PLAZA & JANÉS , diciembre 2022
  • ¡En oferta!
  • Fuera de stock
Historia de un canalla
Escuchar fragmento
Pagos 100% seguros
Julia Navarro
Julia Navarro Ver Más
Julia Navarro ha cautivado a millones de lectores con las ocho novelas que ha publicado hasta la fecha: La Hermandad de la Sábana Santa , La Biblia de barro , La sangre de los inocentes , Dime quién soy ,...
Leer más

Julia Navarro ha cautivado a millones de lectores con las ocho novelas que ha publicado hasta la fecha: La Hermandad de la Sábana Santa, La Biblia de barro, La sangre de los inocentes, Dime quién soy, Dispara, yo ya estoy muerto, Historia de un canalla, Tú no matarás y De ninguna parte. A ellas se suma su obra más personal, Una historia compartida.

Sus libros se han traducido en más de treinta países y de Dime quién soy se ha producido una ambiciosa serie de televisión.

.

Leer menos
Ver Más
PLAZA & JANÉS , diciembre 2022

Historia de un canalla



Formatos disponibles
23,94 €


Formatos disponibles
23,94 €

Descubre aquí cómo leerlo o reproducirlo.

Un audaz cambio de registro en el que Julia Navarro disecciona la ambición, la codicia y el egoísmo del ser humano.

Formatos disponibles
23,94 €
23,94 €
Escuchar fragmento

Un audaz cambio de registro en el que Julia Navarro disecciona la ambición, la codicia y el egoísmo del ser humano.


Soy un canalla y no me arrepiento de serlo.

He mentido, engañado y manipulado a mi antojo sin que me importaran las consecuencias.

He destruido sueños y reputaciones, he traicionado a los que me han sido leales, he provocado dolor a aquellos que quisieron ayudarme.

Leer más

Soy un canalla y no me arrepiento de serlo.

He mentido, engañado y manipulado a mi antojo sin que me importaran las consecuencias.

He destruido sueños y reputaciones, he traicionado a los que me han sido leales, he provocado dolor a aquellos que quisieron ayudarme.

He jugado con las esperanzas de quienes pensaron que podrían cambiar lo que soy.

Sé lo que hice y siempre supe lo que debí hacer.

Esta es la historia de un canalla. La mía.

Thomas Spencer sabe cómo conseguir todo lo que desea. Una salud delicada es el precio que ha tenido que pagar por su estilo de vida, pero no se lamenta por ello. Sin embargo, desde su último episodio cardíaco, una sensación extraña se ha apoderado de él y en la soledad de su lujoso apartamento de Brooklyn, se suceden las noches en que no puede evitar preguntarse cómo habría sido la vida que conscientemente eligió no vivir.

El recuerdo de los momentos que le llevaron a triunfar como publicista y asesor de imagen, entre Londres y Nueva York en los ochenta y noventa, nos descubre los turbios mecanismos que en ocasiones emplean los centros de poder para conseguir sus fines. Un mundo hostil, gobernado por hombres, en el que las mujeres se resisten a tener un papel secundario.

La crítica ha dicho...
«Historia de un canalla es una novela llena de coraje. La mejor de Julia Navarro. Una novela en la que la complejidad psicológica se alía con lo mejor del thriller
Juan Ángel Juristo, ABC Cultural

Leer menos

Colección
JULIA NAVARRO
Páginas
864
Target de edad
Adultos
Tipo de encuadernación
Tapa dura con sobrecubierta
Idioma
ES
Fecha de publicación
10-02-2016
Autor
Julia Navarro
Editorial
PLAZA & JANES
Dimensiones
161mm x 238mm
Colección
JULIA NAVARRO
Páginas
864
Target de edad
Adultos
Tipo de encuadernación
Tapa dura con sobrecubierta
Idioma
ES
Fecha de publicación
2016-02-10
Autor
Julia Navarro
Editorial
PLAZA & JANES
Dimensiones
161mm x 238mm
9788401016950

Pagos 100% seguros
Escuchar fragmento
Julia Navarro
Julia Navarro Ver Más
Julia Navarro ha cautivado a millones de lectores con las ocho novelas que ha publicado hasta la fecha: La Hermandad de la Sábana Santa , La Biblia de barro , La sangre de los inocentes , Dime quién soy ,...
Leer más

Julia Navarro ha cautivado a millones de lectores con las ocho novelas que ha publicado hasta la fecha: La Hermandad de la Sábana Santa, La Biblia de barro, La sangre de los inocentes, Dime quién soy, Dispara, yo ya estoy muerto, Historia de un canalla, Tú no matarás y De ninguna parte. A ellas se suma su obra más personal, Una historia compartida.

Sus libros se han traducido en más de treinta países y de Dime quién soy se ha producido una ambiciosa serie de televisión.

.

