Gemelas y estrellas (Karina & Marina Secret Stars 1)

Karina & Marina

Fragmento

cap-1

imagen

¡Menuda PASADA!

¡No me lo puedo creer! Hace unos meses Marina y yo nos propusimos un objetivo: ¡entrar en el concurso Casa de Popstars! Un programa de televisión que nos prepara para ser artistas de fama mundial. ¿Y a que no lo adivinas?

imagen

imagen

Hemos tenido que pasar cientos de castings, cantar tantas veces que casi me quedo AFÓNICA. ¡Pero ESTAMOS AQUÍ! Y justo hoy es LA PRIMERA GALA.

imagen

El corazón todavía me va a mil porque acabamos de hacer nuestra MEJOR ACTUACIÓN de todos los tiempos. imagen

¡UPS! Cuidado, casi me tropiezo con los taconazos que me he puesto esta noche.

El escenario es gigantesco y para llegar hasta el presentador tenemos que recorrer una pasarela con fans que nos saludan, lloran y gritan de alegría.

Marina me da la mano y juntas caminamos hasta el sofá donde el presentador del concurso nos espera para hacernos una ENTREVISTA. ¡AAAH! Tengo ganas de GRITAR, pero tengo que contenerme. ¡Estamos en la TELE!

Y lo que es mejor...

imagen

—¡Bueno! Karina & Marina son dos gemelas que vienen de ¡España! —exclama el presentador y el público aplaude tan fuerte que me van a explotar los oídos—. ¡Chicas! ¿Habéis tenido tiempo de ver la Casa de Popstars en la que vais a vivir estos meses?

Este es mi momento. Así que sonrío como la diva que soy y contesto.

—¡Pues todavía no! Hemos venido a la gala directamente desde el aeropuerto.

—Menos mal que hemos dormido en el avión —añade Marina.

—Seguro que os ENCANTA, chicas. Tiene todo lo que necesitáis para ensayar vuestras canciones para las próximas galas. ¿Tenéis ganas de empezar las clases?

—¡Por supuesto! —digo con intención de que la cámara me enfoque de nuevo—. Hemos llegado hasta Casa de Popstars para ganar la

imagen

—Hoy lo habéis bordado, seguro que os quedáis mucho tiempo. ¿Cómo lleváis el inglés? La vida en Estados Unidos es muy diferente a la de España.

PUF. Mira, prefiero no tocar del tema. ¡Tengo pesadillas desde hace semanas! Marina es la que habla inglés, ¡yo prefiero cantarlo! Así que, ahí va, es Marina quien responde a esa pregunta:

—Hemos ido a una academia de inglés desde pequeñas, seguro que nos apañamos.

BUENO, hemos salido del aprieto. Aunque la verdad es que yo en la academia ME ABURRÍA como una ostra y no prestaba mucha atención. imagen

—¡Genial! Entonces no tendréis ningún problema en el nuevo instituto.

Ah, sí, eso... BUF. Cuando nos dijeron que, aunque viviéramos en Miami, tendríamos que ir al instituto me dio un BAJÓN. No, en serio. ¡Se supone que hemos venido hasta aquí para ganar el concurso de Popstars más importante del mundo! En el resto de los concursos de cantar se pasan TODO el día en la casa, dando clases de canto, baile y...

imagen

Por suerte, todos los participantes del concurso son estudiantes como nosotras, ¡así que nadie tendrá ventaja ni más tiempo para practicar!

Cuando el presentador acaba con la entrevista, nos despedimos del público con besos y saludos al aire y nos marchamos por el backstage.

A Marina le tiemblan las piernas de la emoción y a mí el corazón me va a estallar.

imagen

—gritamos a la vez.

Trabajar tanto con Marina estos meses para llegar hasta aquí ha sido todo un reto. ¡Hemos discutido millones de veces! Pero al final lo hemos conseguido. ¡Y vamos a por todas!

Esa gira mundial de lujo será nuestra, nos conocerán por todo el planeta y seremos popstars INTERNACIONALES.

—Tienes que mejorar la coreografía, Marina. ¡Casi me das una patada en el estribillo!

—¡Tú tienes que saber dónde ponerte cuando bailo! Es culpa tuya. imagen

Me quedo con ganas de decirle que yo tengo muy claro dónde debo ponerme, porque justo llega la supervisora del programa y nos dice que la LIMUSINA está esperándonos en la calle. imagen

Marina y yo nos miramos EMOCIONADAS. ¡Una limusina!

¡En Miami!

Cuando salimos a la calle, vemos que la limusina es rosa y tiene una enorme pegatina en la puerta donde pone casa de popstars. ¡Qué ganas de ver cómo es la casa en la que vamos a vivir mientras estemos en el programa!

Marina corre hasta el coche, algo de muy mal gusto, porque este momento hay que DISFRUTARLO.

Lo que no me esperaba para nada era que, justo al llegar a la puerta, un chico se me acercara.

Excuse me.

Ay, no, qué AGOBIO.

—Te excuso, boy —contesto con una sonrisa. Ay, pues esto de hablar inglés no es tan difícil.

Por suerte, el chico me dice con un gesto que si puede hacerse una foto conmigo.

imagen

¡Por supuesto! imagen

¡Jamás le diría que no a un fan!

Me coloco bien el pelo, porque una diva como yo no puede salir mal en su primera foto con un fan estadounidense, sonrío a la cámara y nos hacemos un selfi.

imagen

Antes de que me dé tiempo a despedirme, el chico se ha marchado corriendo. ¡Qué gente más rara!

Subo a la limusina y veo que Marina está mirando qué hay dentro de la neverita que tenemos junto a los asientos.

—¡Hay frutos secos! —dice, como si eso fuera divertido. ¡Ella y su comida sana!

La limusina se pone en marcha y yo no puedo dejar de mirar la cantidad de luces que hay por la noche en Miami.

¡Vamos a ARRASAR!

imagen

Suscríbete para continuar leyendo y recibir nuestras novedades editoriales

¡Ya estás apuntado/a! Gracias.X

Añadido a tus libros guardados