PENGUIN CLÁSICOS , octubre 2015
  • ¡En oferta!
  • -5%
  • Fuera de stock
Nana
Pagos 100% seguros
Émile Zola
Émile Zola Ver Más
Émile Zola (París, 1840-1902) pasó toda su niñez en el sur de Francia, donde su padre falleció cuando él tenía siete años, dejando a su familia en la miseria. En 1858 se mudó a París y encontró su primer trabajo...
Leer más

Émile Zola (París, 1840-1902) pasó toda su niñez en el sur de Francia, donde su padre falleció cuando él tenía siete años, dejando a su familia en la miseria. En 1858 se mudó a París y encontró su primer trabajo en una editorial. Aunque escribió diversos poemas, relatos y críticas literarias, hasta 1867 no publicó su primera novela Thérèse Raquin. Entre 1871 y 1893 escribió «Les Rougon-Macquart», una serie de veinte novelas destinadas a ilustrar, a través de una saga familiar, la vida parisina de finales del siglo XIX. En esta serie se incluyen obras como Nana o Germinal. Inspirado por las teorías de Darwin o Taine, Émile Zola inventó un nuevo género literario con el que penetrar en cada uno de los aspectos de la vida humana para descubrir todos los males de la sociedad: el naturalismo. Rápidamente fue calificado de obsceno y criticado por exagerar la criminalidad y el comportamiento tanto de las clases más acomodadas como de las más desfavorecidas. En defensa del naturalismo, Émile Zola escribió varios libros de crítica literaria en los que atacaba a los escritores románticos. Entre estos escritos destacan La novela experimental (1880) y la colección de ensayos Los novelistas naturalistas (1881). En 1898 se exilió a Londres durante un año como consecuencia de la carta «Yo acuso», dirigida al presidente Faure y publicada en primera página en el diario parisino L'Aurore. En ella, Zola defendía la inocencia del capitán judío Alfred Dreyfus, acusado y condenado por espionaje, y acusaba al verdadero traidor, el capitán Esterházy. Su carta provocó la reapertura del juicio. Zola murió en su casa de París el 29 de septiembre de 1902, intoxicado por el monóxido de carbono que producía una chimenea en mal estado.

Leer menos
Ver Más
 
PENGUIN CLÁSICOS , octubre 2015

Nana

con epílogo de Guy de Maupassant


Formatos disponibles
10,00 €
10,53 €


Formatos disponibles
10,00 €
10,53 €

Descubre aquí cómo leerlo o reproducirlo.

Una trepidante novela sobre el mundo del teatro y su doble contacto con la alta sociedad y los bajos fondos en el París del siglo XIX.

Traducción de José Escué

Introducción de Henri Mitterand

Epílogo de Guy de Maupassant

Formatos disponibles
10,00 €
10,53 €
10,00 €
10,53 € -0,53 €

Una trepidante novela sobre el mundo del teatro y su doble contacto con la alta sociedad y los bajos fondos en el París del siglo XIX.

Traducción de José Escué

Introducción de Henri Mitterand

Epílogo de Guy de Maupassant


Corre el año 1867, el año de la Exposición Universal. Mientras la Ciudad Luz se llena de una élite cosmopolita que se pasea por sus majestuosos bulevares, el destino fatal de Nana, la hija de la lavandera de La taberna y cortesana de belleza provocadora que triunfa en el teatro de variedades, es el de la burguesía decadente. Esta novela, incluida en el ciclo de los Rougo...

Leer más

Corre el año 1867, el año de la Exposición Universal. Mientras la Ciudad Luz se llena de una élite cosmopolita que se pasea por sus majestuosos bulevares, el destino fatal de Nana, la hija de la lavandera de La taberna y cortesana de belleza provocadora que triunfa en el teatro de variedades, es el de la burguesía decadente. Esta novela, incluida en el ciclo de los Rougon-Macquart, y enmarcada en la crítica a la hipocresía y la corrupción moral de fin-de-siècle que vertebra la obra de Zola, se ganó, entre otros, la admiración de Flaubert: «¡Capítulo XIV, insuperable...! ¡Sí...! ¡Dios Todopoderoso...! ¡Incomparable!...».

