• ¡En oferta!
  • -5%
Gato encerrado

Gato encerrado

PUNTO DE LECTURA , marzo 2013

Un libro de crónicas, semblanzas, reportajes y entrevistas que quiebran el sueño y el sopor y hacen crecer una sonrisa divertida de principio a fin.

Los textos que componen Gato encerrado son pruebas del ejercicio de la profesión periodística por parte del autor, pero, antes que eso, son resultado de su "adicción por el rudo ejercicio de escribir" o, más propiamente, de su predilección por contar historias, quizás porque, como afirma, eso lo expone a la felicidad. En suma, aquí Ampuero muestra su habilidad para apreciar lo curioso y lo sorprendente, y para descubrir lo oculto, siempre desde su inquebrantable vitalidad.

Los textos que componen Gato encerrado son pruebas del ejercicio de la profesión periodística por parte del autor, pero, antes que eso, son resultado de su "adicción por el rudo ejercicio de escribir" o, más propiamente, de su predilección por contar historias, quizás porque, como afirma, eso lo expone a la felicidad. En suma, aquí Ampuero muestra su habilidad para apreciar lo curioso y lo sorprendente, y para descubrir lo oculto, siempre desde su inquebrantable vitalidad.

Colección
SIN DET. ALFAGUARA
Páginas
0
Target de edad
Adultos
Tipo de encuadernación
eBook
Idioma
ES
Fecha de publicación
14-03-2013
Autor
Fernando Ampuero
Editorial
PUNTO DE LECTURA
Colección
SIN DET. ALFAGUARA
Páginas
0
Target de edad
Adultos
Tipo de encuadernación
eBook
Idioma
ES
Fecha de publicación
2013-03-14
Autor
Fernando Ampuero
Editorial
PUNTO DE LECTURA
9786124128059
14-03-2013
FERNANDO PEDRO AMPUERO DEL BOSQUE
FERNANDO PEDRO AMPUERO DEL BOSQUE
Ver Más
«Sonó el teléfono y supo que la iban a matar. Lo supo con tanta certeza que se quedó inmóvil, la cuchilla en alto, el cabello pega do a la cara entre el vapor del agua caliente que goteaba en los azulejos. Bip-bip.... Leer más

«Sonó el teléfono y supo que la iban a matar. Lo supo con tanta certeza que se quedó inmóvil, la cuchilla en alto, el cabello pega do a la cara entre el vapor del agua caliente que goteaba en los azulejos. Bip-bip. Se quedó muy quieta, conteniendo el aliento co mo si la inmovilidad o el silencio pudieran cambiar el curso de lo que ya había ocurrido. Bip-bip. Estaba en la bañera, depilándos e la pierna derecha, el agua jabonosa por la cintura, y su piel desnuda se erizó igual que si acabara de reventar el grifo de agua fría. Bip-bip. En el estéreo del dormitorio, los Tigres del Norte cantaban historias de Camelia la Tejana. La traición y el contr abando, decían, son cosas incompartidas.»

Leer menos
Ver Más

Suscríbete a nuestras novedades editoriales

Novedades

Otros libros del autor

Actualidad

Artículos relacionados con este libro

Reseñas

Reseñas

No hay reseñas
Añadido a tus libros guardados