, y fue un notable fotógrafo, un soñador inofensivo y un tartamudo adorable. Aunque era profesor en la Christ Church College de Oxford, rechazó que lo ordenaran sacerdote. Los motivos se desconocen.

Elmer: mayordomo de Gilmore, felizmente casado con Daisy, adicta a los bizcochos rellenos de confitura de arándanos.

Eric Rucker Eddison: escritor británico conocido sobre todo por su primera obra, La serpiente Uróboros, novela que rinde homenaje a los mitos escandinavos. Muchos estudiosos consideran que esta obra abrió el camino de la fantasía moderna.

El mapa del caos: libro que contiene la salvación del mundo, de este y de todos los que puedan imaginar. Y también el libro que se disponen a leer.

No creo en fantasmas, pero me dan miedo.

MADAME DU DEFFAND

Si de algún modo controlásemos las probabilidades, podríamos llevar a cabo hazañas que serían indistinguibles de la magia.

MICHIO KAKU,

Universos paralelos

Dios sabe que h

Suscríbete para continuar leyendo y recibir nuestras novedades editoriales

¡Ya estás apuntado/a! Gracias.X

Añadido a tus libros guardados