La presente edición incluye una introducción de Henri Mitterand, reconocido experto de Zola y catedrático emérito de las universidades de la Sorbona y Columbia; y, a modo de epílogo, un largo perfil del autor escrito por Guy de Maupassant. La excelente traducción está a cargo de José Escué.

Emilia Pardo Bazán dijo:
«Como Homero daba voz y pasiones a los ríos, Zola presta amor al huerto abandonado, misterio maléfico a la mina, fatalidad atrayente a la taberna.»

Leer menos

Colección
PENGUIN CLASICOS
Páginas
488
Traductor
EDITORIAL PLANETA SA
JOSEP ESCUÉ
María Pons Irazazabal
María Pons Irazazabal / JOSEP ESCUÉ / EDITORIAL PLANETA SA
Target de edad
Adultos
Tipo de encuadernación
Bolsillo
Idioma
ES
Fecha de publicación
15-10-2015
Autor
Émile Zola
Editorial
PENGUIN CLÁSICOS
Dimensiones
125mm x 190mm
Colección
PENGUIN CLASICOS
Páginas
488
Traductor
EDITORIAL PLANETA SA
JOSEP ESCUÉ
María Pons Irazazabal
María Pons Irazazabal / JOSEP ESCUÉ / EDITORIAL PLANETA SA
Target de edad
Adultos
Tipo de encuadernación
Bolsillo
Idioma
ES
Fecha de publicación
2015-10-15
Autor
Émile Zola
Editorial
PENGUIN CLÁSICOS
Dimensiones
125mm x 190mm
9788491050605

Pagos 100% seguros
Émile Zola
Émile Zola Ver Más
Émile Zola (París, 1840-1902) pasó toda su niñez en el sur de Francia, donde su padre falleció cuando él tenía siete años, dejando a su familia en la miseria. En 1858 se mudó a París y encontró su primer trabajo...
Leer más

Émile Zola (París, 1840-1902) pasó toda su niñez en el sur de Francia, donde su padre falleció cuando él tenía siete años, dejando a su familia en la miseria. En 1858 se mudó a París y encontró su primer trabajo en una editorial. Aunque escribió diversos poemas, relatos y críticas literarias, hasta 1867 no publicó su primera novela Thérèse Raquin. Entre 1871 y 1893 escribió «Les Rougon-Macquart», una serie de veinte novelas destinadas a ilustrar, a través de una saga familiar, la vida parisina de finales del siglo XIX. En esta serie se incluyen obras como Nana o Germinal. Inspirado por las teorías de Darwin o Taine, Émile Zola inventó un nuevo género literario con el que penetrar en cada uno de los aspectos de la vida humana para descubrir todos los males de la sociedad: el naturalismo. Rápidamente fue calificado de obsceno y criticado por exagerar la criminalidad y el comportamiento tanto de las clases más acomodadas como de las más desfavorecidas. En defensa del naturalismo, Émile Zola escribió varios libros de crítica literaria en los que atacaba a los escritores románticos. Entre estos escritos destacan La novela experimental (1880) y la colección de ensayos Los novelistas naturalistas (1881). En 1898 se exilió a Londres durante un año como consecuencia de la carta «Yo acuso», dirigida al presidente Faure y publicada en primera página en el diario parisino L'Aurore. En ella, Zola defendía la inocencia del capitán judío Alfred Dreyfus, acusado y condenado por espionaje, y acusaba al verdadero traidor, el capitán Esterházy. Su carta provocó la reapertura del juicio. Zola murió en su casa de París el 29 de septiembre de 1902, intoxicado por el monóxido de carbono que producía una chimenea en mal estado.

Leer menos
Ver Más

Suscríbete a nuestras novedades editoriales

Otros libros del autor

Actualidad

Artículos relacionados con este libro

Reseñas

Reseñas

Añadido a tu lista de deseos