Leer menos
Ver Más

Suscríbete a nuestras novedades editoriales

Actualidad

Artículos relacionados con este libro

Reseñas

Reseñas

Reseñas
53 Reseñas
Historia de un sociópata
¿Qué es un hombre malo? ¿Cómo se define? ¿Cómo se caracteriza? Creo que estas fueron las preguntas que inspiraron a Julia Navarro a escribir este libro y creo que la palabra “canalla” es muy ligera para describir al sociópata que protagoniza este libro.Historia de un canalla cuenta la vida de Thomas, un hombre que parece existir con el único pro... Leer más
¿Qué es un hombre malo? ¿Cómo se define? ¿Cómo se caracteriza? Creo que estas fueron las preguntas que inspiraron a Julia Navarro a escribir este libro y creo que la palabra “canalla” es muy ligera para describir al sociópata que protagoniza este libro.Historia de un canalla cuenta la vida de Thomas, un hombre que parece existir con el único propósito de dañarle la vida a todos los que se cruzan en su camino simplemente porque sí, porque es incapaz de sentir empatía por alguien que no sea él mismo y porque sabe que todas las personas son manipulables y lograr que hagan lo que quiere alimenta su ego.Es una novela fácil de leer con un formato que nunca antes había visto: continuamente se presenta una situación en la vida de Thomas y lo que hizo en respuesta a ella, seguido de la descripción de la misma situación si se hubiera comportado de otra forma. Al comienzo le da un toque original y atractivo, pero después de cierto tiempo se vuelve tedioso. Hubo varios momentos en los que sinceramente me sentí perdiendo el tiempo, pero después de 200, 300, 400 páginas renunciar no era una opción y a pesar de todo quería saber cómo terminaba la historia. No lo recomiendo. Leer menos
Un decálogo sobre la maldad
A pesar de que Julia Navarro llevaba ya algunos años en el mundo literario con varias obras de divulgación periodística sobre el mundo de la política, fue con La Hermandad de la Sábana Santa, un thriller histórico en la estela de otros de similar argumento, pero con un ritmo y una manera de contar las cosas que denotaban el dominio del terreno y... Leer más
A pesar de que Julia Navarro llevaba ya algunos años en el mundo literario con varias obras de divulgación periodística sobre el mundo de la política, fue con La Hermandad de la Sábana Santa, un thriller histórico en la estela de otros de similar argumento, pero con un ritmo y una manera de contar las cosas que denotaban el dominio del terreno y la narrativa por parte de Navarro como se dio a conocer al gran público. Después de este debut, vendrían otros títulos como La biblia de barro y La sangre de los inocentes, también ambientadas en un contexto histórico. Pero lejos de estancarse en ese tipo de literatura, cambió de registro en sus dos siguientes obras, Dime quién soy y Dispara, yo ya estoy muerto. Con su última obra, Historia de un canalla nos cuenta, a traves de un protagonista ya en el ocaso de su vida, ese periplo vital mediante recuerdos vitales, en los que siempre subyace un poso de egoismo, de maldad, rayando en ocasiones en la psicopatía. Thomas, el protagonista, se confiesa como "canalla" y nos cuenta cómo desde pequeño empezó a ser como es, con el contrapunto de la historia "tal y como podría haber sido", en una especie de ejercicio de lo que podría haber sido pero nunca fue. Una lectura diferente que deja un sabor de boca amargo por la historia que cuenta, pero que está muy bien contada. Leer menos
Como es ser mala persona
Canalla: Persona despreciable y de malos procederesCrecemos creando vínculos afectivos, morales y éticos con personas de nuestro entorno. Con nuestros familiares, con nuestros amigos. Y al final todas las relaciones se basan en un dar y recibir. Amor, amistad, negocios... siempre hay algo que dar y algo que ofrecer. Por eso recibimos igual que d... Leer más
Canalla: Persona despreciable y de malos procederesCrecemos creando vínculos afectivos, morales y éticos con personas de nuestro entorno. Con nuestros familiares, con nuestros amigos. Y al final todas las relaciones se basan en un dar y recibir. Amor, amistad, negocios... siempre hay algo que dar y algo que ofrecer. Por eso recibimos igual que damos, sin juicios de valor. Pero cuando no se tiene ni un apego, ni un sentimiento benévolo o bueno hacia nadie de tu alrededor, ese intercambio no existe. Solo existe un beneficio basado en el egoísmo más puro y absoluto. Y si para conseguirlo hay que manipular, extorsionar o pisotear, se hace. La ambición de demostrar que no necesitamos a nadie, y el deseo de ver a los demás destrozados se alimenta de odio y la ira. Muchas veces no infundado en nada, tan solo en el sentimiento de poder que se consigue cuando a los demás les va mal o acaban destrozados, o enfermos o incluso llevados a la muerte.Así es el personaje principal de la novela, alguien sin empatía por nadie, ni por su familia. Alguien que confunde amor con tener algo, algo suyo, algo propio, algo de nadie más. Incluso si son personas, encerradas en pequeñas jaulas como pequeños pajaritos deseando de ser libres. Pero son suyos, propios, de nadie más. El conmigo o con nadie esta latente en casi todas sus relaciones. En todos sus actos.Me sabe mal pensar que haya gente así, pero el mundo esta lleno de gente mala y gente buena. Más peores o menos mejores, aunque todos somos el malo en la historia de alguien, lo que nos diferencia es tener remordimientos y sentirnos culpables cuando sabemos que hemos obrado mal.¿Me ha gustado? En esencia sí, pero hay trozos que me han aburrido un poco mucho. Sobre todo por las pequeñas reflexiones que hace después de sus actos, de cada acto en plan "podría haber..." o "y si en lugar de ..." Eso se me ha hecho muy aburrido, y paradójicamente, deseaba seguir leyendo su maldad a pensar que igual se estaba replanteando de verdad sus actos.¿Lo recomiendo? Púes si, la verdad. Da que pensar, y asusta, pero da que pensar. Además es bastante sorprendente con lo cuál no deja de ser un aliciente fresco. Leer menos
Risas para combatir la maldad
He disfrutado hasta la última línea de este nuevo trabajo editorial de la periodista y escritora Julia Navarro. Es la segunda novela que leo de la autora en pocos meses; primero me sumergí en el conflicto árabe-palestino de “Dispara, yo ya estoy muerto” gracias a un regalo. Me ha encantado volver a encontrar una historia vibrante y realmente muy... Leer más
He disfrutado hasta la última línea de este nuevo trabajo editorial de la periodista y escritora Julia Navarro. Es la segunda novela que leo de la autora en pocos meses; primero me sumergí en el conflicto árabe-palestino de “Dispara, yo ya estoy muerto” gracias a un regalo. Me ha encantado volver a encontrar una historia vibrante y realmente muy bien hilvanada, a pesar de transcurrir ambas obras en tiempos y escenarios muy distintos.De “Historia de un canalla” me ha atrapado la intriga que esconden todos los capítulos, la manera en que Julia Navarro describe ágilmente una larga historia llena de momentos y situaciones humanamente reprobables. La escritura es elegante a lo largo de toda la trama hasta cuando se narran las peripecias del protagonista, Thomas, paradigma de la maldad, incapaz de superar la revelación sobre sus orígenes. Una persona que no acepta la realidad, que niega la vida, que se condena a ser mala, que reparte tensión a su alrededor y que sólo Esther podrá soportar, entender y aguantar… La vida de un canalla que salpica a todos a conciencia de maldad… Sin saber que la obra terminará con unas risas.Las localizaciones en NYC y Londres, las comidas y cenas con vino, el mundo de la comunicación y de la publicidad… Glamour para vestir un libro denso que empieza con un flash forward y termina entre copas y risas.   Leer menos
Lo malo se hace «adictivo».
Esperar cada una de las «hazañas» de Thomas te hace devorar el texto. Del «animal racional» que llevamos dentro la autora consigue desarrollar en nosotros la primera parte de la definición. Simplemente genial.
Esperar cada una de las «hazañas» de Thomas te hace devorar el texto. Del «animal racional» que llevamos dentro la autora consigue desarrollar en nosotros la primera parte de la definición. Simplemente genial. Leer menos
HISTORIA DE UN CANALLA - Julia Navarro
 Hace ya unos cuantos años, un día mi marido llegó con un libro de regalo. En principio, el título no me llamaba mucho la atención. Tampoco tenía referencia alguna de él ni de su autora, lo cual, en cierto modo, era lógico. La escritora aunque era una periodista curtida, con la "La hermandad de la Sábana Santa" empezaba su andadura en este terre... Leer más
 Hace ya unos cuantos años, un día mi marido llegó con un libro de regalo. En principio, el título no me llamaba mucho la atención. Tampoco tenía referencia alguna de él ni de su autora, lo cual, en cierto modo, era lógico. La escritora aunque era una periodista curtida, con la "La hermandad de la Sábana Santa" empezaba su andadura en este terreno y, además, acababa de salir a la venta.Poco tardaron en conquistarme la novela y su autora, y a día de hoy las novelas de Julia Navarro pueblan mi biblioteca sin excepción alguna. MIS IMPRESIONESComo he dicho antes descubrí a la escritora Julia Navarro nada más sacar su primera novela. Después han ido viniendo otras que puntualmente he ido leyendo, todas menos "Dispara, yo ya estoy muerto" que todavía tengo pendiente de lectura. Así que no es raro que cuando me enteré que pronto saldría a la venta una nueva novela de esta autora estuviera decidida a leerla. Siempre he disfrutado con sus obras así que estaba dispuesta a hacerlo nuevamente.Pero Historia de un canalla no ha sido precisamente lo que yo esperaba. Si bien he disfrutado del buen hacer de Julia Navarro, de su forma de escribir, de su prosa fluida, fácil de leer y no por ello falta de calidad, con un estilo elegante y diálogos bien construidos, me ha resultado excesivamente larga para lo que nos contaba y en algunos momentos monótona.En muchas ocasiones pedimos a los autores que cambien de registro, nos gusta encontrarlos fuera de su zona de control y agradecemos el esfuerzo realizado cuando lo hacen, pero en este caso, y aunque la autora ha reconocido en algún medio que no lo ha hecho pensando en el lector, sino que ha escrito la novela que ella quería, este cambio no me ha convencido.En Historia de un canalla es el propio Thomas Spencer quien viendo cercana la muerte nos relata su vida. Thomas es una mala persona, es un canalla (por decirlo de forma delicada).En su infancia, que se desarrolló en el seno de una familia muy acomodada, podría pensarse que su forma de actuar era fruto de sus ganas de llamar la atención y del complejo que le provocaba su ascendencia latina por parte de madre y su aversión por esa rama de la familia, lo cual unido al marcado reflejo que esto tenía en su físico y que tanto rechazo le producía. Sin embargo, más adelante, no deja lugar a dudas que lo que Thomas Spencer encierra dentro de su persona es una gran maldad que no desaparece hasta su último aliento.Y este ha sido uno de los puntos que no me ha convencido de esta novela y con ello no quiero decir que el personaje no esté bien construido ni la maldad que encierra no esté bien reflejada, mostrándonos una persona despreciable, sin escrúpulos, cínico, hipócrita, egoísta, maltratador, amoral, etc., sino que no he podido comprender la necesidad de echar la vista atrás para analizar su vida y no mostrar ningún tipo vergüenza, de cargo de conciencia o arrepentimiento por sus acciones que él mismo reconoce no han sido buenas.Y es que no se trata de empatizar con un personaje para que te guste ni estar de acuerdo con su forma de actuar, simplemente es que no he entendido su postura en la novela, esa necesidad de esta mirada retrospectiva por su parte si para él estaba todo correcto como había sido, lo que ha hecho que el protagonista no me enganchara, resultándome totalmente ajeno e indiferente.Alternando con la narración de como sucedieron los hechos, el propio Thomas Spencer nos propone una segunda versión de como podrían haber sucedido los hechos si no fuese un canalla ("lo que pudo haber sido y no fue"), habiendo así evitado mucho sufrimiento a su alrededor. Una narración que está en letra cursiva para que quede totalmente diferenciada, y que para mi gusto no aporta nada a la novela y no hace sino añadir páginas a la misma, narrando una y otra vez los mismos hechos con un enfoque diferente y que rompe el ritmo de la misma, resultando la narración muchas veces monótona.En Historia de un canalla Julia Navarro aprovecha para hacer una crítica sobre la manipulación y la influencia de la publicidad y los medios de comunicación, sobre todo en política, sobre la población, cómo su forma de contar las cosas influye de una manera u otra en nosotros. También toca, aunque de forma menos profunda temas como el maltrato, el racismo o el machismo.En conclusión, esta novela de Julia Navarro no me ha convencido, agradezco el esfuerzo de la autora por el cambio realizado pero prefiero a la escritora de sus otras novelas y no por lo que tengan de históricas, algo en lo que algunos lectores inciden y han echado de menos, sino por el tipo de historias que en ellas nos contaba. Espero poder volver a encontrar pronto a la Julia Navarro que tanto me gusta.FICHA DEL LIBROFRAGMENTO Leer menos
