Cinco cosas que no sabías que aprendiste con Momo
Primeros lectores 3 min.

Cinco cosas que no sabías que aprendiste con Momo

¿Quién no ha leído la historia de Momo? El clásico de Michael Ende cumple cincuenta años y lo celebramos con una edición ilustrada a todo color para que puedas recordar lo valioso que es el tiempo, además de otras muchas enseñanzas.

Sigue leyendo este post para descubrir cosas que no sabías que te enseñó Momo.

EQUIPO PENGUIN KIDS

Entendemos de libros que molan

La diferencia entre «oír» y «escuchar» es que en la segunda se presta atención y se guarda silencio para dejar que la otra persona cuente o explique lo que necesita sin ser interrumpido. 

Y esto fue precisamente lo que hizo Michael Ende durante un viaje en tren, cuando un desconocido le contó la historia de Momo: escuchar. Y prestó tanta atención que pudo escribir de memoria esta historia, que se publicó en 1973 y que, solo un año después, ganó el Premio al Libro Juvenil Alemán. 

Cincuenta años más tarde, Momo forma parte del corazón de todos los lectores y sus valores pueden aplicarse a la educación de todas las generaciones. La amistad, la generosidad, el altruismo o la relación entre la vida y la muerte son algunas de las enseñanzas que podemos aprender del clásico de la literatura intergeneracional.

Este es uno de esos libros que todo el mundo debería leer una vez en su vida. 

Cinco valores que aprender de Momo

A lo largo del libro descubriremos decenas de cualidades que, a priori, pasan desapercibidas, pero que, sin duda, terminan calando en el corazón de millones de lectores. 

  • Amabilidad. Conocida por su natural amabilidad hacia los demás, Momo siempre está dispuesta a escuchar y ayudar.
  • Sabiduría. Momo entiende las necesidades de las personas y ofrece valiosos consejos. 
  • Optimismo. Momo confía en superar cualquier obstáculo gracias a su espíritu optimista y a pesar de todas las dificultades que se le presentan. 
  • Paciencia. A Momo se le da genial escuchar, y la paciencia es una gran virtud, ya que concede tiempo a los demás para que expongan sus ideas o problemas sin ser interrumpidos. 
  • Integridad. Incluso cuando supone un perjuicio para ella, Momo siempre actúa defendiendo sus principios. 

Resuelve el misterio, de Lauren Magaziner

Interiores de la edición ilustrada de Momo, de Michael Ende.

Los Hombres Grises: los ladrones del tiempo

En esta historia, Momo tiene que enfrentarse a los Hombres Grises. Estos se habían colado imperceptiblemente en la vida de la gran ciudad y de sus habitantes. Y paso a paso, sin que nadie lo notase, avanzaban cada día más y se adueñaban de todo el mundo.

Su trabajo era convencer a las personas para que depositaran su tiempo en el Banco del Tiempo. privándolos de esa manera de disfrutar del presente y de las cosas cotidianas del día a día, como jugar, las relaciones interpersonales, etc. 

Los Hombres Grises representan los valores negativos de la sociedad, como el materialismo o el consumismo, pero, por suerte, Momo reúne el valor suficiente para enfrentarse a ellos, ya que descubre el peligro que suponen para la comunidad. 

Cinco frases de Momo sobre el valor del tiempo

  1. «Porque el tiempo es vida. Y la vida reside en el corazón».
  2. «El tiempo nos puede parecer una eternidad, pero de vez en cuando también puede pasar como un instante…, depende de lo que experimentemos durante esa hora».
  3. «Porque cada uno tiene su propio tiempo. Y solo mientras siga siendo suyo se mantiene vivo».
  4. «No existe el instante, solo el pasado o el futuro. Porque ahora, por ejemplo, este instante... cuando hablo de él ya ha pasado».
  5. «Si los hombres supiesen lo que es la muerte ya no le tendrían miedo. Y si ya no le tuvieran miedo, nadie podría robarles, nunca más, su tiempo de vida».

Más Populares

Más populares

Artículos relacionados

Libros clásicos para que tus hijos se peguen a las páginas en vez de a las pantallas
¿Tus hijos no leen lo que tú quieres que lean? No te preocupes por eso, el hecho de leer ya es en sí una actividad positiva, pero si quieres animarles a leer cosas nuevas, por una vez en la vida y sin que sirva de precedente, haz que juzgue un libro por su portada. Sigue leyendo si quieres saber de qué estamos hablando antes de llevarte las manos a la cabeza. 
Libros clásicos para que tus hijos se peguen a las páginas en vez de a las pantallas
Por qué leer los clásicos de la literatura infantil y juvenil
Seguro que conoces de memoria las historias de «Caperucita Roja», «Hansel y Gretel» o «Robinson Crusoe». Tú y toda la gente que pertenece a tu generación, a la de tus padres y a la de tus abuelos.  Pero ¿y tus hijos?, ¿han leído ellos algunos de los cuentos clásicos que te han acompañado toda la vida? Es fácil que con tantas novedades literarias se te haya escapado regalarles las historias que han acompañado a millones de niños, pero hoy Adrián Cordellat te va a dar algunas razones para que hagas un hueco a los clásicos de la literatura infantil y juvenil en la biblioteca de tus hijos. 
Por qué leer los clásicos de la literatura infantil y juvenil
Ciento cinco años de Roald Dahl, el escritor que supo ponerse a la altura de los niños
Hoy, 13 de septiembre, Roald Dahl cumpliría ciento cinco años si una leucemia no hubiese acabado con su vida un 23 de noviembre de 1990, cuando contaba setenta y cuatro años y aún tenía vida por delante para agrandar su mito. El mito de un hombre que, con su desbordante imaginación y su prodigiosa escritura, cambió para siempre el concepto de literatura infantil. 
Ciento cinco años de Roald Dahl, el escritor que supo ponerse a la altura de los niños
Añadido a tu lista de deseos