La cábala sexual del saltador que sorprendió al mundo; el italiano que perdió la maratón más recordada escoltado por el autor de Sherlock Holmes; las discutibles licencias históricas de «Carrozas de fuego» («Carros de fuego» en España); los oscuros episodios de racismo y antisemitismo de principios del siglo XX; la ambigua genitalidad de una atleta única; el Black Power y su «hermano blanco»; los atentados (y lo que nadie recuerda) de Múnich; el encanto incandescente de Nadia Comăneci; el pentatleta más tramposo de la historia; los boicots y contraboicots de los ochenta... En su nuevo libro, «Pasión olímpica: la llama sigue encendida», Gonzalo Bonadeo, uno de los mayores referentes de esta competencia en el periodismo latinoamericano, rescata las anécdotas más increíbles de un siglo de Juegos Olímpicos desde una mirada íntima y reflexiva, propia de un conocedor obsesivo que siempre está abierto al asombro.