"Canalla" es un gran eufemismo para describir a Thomas Spencer.
Antes de nada, he de decir que ha sido un libro muy largo (creo que con 200 o 300 páginas menos hubiera estado mejor) y a veces, un tanto pesado. Me ha gustado mucho la prosa de la autora, en este caso, narrando en primera persona a través de un personaje (que telita con el tío) muy, muy canalla. Creo que este personaje está muy bien caracteriza... Leer más
Antes de nada, he de decir que ha sido un libro muy largo (creo que con 200 o 300 páginas menos hubiera estado mejor) y a veces, un tanto pesado. Me ha gustado mucho la prosa de la autora, en este caso, narrando en primera persona a través de un personaje (que telita con el tío) muy, muy canalla. Creo que este personaje está muy bien caracterizado y reconozco que me ha gustado mucho, aunque a eso del 75% u 80% de la historia hizo ciertas cosas que me pusieron de muy mal humor y empecé a desear -fuertemente- que le llegara el karma. Ha habido otros tantos personajes que me han gustado bastante y me parecían una muy buena opción para llevar mejor la historia.Como ya he dicho antes, aunque durante todo el libro estaba interesada en lo que leía, a veces se hacía un tanto pesado y más a la hora de ponerte a leer este pedazo de libro. Con el final también he quedado relativamente satisfecha ya que era lo que yo "buscaba" desde un principio, aunque podría haber profundizado (y habérselo ahorrado en otros sitios) un poquito más en ese epílogo de "Un año después".Más en http://cosassobreunaadolescente.blogspot.com.es/2016/08/historia-de-un-canalla-de-julia-navarro.html  Leer menos
Me ha encantado. Una historia, complicada pero qu
ss
No puedo terminar de leerlo!!!
La edición que compré tiene una falla, le falta desde la página 624 a la 673! ¿Qué tengo que hacer?
La edición que compré tiene una falla, le falta desde la página 624 a la 673! ¿Qué tengo que hacer? Leer menos
Una apuesta arriesgada la de Julia Navarro en Historia de un can
Una apuesta arriesgada. Historia de un canalla es la última novela de Julia Navarro, una de mis escritoras favoritas. Con un estilo exquisito, como es habitual en ella, vuelve a invitarme a perderme en sus páginas. Pero esta vez, sin atraparme, sin emocionarme.  ResumenSoy un canalla y no me arrepiento de serlo.He mentido, engañado y manipulado ... Leer más
Una apuesta arriesgada. Historia de un canalla es la última novela de Julia Navarro, una de mis escritoras favoritas. Con un estilo exquisito, como es habitual en ella, vuelve a invitarme a perderme en sus páginas. Pero esta vez, sin atraparme, sin emocionarme.  ResumenSoy un canalla y no me arrepiento de serlo.He mentido, engañado y manipulado a mi antojo sin que me importaran las consecuencias. He destruido sueños y reputaciones, he traicionado a los que me han sido leales, he provocado dolor a aquellos que quisieron ayudarme.He jugado con las esperanzas de quienes pensaron que podrían cambiar lo que soy. Sé lo que hice y siempre supe lo que debí hacer. Esta es la historia de un canalla. La mía. Thomas Spencer sabe cómo conseguir todo lo que desea. Una salud delicada es el precio que ha tenido que pagar por su estilo de vida, pero no se lamenta por ello. Sin embargo, desde su último episodio cardíaco, una sensación extraña se ha apoderado de él y en la soledad de su lujoso apartamento en Brooklyn, se suceden las noches en que no pueden evitar preguntarse cómo habría sido la vida que conscientemente eligió no vivir.El recuerdo de los momentos que le llevaron a triunfar como publicista y asesor de imagen, entre Londres y Nueva York en los ochenta y noventa, nos descubre los turbios mecanismos que en ocasiones emplean los centros de poder para conseguir sus fines. Un mundo hostil, gobernado por hombres, en el que las mujeres se resisten a tener un papel secundario.  ImpresionesHay novelas que dejan una huella imborrable en tu alma. Para mi, Dime quien soy de Julia Navarro es un buen ejemplo. Llegó a mis manos por casualidad y duró dos días... Si, dos días. La devoré con unas ansias irrefrenables por saber más y más sobre Amelia Garayoa. Y el estilo de su autora, tan elegante, cuidado, exquisito... Todo era sublime. Pocas veces una obra literaria me ha atrapado de esa forma. Y desde entonces no puedo evitar marcar en el calendario la fecha de una nueva publicación de Julia Navarro. Y eso hice con Historia de un canalla. Evidentemente las expectativas eran muy altas, casi imposible de superar. Pero lo que no me esperaba es que fuese a sentirme tan perdida en sus páginas. Algunas de ellas de una dureza indescriptible. Sabía que la autora había cambiado de registro en esta novela. Lo que no podía intuir era que iba a dejarme esta sensación tras su lectura. Thomas sabe que la muerte le acecha. Es el momento de mirar hacía atrás. Él es consciente que es un auténtico canalla. Con todas y cada una de sus letras. Un completo canalla. Narrada en primera persona, Thomas nos va desvelando sus hazañas desde que era un niño. Pero no hay el más mínimo interés por ocultar datos, por maquillar situaciones escalofriantes. No. Aquí Thomas nos relata la historia con toda su crudeza para después ofrecer una versión al lector de lo que hubiese podido ser si fuese alguien distinto, alguien con buenos sentimientos. Estas partes estan diferenciadas con tipografía en cursiva.Como os decía, me sentí muy perdida en su lectura y el principal problema fue Thomas, su protagonista. Un personaje que no sólo no se siente arrepentido, si no que parece estar orgulloso de quién fue, de lo que hizo en cada momento. Estuve y creo que aún lo sigo estando, bastante desconcertada. Y si tenemos en cuenta que tiene casi 900 páginas... No, no ha sido un viaje nada agradable para mi. Una lectura tediosa. Nunca creí que pudiese decir esto de una novela de Julia Navarro. Pero Historia de un canalla no es sólo densa por su volumen de páginas, si no también y especialmente por su trama. Una sucesión de batallitas personales que pretenden ofrecer al lector un retrato sobre la maldad humana, pero que no he visto en ningún momento. La premisa era buena, pero creo que Julia Navarro en esta ocasión no ha conseguido transmitirlo. Thomas no deja de ser un malcriado engreído con un ego como la copa de un pino. Un manipulador, sí. Patético, también. Por que en demasiadas ocasiones deje de verle como el típico malo/malísimo para verle simplemente como alguien ridículo. Pero además mostrarnos la maldad intrínseca de Thomas, la autora retrata aspectos de la profesión periodística y publicitaria, campos bastantes conocidos para ella. Sé que era una apuesta arriesgada. Julia Navarro se ha atrevido a dar voz a un personaje incapaz de conectar con él. Se puede ser malo, pero no te jactes de ello en tus últimos días en esta vida. Y no, no es que no me guste leer sobre villanos, es que creo que en esta ocasión algo falla, es un personaje plano, que se ve desde lejos que su principal problema son unos complejos de inferioridad enfermizos. Pero no todo es malo en Historia de un canalla. Una vez más, Julia Navarro hace gala de un estilo impecable. Una prosa exquisita que invita a leer, aunque la trama no sea del todo apetecible. Una elegancia sin parangón. Julia Navarro es sin lugar a dudas, una de las mejores escritoras que tiene España en la actualidad. Y aunque en esta ocasión no me ha convencido, volveré a marcar en mi calendario la fecha de su siguiente publicación. "No, Thomas. A ti te quería, creía que te quería. Después de soñar tanto contigo resulta que te fijabas en mí, que incluso querías casarte conmigo. No estaba convencida porque veía que para ti el amor no significaba lo mismo que para mi. Soy una romántica, y mientras a mí se me hacía un nudo en el estómago cada vez que me mirabas, veía que a ti no te sucedía nada. No me quieres, Thomas. Simplemente crees que me necesitas, necesitas mi lealtad, de mi amor por ti, pero en realidad no te emociono. Y sin emoción no hay amor"   * Gracias a la editorial Plaza & Janés por el ejemplar Leer menos
El calificativo de "canalla" se queda corto
En resumen, he de decir que la novela no es fácil de leer, pero no es su lenguaje o estilo lo que dificulta su lectura, no, es su carga emocional, ya que ser capaz de digerir las "hazañas" del protagonista es complicado y empatizar con él también, aunque en algunos momentos muy determinados lo he llegado a entender (¿por qué nos vemos 'forzados'... Leer más
En resumen, he de decir que la novela no es fácil de leer, pero no es su lenguaje o estilo lo que dificulta su lectura, no, es su carga emocional, ya que ser capaz de digerir las "hazañas" del protagonista es complicado y empatizar con él también, aunque en algunos momentos muy determinados lo he llegado a entender (¿por qué nos vemos 'forzados' a hacer cosas que no nos apetecen, que no sentimos, sólo por el hecho de que es lo políticamente correcto, lo adecuado, según la sociedad o cultura, de hacer? Pero, aún así, la recomiendo aunque haya que buscar un momento adecuado y mentalizarse antes sobre lo que te vas a encontrar para ponerse con ella. Crónica de los libros que dan cuerda a mi mundo: http://librosquedancuerda.blogspot.com.es/2016/03/resena-historia-canalla.html Leer menos
Un canalla de altos vuelos
Un canalla de altos vuelosEsta nueva obra de Julia Navarro, Historia de un canalla, nosofrece, ya en el título, un claro avance de lo que el lector se va aencontrar en sus más de ochocientas páginas: la historia deThomas Spencer, un personaje de clase alta estadounidense que,teniéndolo todo para ser feliz (posición, dinero, familia…) sólodisfrut... Leer más
