El abrazo del tentáculo (Serie Bat Pat 21)

Roberto Pavanello

Fragmento

https://fragmentos.megustaleer.com/MES-035752/images/9788484419396_CAP00101-02.jpg 100x57 (pixels)

1

UNA EXTRAÑA CARTA AZUL or todos los mosquitos! Aquel verano hacía un calor insoportable. Fogville era como un horno: el sol de julio caía sin piedad y no soplaba ni una pizca de viento. Martin usaba sus libros de abanico. Leo andaba por la casa en bañador y se alimentaba de granizados y sorbetes. En cuanto a mí, hacía unos días que me había instalado delante del ventilador de la sala, que estaba encendido todo el día. ¡Era la única forma de estar un poco fresco!

https://fragmentos.megustaleer.com/MES-035752/images/9788484419396_CAP00101-00.jpg 679x903 (pixels)

https://fragmentos.megustaleer.com/MES-035752/images/9788484419396_CAP00102-00.jpg 105x59 (pixels)

https://fragmentos.megustaleer.com/MES-035752/images/9788484419396_CAP00102-02.jpg 133x55 (pixels)

—Lo que daría por tener aire acondicionado —se lamentó Leo—. Me estoy fundiendo como un trozo de mantequilla en una sartén.

—Bueno, tengo una sorpresa para ti, hermanote —dijo Rebecca, que acababa de aparecer en la puerta—. Dentro de una semana estaremos todos... ¡la mar de fresquitos! Mirad esta carta.

Nos volvimos hacia mi amita. Tenía en la mano un sobre azul con matasellos de Londres.

Rebecca se la pasó a Martin con una sonrisa y nuestro «cerebrín» empezó a leer:

—«Encantadora señorita Silver...» —¿Encantadora señorita? —dijo Leo riendo—. ¡Si te conocieran un poquito, habrían empezado de otra forma!

—¡No interrumpas! —exclamó ella ofendida. Martin se aclaró la garganta y siguió leyendo. —«Encantadora señorita Silver, nos complace comunicarle que su trabajo de investigación titula

https://fragmentos.megustaleer.com/MES-035752/images/9788484419396_CAP00103-00.jpg 1067x868 (pixels)

https://fragmentos.megustaleer.com/MES-035752/images/9788484419396_CAP00103-03.jpg 100x57 (pixels)

https://fragmentos.megustaleer.com/MES-035752/images/9788484419396_CAP00103-02.jpg 1067x522 (pixels)

do El viaje de los delfines ha ganado el primer premio del Concurso Escolar Internacional en ecología Salvemos los Oceános. De los centenares de trabajos que hemos recibido de todo el mundo, el jurado ha elegido el suyo entre los diez finalistas.»

¿De qué iba aquello? Para entenderlo hay que dar marcha atrás...

Unos cuatro meses antes, la clase de Rebecca ha

https://fragmentos.megustaleer.com/MES-035752/images/9788484419396_CAP00104-00.jpg 105x59 (pixels)

https://fragmentos.megustaleer.com/MES-035752/images/9788484419396_CAP00104-02.jpg 133x55 (pixels)

bía participado en un concurso escolar: los alumnos tenían que hacer un trabajo sobre animales marinos. Mi amiga se había empleado a fondo y el resultado había sido una larga e interesantísima investigación sobre la vida de los delfines. Dicho con modestia, yo le había echado una... patita. ¿Soy o no soy escritor? Después nos habíamos olvidado del tema. ¡Y ahora el jurado le había escrito porque Rebecca era una de las ganadoras!

—¿Y cuál es el premio? —preguntó Leo esperanzado—. ¿Un lote de helados?

Martin siguió:
—«El premio consiste en un crucero de siete días al que, naturalmente, está invitada toda su familia. Se zarpará en Reikiavik y el Observatorio de Ballenas equipará el barco en el que viajará. Con la esperanza de recibir una respuesta afirmativa, reciba nuestro más cordial saludo. Comité Salvemos los Océanos.» —¿Reikiavik? —preguntó Leo—. ¡Vaya nombre!

https://fragmentos.megustaleer.com/MES-035752/images/9788484419396_CAP00105-01.jpg 100x57 (pixels)

¿Y qué es el Observatorio de Ballenas? No me suena nada.

—Reikiavik es la capital de Islandia —explicó Martin—. La famosa isla helada que está justo bajo el Círculo Polar.

—Y el Observatorio de Ballenas —siguió Rebecca— se dedica a observar a las ballenas en su hábitat natural. Es una oportunidad única. ¡Voy a preparar las maletas!

—A ver si lo entiendo —dijo Leo—. ¿Tengo que ponerme ropa de esquí en julio, irme a una ciudad con un nombre impronunciable y pasarme una semana en el mar contando ballenas? ¡Ni loco!

Prefiero el calor, gracias. Me quedaré haciendo compañía a Bat Pat. No estoy seguro, pero a lo mejor os divertís igual sin mí.

https://fragmentos.megustaleer.com/MES-035752/images/9788484419396_CAP00106-00.jpg 105x59 (pixels)

https://fragmentos.megustaleer.com/MES-035752/images/9788484419396_CAP00106-01.jpg 133x55 (pixels)

https://fragmentos.megustaleer.com/MES-035752/images/9788484419396_CAP00107-02.jpg 100x57 (pixels)

2

DOLORES DE VERDAD Y DOLORES INVENTADOS quella misma noche Rebecca les contó a sus padres que le habían regalado un crucero por Islandia. Por desgracia, nos esperaba la desagradable sorpresa que estaba a punto de llegar. El señor Silver se presentó en la mesa con cara de dolor.

—¡Ay, ay! ¡La espalda! —se lamentaba—. Todo por culpa del aire acondicionado de la oficina. Tanto cambio entre frío y calor me ha provocado un fuerte dolor en la parte baja de la espalda.

https://fragmentos.megustaleer.com/MES-035752/images/9788484419396_CAP00107-00.jpg 702x855 (pixels)

Suscríbete para continuar leyendo y recibir nuestras novedades editoriales

¡Ya estás apuntado/a! Gracias.X

Añadido a tus libros guardados