Suscríbete y recibe newsletters sobre esta temática y más

Novedades

Novedades de Arte, cine y música

Preventa

Próximos lanzamientos de Arte, cine y música

Imprescindibles

Libros imprescindibles de Arte, cine y música

Sagas

Las sagas de Arte, cine y música

Más vendidos

Booktrailers

Booktrailers de Arte, cine y música

Actualidad

Actualidad en libros de Arte, cine y música

Despedidas
Camarón de la Isla, el cantaor que no quería ser un dios
Camarón de la Isla, el cantaor que no quería ser un dios
Camarón era extremadamente tímido y no tenía el don de la palabra, pero hablaba cantando. El pueblo calé, cuya desolación reflejó como nadie más, lo había bautizado «príncipe de los gitanos». Convertido a su pesar en el mayor icono musical español del siglo XX —aquel que renovó la música flamenca y la proyectó al mundo—, nunca fue un superventas, pero vivió de llenar estadios. A casi cuarenta años de su temprana muerte, y mientras no dejan de multiplicarse los libros, congresos y documentales sobre su figura, la periodista Amelia Castilla recuerda el encuentro que José Monge Cruz (1950-1992), el cantaor de afinación perfecta, el más dotado de su tiempo, le concedió para el periódico «El País» en 1989, mientras preparaba, entre la nube de humo de sus cigarrillos, la portada del disco «Soy gitano». Una época en la que ya no se encontraba en su mejor momento, pero su voz seguía sonando única. 
Fenómenos
La meditación según David Lynch: «Fuego levita conmigo»
La meditación según David Lynch: «Fuego levita conmigo»
David Lynch es el autor de uno de los mundos más originales y misteriosos del cine y es probable que esta nueva edad dorada de la televisión no existiera sin la inédita libertad narrativa de «Twin Peaks». ¿De dónde vienen ese mundo, esos personajes y esas ideas? En el ya célebre libro «Atrapa el pez dorado» reveló su sencilla respuesta: de la meditación trascendental. En estos pasajes de su extraordinaria autobiografía, «Espacio para soñar» (Reservoir Books), Lynch despliega su larga relación con ella: desde que la descubrió siendo un hombre lleno de ira luchando por terminar una película, hasta el inesperado y revelador viaje para despedir al Maharishi en la India. Y fundamentalmente explica cómo, lejos del temor a que una técnica que lo ayudara a encontrar cierta paz le arrebatara en el proceso la llama de la creatividad, la meditación no hizo otra cosa que alimentar y hacer arder ese fuego más que nunca.
Añadido a tus libros guardados