Un canalla de altos vuelosEsta nueva obra de Julia Navarro, Historia de un canalla, nosofrece, ya en el título, un claro avance de lo que el lector se va aencontrar en sus más de ochocientas páginas: la historia deThomas Spencer, un personaje de clase alta estadounidense que,teniéndolo todo para ser feliz (posición, dinero, familia…) sólodisfruta maquinando contra los demás y cambiando, para mal, el rumbo de sus vidas. Y todoesto desde bien niño.Por si el título no fuera suficiente para calificar a este personaje, dejaremos que algunospersonajes lo definan. Roy Parker, el mejor de sus clientes, dice de él que es “un hombre sinprincipios pero inteligente y cobarde. Llega al límite pero sin sobrepasarlo.” (página 209);Nataly, una de sus amantes, lo describe como “un tipo que se las trae: sin sentimientos, capazde cualquier cosa para conseguir lo que quiere. No tienes escrúpulos, Thomas, y las mujeresson para ti menos que cosas.” (página 538).El propio protagonista (y narrador, porque la novela está contada en primera persona) dice desí mismo: “No era ni soy buena persona, nunca lo he sido, siempre he puesto mis apetenciaspor delante de todo.” (páginas 697-698). Sin duda este es el testimonio más benévolo de lostres que hemos traído aquí.Hemos mencionado en una cita su consideración (poca) hacia las mujeres. Efectivamente, esun tema recurrente a lo largo de la novela. Sin paliativos ni circunloquios, Thomas Spencer esun maltratador, un machista sin límites que usa a las mujeres y abusa de ellas hasta la violenciamás extrema (golpes, humillaciones, acoso, terror), hasta su destrucción moral e incluso física.Solo respeta a una de las que se cruza por su vida y por la que siente algo parecido al amor(Thomas Spencer parece carecer de sentimientos positivos)Alcoholizado y odiado por todos, sin apenas amigos ni familia, su decadencia tarda en llegar.En esta novela el karma es lento y permite que el protagonista sobreviva a todas lasdificultades y zancadillas de un mundo peligroso plagado de especuladores y manipuladores dela peor calaña que buscan el poder, el dinero, el placer y otros dioses del capitalismo mássalvaje. Y a cualquier precio.En fin, todos los ingredientes para una fácil y plácida lectura (el dominio del lenguaje, laclaridad, la elección de palabras y construcciones), con situaciones a veces repetidas, a vecesdemasiado previsibles, pero que reflejan con verosimilitud el mundo poco humano que existeen ciertos niveles de nuestra organización social, precisamente en aquellos desde los que senos controla y dirige.Y, para terminar, dos defectos que encontramos en esta novela. El primero, su extensión. Nocreemos que se necesitaran tantas páginas para esta historia, pero el mundo editorial pareceempeñado en cultivar nuestros bíceps mientras cultivamos nuestro espíritu. El otro defecto sepresenta, en principio, como un afortunado hallazgo técnico: cada vez que el protagonistacomete alguna de sus maldades voluntarias, el narrador (él mismo) nos ofrece otra versión delos hechos considerando cómo debía haber actuado para no dañar a nadie o, simplemente,para quedar bien, posibilidad que inmediatamente rechaza. Pero, como todo exceso, larepetición de este recurso en la primera parte del libro se hace monótona y reiterativa.Afortunadamente, la autora también se da cuenta y deja de usarlo paulatinamente paraaligerar la marcha de tan extensa narración.Disfrutadlo sin pretensiones; un buen rato (muchos ratos) de catarsis, porque, viendo aldesalmado de Spencer actuar, nos sentiremos mejores. Leer menos
Títulos que describen tu primer pensamiento al tratar de definir
  Lo primero que tengo que decir de esta novela es lo mucho que me alejó de mi zona de confort lectora. No suelo leer novelas de esta temática ni con esta ambientación así que fue un reto para mí, un reto que estoy muy contenta de haber realizado pero que a la vez me ha dejado con un sabor agridulce. Nuestro protagonista es Thomas Spencer y es é... Leer más
  Lo primero que tengo que decir de esta novela es lo mucho que me alejó de mi zona de confort lectora. No suelo leer novelas de esta temática ni con esta ambientación así que fue un reto para mí, un reto que estoy muy contenta de haber realizado pero que a la vez me ha dejado con un sabor agridulce. Nuestro protagonista es Thomas Spencer y es él mismo quien nos narra la historia de su vida, echando la vista atrás, ahora que es ya un adulto.Thomas es hijo de una enfermera y un próspero y rico abogado, pertenecientes a la alta sociedad de Nueva York y su narración empieza en sus años de infancia, cuando se da cuenta que él no es como los demás, que no siente ningún aprecio o amor ni por su hermano pequeño, Jaime, del cual está celoso, ni por su madre y su familia materna, a las que considera vulgares dada su ascendencia latinoamericana. Thomas es moreno como su madre en vez de alto, rubio y distinguido como su padre y su hermano, Thomas es reservado y huraño cuando su hermano es extrovertido y cae bien allá por donde va....Poco a poco, Thomas nos va exponiendo cuáles fueron sus acciones en determinados momentos y como, aún siendo consciente de lo que tendría que haber hecho, de lo que habría sido correcto, cómo eligió hacer lo que el quiso en cada momento sin atender en los más mínimo a los deseos, sentimientos o necesidades de los demás.  No sólo conoceremos su infancia sino también su juventud y madurez, todos los aspectos de sus vida, todas las tretas, engaños, manipulaciones y despropósitos que ha hecho a lo largo de su vida nos serán narrado sin el menor atisbo de remordimientos por parte del protagonista. Efectivamente, ésta es la historia de un canalla y, como tal, no es una lectura esperanzadora o alegre, sino dura, sincera y áspera. Sin entrar en más detalles en cuanto a la trama se refiere, sí que habría mucho que podríamos decir en cuanto a la pluma de la autora y es que Julia Navarro es una escritora y periodista española que obtuvo fama y prestigio internacional con su obra "La hermandad de la sábana blanca". Sus publicaciones son numerosas y en todas ellas ha sido un auténtico éxito de ventas siendo ésta mi estreno con la autora, un estreno que admito me ha enganchado y gustado por su forma de escribir y narrar los hechos. Ha conseguido mantener mi atención y mis ganas de leer a pesar de no soportar, de aborrecer al protagonista. Y siendo franca, que una lectura de más de 800 páginas no resulte pesada ni lenta, tiene su mérito.  No todo ha sido maravilloso, ni mucho menos, ya que si bien es cierto que se pueden distinguir dos partes en el desarrollo de la novela, la segunda resulta, en determinadas partes, demasiado repetitiva ya que se daban situaciones muy parecidas a las que ya había vivido en su pasado. Tampoco entendía cómo podía librarse siempre de todas las maldades que armaba, toda vez que en ningún momento de la novela se le presenta como un hombre excepcionalmente inteligente o astuto sino, más bien, como un hombre sin escrúpulos que se aprovecha del trabajo de los demás...pero por último, lo que más me chirriaba era el interés amoroso de Thomas, no voy a desvelar su nombre ni mucho menos pero no entendía ni su obsesión por ella ni que ella pudiera aguantar todo lo que aguanto...por mucho que la autora lo explica no me llegó a parecer convincente y no acaba de poder creérmelo. En resumidas cuentas, una lectura intensa, diferente y que te deja con un sabor amargo en la boca con su final pero que te atrapa a la hora de leer queriendo saber, en todo momento, qué es lo que va a pasar a continuación.Muchísimas gracias a la editorial por facilitarme el ejemplar y por permitirme, con ello, leer esta novela tan diferente y absorbente. Y vosotros, ¿lo habeís leído? ¿Qué os ha parecido? ¡Sed buenos! Ali. Leer menos
La vida de un canalla contada por él mismo
Ante el estupor, el horror, incluso la incomprensión, el lector no puede sino seguir leyendo. Y es que Julia Navarro presenta la vida de un canalla contada por él mismo. Conocemos a Thomas, el hijo mayor de los Spencer, una familia adinerada que vive en Manhattan, cuando todavía es un niño; a pesar de que sus acciones son cuestionadas por su cui... Leer más
Ante el estupor, el horror, incluso la incomprensión, el lector no puede sino seguir leyendo. Y es que Julia Navarro presenta la vida de un canalla contada por él mismo. Conocemos a Thomas, el hijo mayor de los Spencer, una familia adinerada que vive en Manhattan, cuando todavía es un niño; a pesar de que sus acciones son cuestionadas por su cuidadora, por su madre, por su profesora… los castigos no consiguen romper la barrera que la falta de empatía ha instaurado en su todavía infantil mente. Una anécdota en la que Thomas nos cuenta cómo dio patadas a un pájaro mientras paseaba por la calle nos sitúan en la primera de las muchas zonas de tensión de la novela. Esas zonas de incomodidad son, en esencia, el argumento de esta obra.Historia de un canalla arranca con una preocupación del Thomas adulto: siente que la muerte se acerca por lo que decide recordar desde su niñez cómo ha sido su vida para atestiguar que, en efecto, no puede arrepentirse de nada. Lo que, en un principio, es el relato de una vida cobra importancia cuando el propio Thomas decide presentarse tal cual es, llegando incluso a relatar cómo los conflictos que su actitud crea podrían haber sido evitados. Así sabemos que estamos ante un canalla cuerdo. No hay excusa para su maldad, para su egoísmo. Conoce lo que debería hacer, lo que debería sentir, cómo debería comportarse, y así nos los hace saber. El protagonista se sabe cruel, despiadado, envidioso y a pesar de todo reivindica su forma de ser, de actuar. Y nosotros, como lectores, no podemos más que indignarnos y seguir buceando en las más de 800 páginas que tiene la novela, en busca de un atisbo de bondad, de afecto, de penitencia o de perdón.Entre Nueva York y Londres —incluyendo una estancia en Madrid— Julia Navarro muestra a la vez, un mundo moderno y una sociedad estancada en las normas sociales. La corrupción política, empresarial, periodística forman parte de un día a día en el que el poder es dinero y el dinero es poder. Hacerse un nombre en algunas de las grandes capitales ya no es sólo cuestión de carisma —del que Thomas Spencer carece por completo— o de esfuerzo, sino de manipulación, extorsión y juegos sucios. La autora nos abre los ojos; el ser humano está dispuesto a aceptar entre su «tribu» al más inhumano de los hombres con tal de conseguir sus fines. Lo que en un principio sería motivo de aislamiento social, se convierte en Thomas en una forma de vida. El desprecio hacia su propia familia, el maltrato a cada una de las mujeres que pasan por su vida, la extorsión y manipulación que hacen sufrir a la única mujer que podría hacerlo feliz, quedan impunes en un mundo donde el dinero lo compra todo.En cierto modo, Historia de un canalla es un testimonio valiente. Desde los ojos de un estadounidense que vive en Londres, Madrid, y por tanto España, es analizada críticamente. Un país donde la corrupción no resta votos, donde las protestas no surten el efecto esperado y donde la vida sigue después de las 12. No todo es malo en este país, tan diferente del mundo anglosajón.Julia Navarro, éxito de ventas con cada una de sus novelas, tiene la capacidad de enganchar al lector con historias bien relatadas, extensas pero cautivadoras, que acaban por introducir al lector hasta tan punto en la trama que al final no queda más que respirar y asentir con sorpresa. Lo ha vuelto a hacer. Como buen «bestseller» no quedan fuera fórmulas que facilitan al lector más perezoso volver sobre algo contado con anterioridad. Esa «paternalidad» es la que permite leer sin parar, sin pensar en exceso y aun así, dejar que nos adentremos en la vida del canalla. Su prosa bien elaborada, clara, sin erudiciones, amplía el rango de lectores a cualquiera que esté dispuesto a indignarse —por placer— con el comportamiento cuestionable del protagonista. Es una novela casi psicológica amenizada con viajes, negocios y relaciones personales.  Leer menos
Historia de un canalla
Cuando vi que en la web de Edición Anticipada ofrecían la oportunidad de reseñar el nuevo libro de Julia Navarro no dudé. Hace años leí los tres primeros (La Hermandad de la Sábana Santa, La Biblia de barro y La sangre de los inocentes) y los disfruté muchísimo. Aunque por algún motivo nunca me he decidido a leer sus dos siguientes obras (Dime q... Leer más
