Explicar el racismo a los niños
Pequeños preguntones 3 minutos

Explicar el racismo a los niños

La forma en la que los niños y las niñas ven el mundo y se relacionan con otras personas va evolucionando según van creciendo. Sus creencias y sus valores son moldeados por lo que ven, por cómo interactúan, por sus propias experiencias y por su entorno inmediato. También los prejuicios se forjan aquí, al calor de la infancia.

DIANA OLIVER

Periodista especializada en infancia

@dianaoliver.es

Según Unicef, es a partir de los seis meses que los bebés empiezan a percibir diferencias físicas entre personas. Diferencias como, por ejemplo, el color de la piel. Pero como bien reflejan diversos estudios, es hacia los cinco cuando esas diferencias se vuelven prejuiciosas en algunos casos.

 ¿Cómo aprenden los prejuicios raciales?

Según Desirée Bela-Lobedde, escritora y comunicadora antirracista y feminista, y autora del álbum ilustrado Color carne, el aprendizaje de los prejuicios raciales se aprende de múltiples formas y por múltiples vías: «El sistema educativo es una fuente de aprendizaje de prejuicios. En el momento en el que se explican solo las aportaciones de las personas blancas occidentales y se muestra a las personas de otros orígenes étnicos solo cuando se habla de colonización o esclavitud, se está ofreciendo ya una representación pasiva de todas estas personas. Los medios de comunicación también contribuyen al aprendizaje de los prejuicios: la alarma social que se crea con la inmigración, por ejemplo, es muy notable. Y la industria cinematográfica y las series de televisión también juegan su papel».

Por todo ello, para Bela-Lobedde es importante que en las familias se incorporen los valores antirracistas desde edades tempranas. «Si no enseñamos a nuestras criaturas qué valores son importantes en casa con respecto al racismo, lo aprenderán fuera de casa de la mano de otras personas. Y entonces, no solo no tendremos el control de lo que aprenden, sino que tendremos que hacer un trabajo nada fácil de desaprendizaje y reaprendizaje», señala.

Te recomendamos

Superar nuestros propios prejuicios

Los niños y niñas demuestran curiosidad por las distintas características físicas entre personas porque son evidentes. Se ven a simple vista. Lo que ocurre, según Desirée Bela-Lobedde, es que si bien la infancia trata esas diferencias desde la naturalidad, «somos las personas adultas las que relacionamos esas diferencias con prejuicios, tabús y otras cuestiones que nos dificultan tener conversaciones sobre esas diferencias sin sentirnos incómodas».

Ilustración del interior del libro Color carne (Penguin Kids), de Desirée Bela-Lobedde.

Nos cuesta reconocerlo, pero los adultos necesitamos superar nuestros propios prejuicios. «Tenemos mucha reticencia a reconocerlo porque creemos que reconocer nuestros prejuicios o nuestros pensamientos, las actitudes y los comentarios racistas, nos hace malas personas. Hay muchas cuestiones morales relacionadas con los prejuicios racistas. Y hay mucho rechazo a admitir el racismo», explica la autora de Color carne, título con el que trata de explicar la diversidad en la infancia. Dar un paso al frente es reconocer que nuestro racismo interiorizado nos hace humanos: «Pensamos que el racismo nos convierte en malas personas. Y, desde ahí, muchas personas tienden a negar que sean racistas. Lo malo es que entonces, como nadie se considera racista, nadie considera que necesite educación antirracista. Y eso es un problema, porque sí la necesitamos», añade.

Ilustración del interior del libro Color carne (Penguin Kids), de Desirée Bela-Lobedde.

Cómo explicar a los niños el racismo

¿Qué podemos hacer los adultos para fomentar las actitudes antirracistas? Responde Desirée Bela-Lobedde que lo primero que debemos hacer las personas adultas es formarnos en el antirracismo: «No podemos transmitir unas actitudes si no las tenemos interiorizadas. Y siento que se pone mucha presión en el papel de la infancia en la tolerancia, y se le da mucho peso al sistema educativo, y muchas veces las personas adultas nos desentendemos». 

A partir de aquí, la experta cree que podemos empezar a poner en valor la diversidad y la riqueza que aportan las diferencias. Y, conforme las criaturas van creciendo, se puede ir hablando sobre el racismo de forma más concreta, teniendo siempre en cuenta que es un tema que puede ser complicado de abordar, ya que implica conceptos muy abstractos. 

