¿Por qué muerden o pegan los niños?
Pequeños preguntones 3 min.

¿Por qué muerden o pegan los niños?

Mordiscos, tirones de pelo, rabietas, lanzar objetos... ¿Te suenan estas reacciones en tu hijo o hija? 

Son reacciones primarias que tienen todos los niños antes de saber expresar sus carencias o deseos con fluidez. Es su manera de demostrar un enfado o frustración ante determinadas situaciones. Pero Alejandra Melús, experta en atención temprana y primera infancia, además de explicarte por qué lo hacen, te da algunos consejos para adelantarte a ese momento. 

ALEJANDRA_MELÚS

Experta en atención temprana y primera infancia

@melusalejandra

Durante la infancia, son muchos los comportamientos y episodios que se suceden que, quizás antes de tener hijos, jamás nos habíamos planteado. Uno de los momentos que más tememos las familias es que nuestro hijo o hija pegue o muerda durante los primeros años de su vida, ya sea en la escuela infantil, en el parque o en casa.

Para comprender este comportamiento debemos conocer el desarrollo evolutivo del niño en esta etapa, sus necesidades, su manera de comunicarse y comprender el mundo y, sobre todo, debemos aprender a acompañar este proceso desde la calma, la empatía y el cariño.

En primer lugar, debemos abandonar la idea de que existen niños buenos y niños malos. En ningún caso podemos caer en el error de pensar y afirmar que existen niños que se comportan mal desde que nacen y que lo hacen con el fin de molestar, llamar la atención o conseguir aquello que ellos quieren. Aunque parezca mentira, hoy en día se sigue difundiendo este mensaje en muchos núcleos sociales, y hay que desterrarlo y comprender que esta idea no nos ayuda a acompañar a cada niño en su desarrollo como verdaderamente necesita.

Para comenzar a comprender por qué tiene estos comportamientos nuestro hijo, tenemos que partir de la base de que nuestro bebé está madurando y, por lo tanto, empieza a ser un ser independiente que gana autonomía y quiere explorarlo todo. Esto sucede a partir del año de vida y se prolonga en el tiempo dependiendo del niño, la familia y su entorno. Su intención no es en ningún caso la de agredir físicamente ni hacer daño al otro.

Te recomendamos

POR_QUÉ_MUERDEN Y PEGAN LOS NIÑOS

Para comprender bien estas conductas, lo primero es saber los motivos por los que nuestro hijo pega o muerde. A veces la razón que le lleva a hacerlo es la misma, pero en otros muchos casos puede ser distinta, por eso es importante diferenciar ambos casos.

¿Por qué puede morder un niño?

  • Puede que simplemente tenga hambre.
  • Es posible que le esté saliendo algún diente y esto hace que se lleve cualquier cosa a la boca y que tenga la necesidad de morder y frotar sus encías con cualquier objeto o material.
  • Imita la conducta de otros niños.
  • Siente frustración por no poder hacer algo, por no saber pedir ayuda, por no recibir la atención que en ese momento necesita o por no tener lenguaje para expresarse y decir lo que quiere con palabras, y entonces recurre a lo más primario, morder, como cualquier otro mamífero haría.
  • Intenta adquirir atención de la manera que sabe o cree que va a recibirla, ya que, cuando pega o muerde, enseguida nos dirigimos a él.

¿Por qué puede pegar un niño?

  • Imita a otros sin saber que es un comportamiento inadecuado. 
  • Siente frustración y la exterioriza así. 
  • Quiere llamar nuestra atención y no sabe que esta no es la manera apropiada.

Una vez conocemos las principales causas que pueden llevar a los niños y a las niñas a pegar y morder (o tirar del pelo, lanzar objetos, pellizcar…), debemos tener un plan de acción para poder prevenir ciertas conductas y dar respuesta a ellas de la mejor manera.

POR_QUÉ_MUERDEN Y PEGAN LOS NIÑOS

¿Cómo podemos prevenirlo?

  • Anticipándonos a aquellas situaciones y hechos que le hacen morder o pegar. No podemos tratar de controlar todo lo que sucede a su alrededor, pero sí podemos adelantarnos a situaciones que sabemos que desatan esta conducta, tales como decirle que no a algo de manera insistente. La alternativa puede ser agacharnos a su altura, mirarle a los ojos, cogerle suavemente de las manitas y decirle que en ese momento no puede ser, explicándole con palabras sencillas que mañana podremos volver a ese sitio o dándole una alternativa a lo que nos pide o quiere. De este modo, a través del lenguaje no verbal ya estamos acompañando sus manos con las nuestras, transmitiéndole que no pegue y que estamos con él o ella. 
  • Ofreciendo mensajes claros y directos, sin dar vueltas ni muchas explicaciones. El lenguaje es uno de los principales motivos por los que los niños se frustran y tienden a agredir. No saben cómo expresar enfado, rabia, nervios o descontrol y su manera más básica o primaria es mordiendo o pegando. Por lo tanto, debemos aportar y poner palabras a lo que sienten antes de que peguen. Podemos decir en voz alta: «Sé que estás enfadado, que quieres esto y no te lo doy. ¿Quieres un abrazo? ¿Necesitas ayuda?». Es esencial hablar de las emociones y contextualizarlas.
  • Si prometemos algo a nuestro hijo, debemos cumplirlo. Esto fortalece la seguridad, la relación de confianza y el vínculo afectivo entre ambos. Si le explicamos algo y lo agendamos para otro día, debemos cumplirlo para que no aparezcan estos comportamientos de enfado y frustración.
  • Debemos acompañar a nuestro hijo o hija en su enfado. Es fundamental mostrar amor incondicional, comprender por qué se comporta así, cuáles son sus necesidades, no reírse ni quitar valor a sus emociones, validar lo que siente y ofrecer un buen modelo de gestión emocional, aprendiendo a canalizar nuestro enfado, nuestra rabia, y proporcionando un buen ejemplo de conducta en cada situación.