Cuando vi que en la web de Edición Anticipada ofrecían la oportunidad de reseñar el nuevo libro de Julia Navarro no dudé. Hace años leí los tres primeros (La Hermandad de la Sábana Santa, La Biblia de barro y La sangre de los inocentes) y los disfruté muchísimo. Aunque por algún motivo nunca me he decidido a leer sus dos siguientes obras (Dime quién soy y Dispara, yo ya estoy muerto) el buen recuerdo que tenía de esta autora y la prometedora sinopsis de este libro me decidieron a pedirlo. Thomas se encuentra a las puertas de la muerte y es plenamente consciente de ello, así que decide hacer un repaso de su vida, de todo lo que ha hecho, mentido y engañado, siempre para salirse con la suya. El es un canalla en toda regla, alguien que no se preocupa por los demás, que no ama a nadie más que a si mismo. Después de un prólogo en el que conocemos al Thomas del presente, enfermo y al borde de la muerte, él mismo empieza a relatarnos la historia de su vida repartida en tres bloques: infancia, juventud y madurez. No es necesario que la historia avance mucho para darnos cuenta del tipo de personaje que tenemos enfrente. A medida que nos va narrando como ha ido actuando a lo largo de su vida Thomas va intercalando párrafos en cursiva en los que nos brinda una versión distinta a la situación previamente descrita. Thomas, al borde de la muerte y dando un repaso de su vida, es consciente de que muchas cosas podrían haber sido distintas si en ciertas ocasiones se hubiera comportado como un "buen chico". Pero aún siendo consciente, no se arrepiente de nada. En mi caso, estos párrafos me parecieron muy originales en un principio aunque pronto perdieron todo su sentido. Llega un momento en el que aunque él hubiera actuado de otra manera, es imposible corregir tantos años actuando como un canalla. En cuanto a su vida profesional, tenemos la oportunidad de ver los entresijos de la política, el periodismo o la publicidad. En todas ellas hay algo en común: la manipulación de la información para conseguir ciertos fines. Aunque este tema es muy interesante terminó por aburrirme. Demasiadas páginas, demasiada información. Se le da muchas vueltas a ciertos temas, a la vez que se incorporan nuevos personajes y algunos tramos del libro están explicados desde su versión. Esto me ha fallado un poco, ya que esperaba leer solo la versión de Thomas, solo los hechos que el conoce de primera mano. No me malinterpretéis, siempre me gusta poder leer todos los puntos de vista de la historia para conocerla entera, pero en esta ocasión considero que la versión de Thomas ya era bastante densa por si sola. Muchas ya sabéis lo que me ha costado leer el libro y hacer esta reseña. Después de darle muchas vueltas he llegado a la conclusión de que sencillamente no era mi momento de leer este libro. Como ya he dicho, la vida profesional de Thomas me habría gustado mucho más si no fuera porque recientemente he visto dos series que tratan precisamente de eso: de tergiversar la información para hacer creer lo que uno quiere y en el momento que quiere. Este tema ahora mismo esta un poco agotado para mí. Por otro lado, hay un momento en su infancia en el que creí estar delante de un psicópata en potencia. En ese momento pensé que el libro estaba por mejorar muchísimo pero el caso es que me cree unas expectativas totalmente equivocadas y de ahí parte de mi decepción. En definitiva, Historia de un canalla es buen libro, bien documentado y muy bien escrito. Aunque a mi no me haya convencido no puedo dejar de recomendarlo. Estoy segura que si yo lo hubiera leído en el momento adecuado (obviando ciertas cosas) lo habría disfrutado mucho más. Leer menos
Un singular encuentro con la autora
Thomas y su hermano James son niños bien acomodado en el centro de Nueva York, su padre es abogado de éxito y su madre ejerce de enfermera, y mientras el matrimonio trabaja cuentan con la atención de Maria. Thomas ha heredado el color y los rasgos latinos por parte de su familia materna mientras James ha heredado la tez clara y en general el asp... Leer más
Thomas y su hermano James son niños bien acomodado en el centro de Nueva York, su padre es abogado de éxito y su madre ejerce de enfermera, y mientras el matrimonio trabaja cuentan con la atención de Maria. Thomas ha heredado el color y los rasgos latinos por parte de su familia materna mientras James ha heredado la tez clara y en general el aspecto típico de un neoyorquino procedente de buena familia (o al menos la idea tópica que nos viene a la cabeza) por parte de su familia paterna. Cuentan con unos abuelos y tíos dispuestos a servir y ante ellos se abren mil puertas, lujos y posibilidades... sin embargo eso no es suficiente para Thomas Spencer, nuestro protagonista, el "canalla" en el que se centra la novela y que pronto dejará al descubierto su lado más oscuro. Y como se suele decir; esto sólo es el principio. Conocemos a Thomas de niño y ya de pequeño podemos apreciar que algo no va bien, en el sentido de que es cínico como ningún crío debería serlo y da rienda suelta a su maldad de manera considerablemente retorcida. Pero la cosa no va, precisamente, a mejor en los años que le siguen y cada vez las "travesuras" que comete son peores y más mal intencionadas. El caso es que tras terminar sus estudios decide irse a Londres (sin haber dado un palo al agua, por supuesto) y probar suerte en el mundo de los negocios. Y, sorprendentemente, al poco tiempo consigue hacerse nombre. Por la familia de Thomas he sentido un enorme pesar, tanto su madre, como su padre, como su hermano, como sus abuelos y sus tíos lo tratan con paciencia infinita. Pero tampoco quiero hablar mucho de ello pues tendría que adelantaros ciertos sucesos. Digamos que son una buena familia, no perfectos pero tienen buenas intenciones. Como la historia se desarrolla a medida que Thomas crece (literalmente hablando ya que la novela está dividida en: Infancia, Juventud, Madurez y Declive) a lo largo de su vida van y vienen personajes constantemente, sin embargo hay uno que considero clave pues será el puente que mantendrá unido a Thomas Spencer con Nueva York. Y sí, es una mujer. Pero si pensáis que nuestro querido protagonista va tomar un rumbo distinto por su aparición os encontráis bastante lejos de la realidad. Él seguirá en lo suyo, ganando algún que otro cliente incondicional, haciendo visitas a casas de prostitutas, haciendo lo que quiere, como quiere y pisando todas las cabezas que haga falta y más. Dejando de lado la historia y los personajes voy a hablaros un poco de mis impresiones personales. El libro empezó sobre ruedas, me parecía interesante la manera de pensar y actuar de Thomas, además siempre intentaba excusarlo, comprenderlo, etc pero hubo un punto en el que no pude seguir haciéndolo. Thomas terminó con mi paciencia al igual que lo hizo con la de sus familiares, amigos, amantes, etc. Es un personaje que no deja de causar angustias y por muy interesante que me estuviera resultando la historia me saturaba tanta maldad. Desde antes de la mitad lo único que deseaba era que Thomas muriera, y no es que le odiara pero me causaba mucha repulsión y angustia el daño que le hacía a todo el mundo. Por otra parte hay algo en mí que le compadece como a ningún otro personaje literario, es tan infeliz que su única alegría es causar daño y adquirir poder. En fin, que el comportamiento, actitud y pensar de Thomas me cansó y angustió el 90% del libro, entrecavando mi lectura más de una vez. Sin embargo, todo hay que admitirlo, Historia de un canalla sin un malvado a la altura de Thomas Spencer se habría quedado en poca cosa. Es un libro de unas 900 páginas y ahora mismo no sabría deciros si me ha resultado muy denso a la hora de leer o no. Julia Navarro se expresa de manera directa pero hay detalles que me sobraron.... Digamos que la historia se hace interesante y no es difícil de seguir pero no todo lo que se cuenta es de máxima relevancia. Las partes más pesadas han sido aquellas en las que Thomas empieza a contar todo lo que pudo haber hecho de otro modo para ser mejor persona y evitar jorobar el resto de personajes. Y es que me lo imagino en su lecho de muerte recordando todas las fechorías que nos va narrando y repitiendo cosas como "lo volvería a hacer" o "no me arrepiento". Por otro lado la parte más interesante del libro ha sido ver el tipo de trabajo, negocio o empresa en el que Thomas se involucraba y como lo manejaba o con qué gente se veía rodeado. No veía el momento en la fastidiara y recibiera una cura de humildad. Hay que decir que la vida de Thomas me ha parecido muy bien construida, no han habido vacíos ni momentos en los que no te la terminaras de creer, es bastante factible/real. Leer menos
Decepción
Me ha costado mucho terminar este libro. No había leído nada de la autora y la verdad veo que me he equivocado con mi decisión. Hay muchas páginas que te las puedes saltar. No me ha enganchado nada. Y la verdad es que es una lastima ya que había escuchado hablar muy bien de Julia Navarro. (Eso quiere decir que no descarto leer alguna otra novel... Leer más
Me ha costado mucho terminar este libro. No había leído nada de la autora y la verdad veo que me he equivocado con mi decisión. Hay muchas páginas que te las puedes saltar. No me ha enganchado nada. Y la verdad es que es una lastima ya que había escuchado hablar muy bien de Julia Navarro. (Eso quiere decir que no descarto leer alguna otra novela suya en un futuro). Pero una cosa no quita la otra, la historia en si es buena, es un libro bien escrito y que esta bien documentado. En definitiva que creo que se ha arriesgado mucho con este libro, pero no ha sabido como llevarlo del todo, me ha sobrado gran parte de él. Se me ha hecho pesado, eterno, con ganas de que acabara ya, de hecho hacía al final he estado a punto de no terminarlo... pero no me gusta dejar un libro a medias. También es cierto que puede que si lo hubiera leído en algún otro momento lo hubiera disfrutado más No descartéis leerlo ya que creo que yo no le he disfruta por circunstancias de la vida, si lo leyera en otro momento seguramente lo hubiera disfrutado mucho más. Leer menos
Merece la pena leerlo sólo por descubrir cómo maquina la cabeza
Nunca antes he leído una historia parecida, así que me he sentido muy atraída por la trama y todos los tejemanejes del protagonista y sus allegados. Los personajes están muy bien construidos y muy cuidados. Se nota mucho que la autora se ha documentado muy bien, no sólo para el desarrollo de los personajes que son muy complejos, sino también ... Leer más
Nunca antes he leído una historia parecida, así que me he sentido muy atraída por la trama y todos los tejemanejes del protagonista y sus allegados. Los personajes están muy bien construidos y muy cuidados. Se nota mucho que la autora se ha documentado muy bien, no sólo para el desarrollo de los personajes que son muy complejos, sino también en la ambientación, tanto por la época, como por las localizaciones y los círculos sociales en los que se mueven los personajes. La novela está narrada en primera persona por Thomas, algo que a diferencia de muchísimas personas, me encanta. Thomas nos va relatando su vida desde pequeño, a la vez que hace reflexión sobre cada una de las situaciones por las que ha pasado, razonando e imaginando, qué hubiera pasado si su comportamiento hubiera estado basado en el buen hacer. Estos razonamientos o pensamientos se presentan durante todo el libro en letra cursiva. En un principio me entusiasmó mucho la forma en la que se estaba presentando toda la historia, pero a lo largo de los capítulos se iban perdiendo esas ganas y ese entusiasmo por seguir leyendo y conociendo. Ha querido mostrarnos tantos detalles que al final el más ha sido menos. Muchos de esos detalles hubiera dado lo mismo no ponerlos, ya que no aportan absolutamente nada ni al personaje, ni al desarrollo de las situaciones. También pienso que han habido varios capítulos que estaban de más y diálogos que se se han terminado haciendo largos y tediosos. Pero como comenté al  principio de la valoración, la trama me ha encantado y los personajes y la ambientación son realmente maravillosas. Merece la pena leerlo sólo por descubrir cómo maquina la cabeza de un ser como Thomas. Leer menos