Pero ¿en qué cree que solemos fallar más al abordar esta cuestión? Bela-Lobedde cree que fallamos en el momento en el que creemos que el racismo es una cuestión individual, que solo afecta a algunas personas. «El racismo es un sistema. El racismo es estructural. Es como el machismo y el patriarcado: no es cuestión de unos pocos hombres sino que es un sistema que presenta ventajas para los hombres y discriminaciones para las mujeres por el simple hecho de serlo».

Otra cosa en la que cree que erramos es en la identificación de los actos racistas: «Hay quien cree que racismo solo es la agresión física o verbal, o los partidos de extrema derecha. Y eso es como pensar que solo es machismo la violencia explícita. Igual que hemos aprendido que también es machismo que exista una brecha salarial, que la pobreza esté feminizada, que las mujeres tengan toda la carga de los cuidados o que la cultura de la violación existe, nos toca aprender que el racismo va también mucho más allá de lo que nos han enseñado a identificar», concluye.

Un reto complejo que exige de nuestro compromiso si queremos que las siguientes generaciones puedan ver la belleza que existe en esa diversidad que nosotros nos empeñamos en pintar con nuestro propio color carne.

Color carne, un cuento de Desirée Bela-Lobedde para explicar el racismo a los niños.

«Color carne», un libro para celebrar las diferencias

Los álbumes ilustrados son una puerta abierta a la imaginación pero también, en muchas ocasiones, sirven para explicar el mundo a los niños y niñas. Desirée Bela-Lobedde muestra en el álbum ilustrado Color carne (Penguin Kids) que todos somos diferentes. Que la belleza está en la diversidad. Autora del ensayo Ser mujer negra en España, reconoce que el proceso de escritura de este álbum ha fluido con mucha cautela. «El público infantil me infunde mucho respeto y por eso quería ser muy cuidadosa». Dice que no es lo mismo publicar un libro infantil que un ensayo en el que puedes desarrollar las ideas en cientos de páginas. «Un libro infantil requiere, en mi opinión, concisión y ser capaz de expresar las ideas a través de frases cortas y que, aún así, permitan transmitir el mensaje. Así que ha sido todo un reto».

¿Cómo puede ayudar a los niños y niñas un álbum como Color carne? Su autora desea que les ayude a seguir viendo las diferencias como algo natural, y no como algo que debe suponer beneficios para unas personas y perjuicio y discriminación para otras. Espera también que ayude a romper con «la hegemonía del color carne» y que deje de ser solo uno. Y que cuando alguien diga «Pásame el color carne», la respuesta sea «¿Cuál de ellos?», en lugar de tener tan identificado un único tono.

Más Populares

Más populares

Color carne
  • ¡En oferta!
  • -5%
Desirée Bela-Lobedde Lydia Mba
Color carne
9788418817014
Un cuento de Desirée Bela-Lobedde para explicar el racismo a los niños.
15,48 € 16,30 €
Elmer. Recopilatorio de cuentos - Elmer es especial
  • ¡En oferta!
  • -5%
David McKee
Elmer. Recopilatorio de cuentos - Elmer es...
9788448844639
 
Disfruta de este recopilatorio de cuentos de Elmer, el elefante multicolor. Un clásico infantil que ha vendido más de 8 millones de ejemplares. Elmer es el elefante favorito de los más pequeños. Y es que en la selva no hay otro como él. Con sus divertidas historias, ideales para leer en familia, aprenderemos que todos nosotros somos tan especiales como él.
18,22 € 19,18 €

Artículos relacionados

Cuentos y herramientas para educar en la diversidad
Cada vez vamos siendo más conscientes de que vivimos en una sociedad diversa, que se enriquece de las peculiaridades de cada uno y nos hace a todos más ricos en muchos aspectos. La generalidad es tender a ser siempre todos iguales, «normales» como muchos dicen. Pero ¿qué es ser normal o igual al resto? ¿Qué beneficios tiene una sociedad tan homogénea? Continúa leyendo este post de Alejandra Melús para obtener las herramientas y educar a tus hijos en la diversidad. 
Cuentos y herramientas para educar en la diversidad
¡Ser distinto mola!
¿Qué pasaría si todos fuéramos iguales? Por suerte, cada uno de nosotros tiene algo que nos diferencia de los demás, así que disfrutemos y aprendamos de las diferencias, ¡que son únicas!
¡Ser distinto mola!
¿Pueden un lobo, un cocodrilo y una oveja ser amigos?
En la amistad no existen normas, solo aceptar que los demás son diferentes y aprender de ellos. 
¿Pueden un lobo, un cocodrilo y una oveja ser amigos?
Añadido a tu lista de deseos