POR_QUÉ_MUERDEN Y PEGAN LOS NIÑOS

¿Qué hacer si pega y muerde de manera habitual?

  • Es necesario que tomemos conciencia de la situación y empecemos a acompañarla con las claves anteriores. 
  • Debemos mostrarnos calmados, firmes y afectuosos. Es decir, la calma es esencial para poder llevar a cabo todo el proceso de manera serena y racional. A su vez, la firmeza es fundamental para establecer normas en familia, donde la constancia sea la clave, y todo siempre desde el amor y el cariño, ya que la infancia es la base y debemos cuidarla y protegerla.
  • La empatía es esencial. Debemos comprender por qué pega y en qué situaciones lo hace, y, cuando tengamos estos datos, ajustarnos para proporcionarle ideas, alternativas, darle herramientas y estrategias para relacionarse con otros, comunicarse o resolver sus conflictos.
  • Debemos comprender que su comportamiento no quiere herirnos ni es algo personal contra nosotros o contra alguien en concreto. Necesitamos deshacernos de las etiquetas y no encasillar a una niña o a un niño en un papel, ya que esto le hará mantenerse en él y empujarle a continuar realizando aquello que no nos satisface. 
  • Ofrezcamos alternativas, mirémosle a los ojos, ofrezcamos un abrazo, hablemos de emociones y empleemos la calma.
  • Transmitamos esta enseñanza en todo el núcleo cercano al niño, ya que es fundamental que todos rememos unidos en la gestión de sus emociones. Es esencial que no empleemos el castigo, sino que ofrezcamos la manera de resolver la situación, le demos herramientas y le acompañemos en este momento evolutivo que acabará pasando.

Estas conductas son fruto de los cambios madurativos y del desarrollo cerebral del niño, por lo que debemos saber que se trata de un proceso natural y común en el crecimiento del ser humano.

POR QUÉ PEGAN Y MUERDEN LOS NIÑOS

Mis libros favoritos

¿Qué_necesito_cuando_me_enfado?

A menudo, las madres y los padres no saben qué hacer ante las rabietas y enfados de sus hijos ni cómo acompañarlos emocionalmente en ese momento que rompe la armonía familiar. Por este motivo, Tania García, creadora de la Educación Real®, ha escrito este precioso libro ideal para leer en familia, para que padres y niños aprendan a gestionar juntos emociones como la rabia.

Siempre a tu lado

Una encantadora celebración del amor y la amistad. Pase lo que pase y estés donde estés, el conejito de peluche siempre estará contigo, en los buenos y en los malos momentos. La manera perfecta de decirles a tus seres queridos que tu amor es real y siempre lo será.

Estoy contigo

Cuando todo se vuelve patas arriba, Taylor no sabe a quién recurrir. Los animales creen tener la solución perfecta. La gallina quiere hablar sobre el tema, pero a Taylor no le apetece charlar; el oso opina que Taylor debería enfadarse, pero esta tampoco parece la mejor opción... Uno tras otro, todos los animales intentan decirle a Taylor cómo actuar, y uno detrás de otro, todos fallan. Entonces llega el conejo y se sienta a escuchar en silencio. ¡Justo lo que Taylor necesitaba!

Más Populares

Más populares

Siempre a tu lado Siempre a tu lado
  • ¡En oferta!
  • -5%

Siempre a tu lado

9788448853242
Frances Gilbert Julianna Swaney
Esta tierna adaptación del cuento clásico infantil El conejito de peluche de Margery Williams es la manera perfecta de decirles a tus seres queridos que tu amor es real y siempre lo será.
14,57 € 15,34 €
Estoy contigo Estoy contigo
  • ¡En oferta!
  • -5%

Estoy contigo

9788448851828
Cori Doerrfeld
(4)
Una reflexión universal y profundamente conmovedora sobre la tristeza y la empatía.
13,67 € 14,39 €

Artículos relacionados

Cómo acompañar el enfado y las rabietas en la infancia
El enfado es una emoción como otra cualquiera dentro del amplio abanico de emociones que el ser humano puede experimentar y sentir a lo largo de su vida.  Si hay veces que no sabes gestionar el enfado de tus hijos y necesitas algunos consejos, sigue leyendo este post de Alejandra Melús. 
Cómo acompañar el enfado y las rabietas en la infancia
El enfado en los niños: claves para entenderlo y acompañarlo
De los niños y niñas, por el hecho de que lo son, se espera que siempre estén de buen humor, con ganas de reír y jugar, pero las emociones no entienden de edades y ellos también se enfadan, y es normal que ni ellos ni nosotros, padres y madres, sepamos gestionar ese momento.  Continúa leyendo este post de Diana Oliver en el que nos cuenta algunos consejos de la educadora sociofamiliar y autora de varios libros que ayudan a gestionar emociones en el público infantil y adulto, Tania García.
El enfado en los niños: claves para entenderlo y acompañarlo
Para luchar contra la ansiedad infantil es muy importante la educación emocional de los padres
La ansiedad es uno de los grandes males que se han instaurado en nuestro día a día, pero aun así sigue siendo un estado emocional muy desconocido que, si no se le presta la atención suficiente y temprana, puede desencadenar otras patologías que afecten a la salud del niño.  Sigue leyendo este post de Adrián Cordellat en el que entrevista a la psicóloga Bárbara Tovar y descubre por dónde atajar la ansiedad en los niños y niñas. 
Para luchar contra la ansiedad infantil es muy importante la educación emocional de los padres
Añadido a tu lista de deseos