Reseña: Historia de un canalla, de Julia Navarro
Uno de los últimos libros que he leído (y sí, voy muy lenta leyendo) es Historia de un canalla, un libro de Julia Navarro que salió publicado hace unos meses y que ha supuesto para mí el leer a una autora consagrada como es ella. Pero, ¿qué nos podemos encontrar en el libro? La historia de Historia de un canalla Lo cierto es que la sinopsis ... Leer más
Uno de los últimos libros que he leído (y sí, voy muy lenta leyendo) es Historia de un canalla, un libro de Julia Navarro que salió publicado hace unos meses y que ha supuesto para mí el leer a una autora consagrada como es ella. Pero, ¿qué nos podemos encontrar en el libro? La historia de Historia de un canalla Lo cierto es que la sinopsis ya nos dice lo que nos vamos a encontrar: a un canalla. El libro comienza con el protagonista, Thomas, diciendo que es un canalla, intentando convencer al lector de que es así, para, después, pasar a contarte tu vida. Hasta ahí la historia es buena porque te mete de lleno en un ambiente que quizá no conozcas, te hace ver cómo se gana la vida para conseguir todo lo que tiene. Y sí, te hace pensar que efectivamente es un canalla por todo lo que hace. Pero... el libro tiene partes donde uno pensaría que son más que prescindibles. Como he leído en otros sitios: por supuesto que puede tomar otra decisión, y no la que tomó. Pero, si hubiera sido así, este libro ni se titularía Historia de un canalla ni tendría el final que tiene. Sería otro libro. Para mí, muy extensas esas partes que, al fin y al cabo, son suposiciones, ¿no bastaba con citar que tenía otra opción y que no la siguió? Los personajes de Historia de un canalla En este caso he de decir que hay muchísimos personajes, unos mejor que otros, algunos que aparecen y enseguida congenias con ellos pero que la autora lo hace desaparecer casi como si fueran un mero relleno. Pero para no desvelar mucho, sólo me quedaré con Thomas, el personaje principal y al que al final llegas a coger cariño porque, aunque intenta hacerte ver que es una persona despreciable, y realmente podríamos decir que lo es, entiendes con su narración todo lo que ha hecho y cómo se ha forjado. ¿Lastima? No, no creo que llegues a sentir eso por él, al fin y al cabo, como en el libro aparece, pudo haber tomado otros caminos y no lo hizo. La forma de escribir de Julia Navarro En este caso he de decir: chapó. Julia Navarro sabe cómo escribir y, a lo largo de la novela, bastante extensa por cierto, he de decir que se nota cuando se sabe narrar y llevar al lector por el camino. Ahonda en la personalidad del protagonista, lo desvela por completo para el lector, así como a algunos personajes más, aunque en otros se quedó corta, quizá también por la extensión de páginas. El caso es que está escrito de una forma muy elegante. Decir que sea fácil de leer... Bueno, es extenso, y con algún lenguaje que quizá te cueste un poco de trabajo entenderlo (sobre todo si no has leído mucho) o demasiado descriptivo, pero en general es una buena lectura para tomársela con calma porque el libro es lento en cuanto a acción. Los sentimientos de Historia de un canalla Finalmente, los sentimientos que te aporta la novela Historia de un canalla son muchos. Te queda un buen sabor de boca por conocer la vida de Thomas, y el porqué de todo lo que hace. El final es llamativo, sin duda. Pero, para saberlo, tendrás que leerlo. Leer menos
Historia de un canalla (Julia Navarro)
Es importante empezar esta reseña comentando que es el primer libro de Julia Navarro que leo. Lo es porque no puedo comparar. Como sabrá la mayoría de los que por aquí asoman se trata de su última novela y supone un cambio de registro. Cambios. Entre otras consecuencias, cambiar supone arriesgarse a que a los lectores asiduos no les haga ni pizc... Leer más
Es importante empezar esta reseña comentando que es el primer libro de Julia Navarro que leo. Lo es porque no puedo comparar. Como sabrá la mayoría de los que por aquí asoman se trata de su última novela y supone un cambio de registro. Cambios. Entre otras consecuencias, cambiar supone arriesgarse a que a los lectores asiduos no les haga ni pizca de gracia. Puede suceder al contrario, que entre sorprendidos y conformes se acepte e incluso se aplauda. A mi me parece genial que una, como autora, se permita estos lujos, pero a lo que voy, siendo primeriza Historia de un canalla me ha supuesto leer un libro extenso sin desfallecer pero también me ha servido darme cuenta de algunas cosas que no. De todo se aprende, así que allá vamos. Thomas Spencer, como todo canalla, empieza sus fechorías desde bien temprano. El libro desglosa en cuatro partes la vida del susodicho, infancia, juventud, madurez y declive. El lector comprueba como lejos de aprender o enmendarse ante las numerosas vicisitudes a las que enfrenta, el buen hombre, por decir algo, siempre se polariza en hacer lo menos conveniente. No satisfecha con ello, Julia Navarro, en determinados momentos se permite introducir fragmentos en cursiva de cómo podía haber actuado de forma más humana/correcta/normal. Esta particularidad me hace pensar en dos cuestiones: 1. Que el tipo sí sabe hacer las cosas bien pero no quiere y puestos a ello lo repugnas con mayor facilidad y 2. Que aunque este tipo de intervenciones son menores conforme avanza y hechas sucesivas veces, no resultan necesarias. ¿Motivo? No aportan más comprensión a la psicología del personaje. Es un cabrón, lo captamos, y así seguirá siendo, per sécula seculórum. Puede que el lector sea un alma cándida que crea que sí pero el título lo anuncia, no hay enmienda. La novela, que está narrada en primera persona, se lee sin dificultades pero con algunos tropiezos. Cuando el protagonista se embarca en alguna empresa profesional puede resultar excesivo el metraje. Esto me ha ocurrido hasta en tres ocasiones. Se salva porque se reconduce pero teniendo en cuenta que la novela roza la friolera de las novecientas páginas me parece importante valorar el tiempo -partido- utilidad de la información. Bien.Todo no va a ser malo, o sí, teniendo en cuenta los temas. Un aspecto a destacar es que mantener la tesitura de un protagonista odioso, un verdadero antagonista, con el que no vas a empatizar ni mjita, pero que calibraras como humano (porque se supone que lo es) es todo un desafío. ¿Lo consigue? Diría que a medias, me ha recordado al magnífico Frank Underwood de la seria Hosuse of cards (del que tengo pendiente la primera novela) pero con una salvedad, que es la que echo en falta. Thomas Spencer da muchos bandazos, me falta una estructura que explique sus decisiones. Se atisba, en una difícil relación con la madre, unos celos enfermizos al hermanos, sí, vale, pero al final queremos creer que es un canalla por decisión personal y no por trastorno emocional. En este segundo caso para mi se caen las máscaras. Ahora viene la pregunta del millón: ¿la recomiendas? o más acusativa ¿y para qué lo lees o lo reseñas o te has mantenido leyendo o...? Pues porque es francamente entretenido y lo he acabado, cosa que no me pasa con los libros últimamente. Aborda aspectos sobre los que suelo leer con menos frecuencia como los tejemanejes políticos, el manipulación de la prensa, la lucha por destacar y el pese a quien le pese. Todos muy actuales y bien retratados. La novela se sitúa entre Nueva York y Londres, pasando por Madrid. Los lugares resultan importantes y se vinculan al personaje, esto me ha gustado especialmente. Las mujeres no salen bien paradas a manos de este señor y esto también influye (a que te caiga aún peor si cabe). Se percibe una soltura y un bagaje en la autora, eso también, y me despierta curiosidad respecto a sus otras obras. Así que dejo la ventana abierta a que me recomendéis alguna. En definitiva, que me ha servido, entretenido y el tipo me parece lo suficientemente impresentable como ponerlo de vuelta y media sin el menor asomo de culpa. Con un final que se ajusta a lo que el lector escoja y puestos a ello, para mi, a rendir justicia. Leer menos
Si la lees sentirás ganas de darle una patada en la boca al prot
¡Bueno! No sabéis lo feliz que me voy a sentir cuando vea esta reseña publicada. Porque he estado un mes literalmente leyéndome este libro -también es por culpa de los exámenes, sí, pero vaya tocho-. Pero pongámonos en serio porque ahora lo que toca es hacer la reseña y que vosotros elijáis si leerlo o no. Historia de un Canalla cuenta la vid... Leer más
¡Bueno! No sabéis lo feliz que me voy a sentir cuando vea esta reseña publicada. Porque he estado un mes literalmente leyéndome este libro -también es por culpa de los exámenes, sí, pero vaya tocho-. Pero pongámonos en serio porque ahora lo que toca es hacer la reseña y que vosotros elijáis si leerlo o no. Historia de un Canalla cuenta la vida de la persona más cruel, manipuladora y despiadada que hayáis podido conocer. Esta persona es Thomas Spencer. Él mismo es el que narra su historia, haciendo memoria de toda su vida (nada más empezar la novela, Thomas nos dice que se está muriendo). El libro está dividido en lo que él considera las cuatro etapas de su vida: su infancia, su juventud, su madurez y su declive. Todas ellas están plagadas de crueldades, incluso la etapa de su infancia, en la que quedé totalmente impresionado por las verdaderas maldades que es capaz de hacer. Nunca ha querido a sus padres, y ha puesto desde siempre una gélida barrera entre el amor que estos le tienen a Thomas. La madre de Thomas es latina, y desde pequeño Thomas le dice que su color de piel le parece feo. Lo de sus padres es de lo que más me ha dolido en el libro, porque encima de todo, como comprenderéis, sufren y mucho más aún cuando son ancianos. Es dolor puro. Por otra parte está su hermano Jaime, que es una gran persona, pero Thomas le envidia y no le soporta. No he contado que nuestro amigo proviene de una familia rica, los Spencer, y que todos ellos desempeñan trabajos de éxito. Por ello, Thomas se ve obligado a estudiar algo y se decide por el Marketing, un sector en el que triunfa. Y en él conoce a mucha gente, a la que no tiene reparo en hacer daño por conseguir lo que quiere. Thomas se aprovecha absolutamente de todo el mundo, y hace las cosas más crueles que podáis pensar. La autora ha conseguido retratar al sociópata en su máximo esplendor. Es increíble cómo ha podido crear con tanto acierto una personalidad tan difícil como la de Thomas. Sin embargo una de las cosas que no me han gustado de la novela están directamente relacionadas con este afán por demostrar la maldad del protagonista. La autora usa párrafos enteros en cursiva en los que el personaje nos cuenta que no se arrepiente de esa escena. Cuenta lo que podría haber pasado, pero que no hizo. Siempre igual: podría haber hecho no se qué, blablablá, pero no lo hice. Esto ocurre sobre todo al principio, pero no deja de repetirse. Hace que la acción avance lenta -de hecho te la está repitiendo otra vez- y puede resultar un poco cansado. Para finalizar, contar una cosa que me ha parecido muy interesante del libro. Se trata muy profundamente la manipulación de los medios de comunicación sobre la sociedad. No sé si harán realmente muchas de las funciones de las que se habla en la novela pero te hace pensar bastante sobre el asunto. Leer menos
Ande yo caliente y ríase la gente
Muchos de nosotros (iba a decir todos, pero a lo mejor hay alguna excepción que confirme la regla) hemos echado la vista atrás y nos hemos preguntado qué hubiera pasado si en vez de haber hecho o dicho una cosa hubiéramos hecho o dicho otra, algunos nos lo preguntamos cada cierto tiempo (yo casi todos los días), otros se lo plantean ya en el lec... Leer más
Muchos de nosotros (iba a decir todos, pero a lo mejor hay alguna excepción que confirme la regla) hemos echado la vista atrás y nos hemos preguntado qué hubiera pasado si en vez de haber hecho o dicho una cosa hubiéramos hecho o dicho otra, algunos nos lo preguntamos cada cierto tiempo (yo casi todos los días), otros se lo plantean ya en el lecho de muerte haciendo un recorrido de cómo podría haber sido su vida y cómo ha sido en realidad. Este último es el caso de Thomas Spencer, el protagonsita de Historia de un canalla y el que le da voz a la novela en primera persona. Sí, habéis leído bien, Thomas Spencer es el personaje al que Julia Navarro llama, muy eufemísticamente, "canalla" (supongo que definirlo de otra manera habría quedado muy malsonante) y la que se cuenta es su vida dividida en cuatro bloques (Infancia, Juventud, Madurez y Declive) con varios capítulos cada uno, excepto el epílogo (una quinta parte) que sólo contiene uno con unas pocas páginas. A lo largo de estos capítulos, que llegan casi a las 900 páginas, vemos cómo son las relaciones del protagonista consigo mismo y con todos aquellos que le rodean: familia, mujeres, pareja, amigos... y, sinceramente, en ninguna de ellas sale bien parado. Ciertamente, y aunque sabéis que no es mi estilo desvelar nada de la trama, la novela tiene muchísima miga: la dualidad del Hombre (entiéndase hombre y mujer, que ya con el tema del sexismo en el lenguaje una no sabe cómo acertar) entre su ser individual y su ser social, la relaciones familiares: ¿la sangre une de verdad?, los malos tratos a las mujeres, la ambición por llegar al poder, sobre todo de los políticos, y la manipulación tanto de los medios de comunicación como de la publicidad de la sociedad, por lo que bien se podría hacer una tesina enfocándola desde distintas disciplinas: psicología, sociología, política o publicidad, principalmente. Por su parte, los personajes (todos: el protagonista y los secundarios) tienen un guión muy marcado del que no salen en ningún momento: uno es el bueno, otro el sumiso, otro el ambicioso, otro la víctima..., que si bien sabes qué puedes esperar de cada uno, también hace que, en muchísimas ocasiones, te cuestiones si es necesario esa rigidez en el guión puesto que, aun dentro de su papel, hacen actos, situaciones, diálogos... que no compartes, los cuales, muchos de ellos, corresponden a los personajes femeninos (confieso que el papel que se le ha dado a las mujeres es lo que menos me ha gustado de esta historia). En cuanto al estilo, la historia está narrada con un lenguaje sencillo, coloquial, con frases cortas y directas que hacen que la lectura sea rápida (a lo que también ayuda el tamaño de la letra). En la narración se intercalan textos en cursiva que reflejan "el que podría haber pasado si..." lo cual me ha parecido original. Como veis, Historia de un canalla me ha gustado bastante, a pesar de las malas opiniones que había leído antes de embarcarme en su lectura, quizás el que haya sido la primera novela que he leído de la autora ha influido en positivo. Por norma general, todas las opiniones que he leído coinciden, principalmente, en tres aspectos: La historia es muy lineal: sí, puede ser, se centra sólo y exclusivamente en la maldad del protagonista y en cómo su carácter afecta a todo lo demás, pero no creo que le pegue otra forma de narración a la intención de la trama. Los intercalados en cursiva, de los que ya hablé antes, se hacen pesados: no ha sido mi caso, como ya dije, me ha resultado original, de hecho he echado alguno en falta que supongo habrá sido un despiste en la maquetación. Además, no descarto utilizarlo en experiencias propias, puede ser una buena terapia ya que las cosas que vemos escritas, normalmente, las asimilamos mejor. Le sobran páginas: a mí se me han pasado rápido, no se me han hecho excesivas, aunque también es cierto que si el libro hubiera tenido menos tampoco habría pasado nada. En resumen, he de decir que la novela no es fácil de leer, pero no es su lenguaje o estilo lo que dificulta su lectura, no, es su carga emocional, ya que ser capaz de digerir las "hazañas" del protagonista es complicado y empatizar con él también, aunque en algunos momentos muy determinados lo he llegado a entender (¿por qué nos vemos 'forzados' a hacer cosas que no nos apetecen, que no sentimos, sólo por el hecho de que es lo políticamente correcto, lo adecuado, según la sociedad o cultura, de hacer? Pero, aún así, la recomiendo aunque haya que buscar un momento adecuado y mentalizarse antes sobre lo que te vas a encontrar para ponerse con ella. Leer menos
Y el malo se hizo con el papel protagonista
`Historia de un canalla` cumple el sueño de muchos lectores, tener como protagonista a un malo, psicópata de manual, calculador, más inteligente que la media,  capaz de saciar su instinto sádico sin acabar entre rejas. Thriller de gran complejidad psicológica que nos hace ser consciente de que no hay que salir fuera de casa para leer literatura ... Leer más
`Historia de un canalla` cumple el sueño de muchos lectores, tener como protagonista a un malo, psicópata de manual, calculador, más inteligente que la media,  capaz de saciar su instinto sádico sin acabar entre rejas. Thriller de gran complejidad psicológica que nos hace ser consciente de que no hay que salir fuera de casa para leer literatura de calidad. La historia gira entorno a Thomas Spencer, un tipo muy complicado, lleno de complejos, inseguro y malvado, y a una serie de personajes que tuvieron la mala suerte de cruzarse en su camino. `Historia de un canalla` viene siendo la biografía de Thomas Spencer, un personaje ficticio de lo más complejo que tras aceptar que la muerte le pisa los talones decide hacer una valoración de las acciones que a lo largo de su vida fue tomando. Nos adentramos así en la vida de un ser deplorable al que nada le conmueve ni de nada se arrepiente el cual destila maldad y desagrado. Narrado en primera persona, utilizando la voz de Thomas Spencer, nos retrata la mente de un psicópata frío, manipulador, inteligente y calculador quien en sus últimos días de vida de manera lucida empieza a valorar sus aptos y como habrían resultado las cosas de haberse comportado de otra manera. A su vez, crítica el sistema político, la unión entre periodismo y la política, la naturaleza del poder y al ser humano, ahondando en la ambición, la codicia y el egoísmo utilizando como escenario Nueva York, Londres y España. "Todos debemos algo a alguien. Sí, la vida es una deuda permanente con otros, con los que nos dan generosamente su amor, ya sean nuestros padres, nuestros amigos o nuestros hijos. Debemos hacer las cosas porque están bien, pero íntimamente siempre esperamos una recompensa; en el caso de los afectos, que al menos nos devuelvan el mismo que hemos recibido". La historia gira entorno a Thomas Spencer y en como este viendo que su hora se acerca decide someter su vida a una autopsia exhaustiva donde calibra cada paso que ha dado y que le ha conducido a ser el hombre que es. En lo que respecta a los personajes, tenemos como protagonista a Thomas Spencer un hombre sin empatia que es incapaz de sentir pena por nadie, cosa que le conduce a cometer actos deplorables donde el egoísmo y la manipulación toman escena. Con una psique compleja que destila veneno, Thomas Spencer es un personaje con el que se te hará imposible simpatizar, es más acabaras harto de él y solo seguirás leyendo por morbosidad insana. Como personajes secundarios tenemos a la familia Spencer, quienes nos hacen una crítica sobre la cultura anglosajona y como Estados Unidos deniega o hace de menos a los latinos por el simple hecho de ser considerados inmigrantes cuando en realidad, Estados Unidos es un país hecho por emigrantes. Las mujeres  - Yoko, Constanza, Olivia, Esther... -toman un papel importante donde comparten el papel de víctimas y verdugos, a mi pesar son fuertes pero a la vez débiles y esa debilidad viene impresa por su sexo, como si por ser mujeres hubiéramos nacido con el estigma de tener un espíritu maternal, ser débiles, fáciles de manipular e interesadas. Por ello, en parte me han parecido un poco caricaturizadas. En lo que respecta a la narración, se encuentra narrado en primera persona utilizando para ello la voz de Thomas Spencer. "No elegimos dónde ni cuándo nacemos, pero al menos deberíamos poder decidir cómo afrontar el último minuto de nuestra vida. Pero hasta eso lo tenemos negado". La novela transmite una serie de valores y enseñanzas como la vida no es fácil pero nunca hay que darse por vencido pues todo es pasajero menos la muerte; En el juego del poder no hay inocentes; No hace falta contratar a ningún detective si se sabe donde buscar; Todos estamos dispuestos  a creernos nuestras propias mentiras, siempre y cuando nos favorezcan;  La única cosa que el dinero no puede comprar es la salud y el amor; A veces, hay que transigir para evitar un mal mayor; No se puede comprender lo que no tiene explicación; Si tu no te soportas los demás tampoco lo harán; La gente malvada cree que los demás son capaces de hacer lo mismo que ellos... Contexto: 4/5 Escritura: 5/5 Personajes: 5/5 Portada: 4/5 Conclusión: `Historia de un canalla` cumple el sueño de muchos lectores, tener como protagonista a un malo, psicópata de manual, calculador, más inteligente que la media, capaz de saciar su instinto sádico sin acabar entre rejas. Lo mejor: La gran complejidad de sus personajes. No sigue la estructura tipica que podemos encontrar normalmente en las novelas. Lo peor: Sensación de déjà vu. Le encantara: A todos aquellos que tengan ganas de leer una novela donde el protagonista sea un canalla.   Leer menos
Historia de un canalla
La historia que nos narra esta novela, está contada en primera persona por el protagonista, Thomas. “Que esté contada en primera persona me gusta pero quizás me ha parecido un poco compleja” Y podemos encontrar cuatro apartados de su vida: su infancia, juventud, madurez y sus últimos días. “Esto es algo que casi nunca he visto en una narración, ... Leer más
La historia que nos narra esta novela, está contada en primera persona por el protagonista, Thomas. “Que esté contada en primera persona me gusta pero quizás me ha parecido un poco compleja” Y podemos encontrar cuatro apartados de su vida: su infancia, juventud, madurez y sus últimos días. “Esto es algo que casi nunca he visto en una narración, pero que tampoco me ha disgustado la idea de leerlo con esta división”. Ademas encontramos paginas y paginas llenas de, según Thomas, lo que pudo ser y no fue, pero que no cambia nada pues se siente orgulloso de todas las decisiones tomadas a lo largo de su vida. Un hombre, que ha disfrutado haciendo el mal a los demás, sin sentimientos y despreciando a todas y cada una de las personas que le han demostrado un poco de afecto. “Aspecto que a mi no me entra en la cabeza” En cuanto a la historia narrada, nos encontramos a Thomas, un hombre con muchos adjetivos con los que calificarlo, ya que se considera un canalla y lo mas llamativo de todo es que no se arrepiente de nada de lo que ha hecho a lo largo de su vida, aun estando en sus últimos días (narrándolo el mismo en “cursiva”). “Esto me ha llamado la atención pues normalmente la gente que esta apurando su vida, se suele arrepentir de lo malo que ha hecho y del mal que le ha hecho a las personas que le han rodeado, y me impacta que al protagonista no se le pase ni por la cabeza”. Pero además de canalla, puede calificársele de mala persona, inseguro, envidioso, vengativo, calculador, frio, celoso, sin escrúpulos. Un hombre que ha trabajado como publicista y comunicador en una empresa llamada “Global Comunication”, tratando el tema de la política, marketing y como publicitario. “Quizas este tema me ha llamado mucho la atención ya que siempre me ha gustado el mundillo de la comunicación pero que deje olvidado de jovencita y ahora me ha traido recuerdos”. No voy a contar mucho mas a cerca de esta historia porque me gustaría que la leyeseis vosotros y no quiero crearos ningún spoiler, por ello sigamos con los demás detalles del libro. La narración, es simple y transparente, limpia y sobre todo exquisita, lo cual te permite leerla con agilidad “en cierta medida” ya que la cantidad de páginas (nada mas y nada menos que 864), quizás me haya parecido demasiado extensa en ocasiones, debido a los párrafos de lo que pudo ser y no fue”. Dando lugar a una narración densa y larga. “Pero a pesar de ello, a mi me ha gustado bastante para ser lo que muchos afirman, uno de los libros mas flojos de la autora”. El ritmo, a mi parecer es un poco lento, ya que la autora ha descrito al detalle inmensas situaciones que quizás podría haber pasado mas rápido. Pero, también he de reconocer, que es uno de los aspectos mas interesantes de la novela, ya que nunca te deja opción a pensar ¿Qué habría pasado si…? "Y ese es un aspecto positivo al menos para mi". Los diálogos son bastantes, pero tampoco me han parecido excesivos para ser una novela tan extensa. Es cierto que algunos podrían haber sido omitidos, pero en ese caso, habriamos obviado muchos de los aspectos relevantes que la autora pretendía que conociésemos en esta historia. En cuanto a la ambientación, me ha parecido bastante buena ya que la autora ha sabido describir al detalle todos y cada uno de los escenarios de la novela, ya que tiene todo lujo de detalles “y eso es algo que a mi me gusta a la hora de sumergirme en una historia, que logre que me embarque en ella como si no hubiera un mañana, y en esta ocasión Julia lo ha conseguido” Los personajes que aparecen en la historia y su descripción es genial, aunque si es cierto, que pueden tratarse como estereotipos, por ejemplo: las mujeres buenas, leales y los hombres todos unos canallas, bebedores, entre otras cosas. Pero bien es cierto que todos los personajes son importantes en la vida de Thomas, como Lisa, Constanza, Doris, Esther, los abogados, el Sr. Schmidt, Paul Hard, antiguo profesor de publicidad de Thomas o Maggie, su secretaria. Todos están muy bien descritos y llegas a saber como es cada uno de ellos, tanto física como psíquicamente. “Y eso es algo muy positivo a la hora de leer cualquier historia, por ello es un aspecto positivo que me ha encantado de la novela”. Como aspecto negativo, he de señalar la cantidad de situaciones que se repiten a lo largo de la novela, como por ejemplo dos funerales descritos al detalle. Asi como que en ocasiones tengas la sensación de que no avanzas, tanto en la historia de Thomas como en las paginas del libro. Como aspecto positivo, destaco la originalidad de la historia, su estructuración por etapas, asi como la narración que utiliza la autora “que como no había leído antes, estoy deseando leer algo mas para saber como son sus anteriores libros y la forma de estar narrados”. Conclusión La verdad es que recomiendo este libro ya que con el me he llevado unas cuantas sorpresas, en primer lugar su historia, que no me la esperaba asi, “podía imaginar cualquier cosa menos esto, basándome en el titulo”, el epilogo del final, que me ha resultado un tanto interesante. Otra de ellas ha sido la forma de narrar de la autora que me ha gustado bastante y por ultimo el hecho de que sea autobiográfica. Por ello recomiendo que si os gustan las novelas extensas y llenas de detalles no dudéis en leerla ya que os aseguro de que no os vais a arrepentir. Leer menos
Historia de un canalla (Julia Navarro)
Thomas Spencer sabe que está apurando sus últimos días de vida y, en el umbral de la muerte, echa la vista atrás para contar al lector su historia. Ha sido un canalla, desde niño siempre lo ha sido, y no siente ni el más mínimo arrepentimiento por todo el dolor que ha causado a su alrededor a lo largo de su existencia; sin embargo, a pesar de no... Leer más
Thomas Spencer sabe que está apurando sus últimos días de vida y, en el umbral de la muerte, echa la vista atrás para contar al lector su historia. Ha sido un canalla, desde niño siempre lo ha sido, y no siente ni el más mínimo arrepentimiento por todo el dolor que ha causado a su alrededor a lo largo de su existencia; sin embargo, a pesar de no sentir remordimiento alguno, algo le hace pensar en cómo habrían sido las cosas de haber actuado de otro modo. «Esta noche, mientras miro de frente a la muerte, hago recuento de lo vivido. Sé lo que hice y también sé lo que debería haber hecho.» Desde pequeño Thomas ha sido siempre conflictivo. Perteneciente a una acomodada familia de Nueva York, su infancia se ve afectada por los celos, el egoísmo y esa difícil relación que mantiene con su madre. Carente de escrúpulos, Thomas desarrolla su carrera profesional en el ámbito de la publicidad y es aquí donde destaca por sus dotes de comunicación y manipulación. El poder, la codicia y la ambición marcan la vida del protagonista. Esta es la historia de Thomas, de su familia, de las mujeres y hombres que le rodearon y que sufrieron las consecuencias. Es la historia de un perfecto canalla. Sin duda alguna es muy sorprendente el giro que da la autora con esta nueva novela que nada tiene que ver con las anteriores. Situada en un momento temporal actual y con una temática que gira alrededor del poder, la codicia, la inmoralidad y las relaciones malsanas, Julia Navarro ha logrado con esta historia alejar al lector de sus habituales aventuras. El personaje principal, Thomas Spencer, no deja indiferente a nadie, es un protagonista que causa absoluto rechazo e indignación, ningún lector puede quedar impasible ante semejante sinvergüenza. Su relación con el resto de personajes secundarios no hace sino exacerbar esa sensación de antipatía y odio que ya desde el inicio de la novela desprende este personaje. Un protagonista que levanta ampollas, creíble y muy bien elaborado. «Los demás te ven como eres. Y no eres de fiar. Venderías a tu madre. No denotas ninguna emoción, no haces ningún gesto que se pueda interpretar como que tienes sentimientos. Produces rechazo, Thomas. Quienes están contigo lo están por trabajo, porque no tienen una opción mejor, pero no te quieren porque saben que tú jamás los querrás a ellos y que si tienes que sacrificarlos lo harás sin piedad. –¿Soy una mala persona? ¿Es lo que me estás diciendo? –No eres una buena persona. Nadie lo sabe mejor que tú.» La narración tiene un lenguaje sencillo, hay abundantes diálogos que le dan agilidad a la lectura, sin embargo me ha parecido que hay un exceso de páginas en algunas partes de la historia, algunos pasajes se me han hecho largos y un poco pesados. La excelente mano que tiene Julia Navarro para escribir novelas sigue siendo en esta ocasión muy destacable, excepcional manera de contar una historia sobre el deseo incontrolable de poder, la manipulación de las personas y de los medios y, en general, sobre la maldad del ser humano y sus devastadoras consecuencias. Leer menos
Historia de un canalla
Comenzaré diciendo que es el primer libro que leo de este tipo y de esta autora... cuando me entere del lanzamiento me llamo la atención el nombre y la sinopsis asi que decidí darle la oportunidad. La lectura de este libro ha sido rara y puedo debo decir que no me ha gustado. La novela parte de que Thomas, el protagonista, afirma que es un ca... Leer más
Comenzaré diciendo que es el primer libro que leo de este tipo y de esta autora... cuando me entere del lanzamiento me llamo la atención el nombre y la sinopsis asi que decidí darle la oportunidad. La lectura de este libro ha sido rara y puedo debo decir que no me ha gustado. La novela parte de que Thomas, el protagonista, afirma que es un canalla y empieza relatando su vida, las cosas que le hacen ser un canalla y cómo desde pequeño se ha comportado terrible con todo el mundo. Después, narra lo que hubiese podido hacer si no fuera un canalla pero dice que no se arrepiente de nada de lo que hizo. Esta narracion de lo que hizo y de lo que pudo haber echo me resulto de lo mas aburrida. Ademas de que es una libro muy extenso, cuenta con 864 paginas de las cuales de podrían haber sacado bastantes ya que creo que se repetían varias cosas y eso hizo que la historias fuera muy pesada. Algo que me ha gustado de esta historia es que es original y me ha echo odiar al protagonista cosa que nunca me ha pasado con un libro antes. En resumen... no me ha gustado la forma en que esta narrada la historia y es un libro que me ha costado bastante terminar. Leer menos
Historia de un canalla - Julia Navarro
Bien es cierto que al principio esta novela no me despertó mucha seguridad, y no sabía si continuar leyendo debido a que al principio se me hacía algo pesada. Durante estos últimos días avancé rápidamente por la noche y la terminé, tapándome la boca y dejando en ella un muy bien sabor. Todo el mundo conoce a Julia Navarro, una autora ejemplar... Leer más
Bien es cierto que al principio esta novela no me despertó mucha seguridad, y no sabía si continuar leyendo debido a que al principio se me hacía algo pesada. Durante estos últimos días avancé rápidamente por la noche y la terminé, tapándome la boca y dejando en ella un muy bien sabor. Todo el mundo conoce a Julia Navarro, una autora ejemplar de este país que ha publicado numerosas novelas estos últimos años. Hay quienes decimos que en esta novela alcanza una completa y excelente madurez narrativa, en la que le otorga a sus personajes una gran perspicazia y misterio que nos hará estar pegados a sus páginas casi desde el principio. Thomas Spencer no es una persona habitual. Ha pasado por múltiples y diversos abusos, cambios emocionales e hipocresías durante toda su vida, se mueve por ambientes muy oscuros que nos hará reflexionar acerca de la maldad que puede tener un personaje. El libro está narrado en memorias que poco a poco crean una empatía por la cual nos podemos poner en su piel y conocer un poco el mundo oscuro que le rodea. Julia en todo momento tiene una prosa excelente y muy escéptica, de manera que nos hará dudar de prácticamente todo lo que dice el protagonista, y nos mantendrá con una esperanza constante hasta el final para ver si se consigue lo que el lector quiere conforme lee la novela. Llena de recursos literarios y un léxico connotativo, doy mi total aprobación a una novela como esta. He decidido darle un 3'5/5 a este libro, como si fuera un notable debido a que al principio se me hizo un poco pesado, pero luego ha ido avanzando a mejor.   Leer menos
Reseña de "Historia de un canalla", de Julia Navarro
Seré directa: me ha gustado. No estaba yo del todo convencida del resultado que proporcionaría una combinación de ingredientes tan arriesgada como un protagonista antipático mezclado con una trama sobre política y aderezado con la inclusión de reiterados pasajes hipotéticos (un continuo fluir de "y si..."). No obstante, creo que esta Historia de... Leer más
Seré directa: me ha gustado. No estaba yo del todo convencida del resultado que proporcionaría una combinación de ingredientes tan arriesgada como un protagonista antipático mezclado con una trama sobre política y aderezado con la inclusión de reiterados pasajes hipotéticos (un continuo fluir de "y si..."). No obstante, creo que esta Historia de un canalla es un producto más que aceptable, de fácil digestión, una novela que, aun con algún que otro altibajo, entretiene al tiempo que nos aleja ligeramente de nuestra zona de confort. Historia de un canalla narra la vida de Thomas Spencer desde su infancia hasta su madurez. Thomas es un canalla en el sentido estricto de la palabra, una persona mala, mezquina, con rasgos casi psicopáticos que intentará hacer todo lo imposible y lo imposible para conseguir todo aquello que se le antoja. La comunicación y la política constituyen una parte fundamental de esta historia y quizás deba admitir que lo que queda de comunicóloga en mí ha inclinado ligeramente la balanza hacia el lado Thomas Spencer y me ha acercado un poco más a la historia que Julia Navarro ha querido contarnos con esta novela. El presente libro es, ante todo, una obra original y arriesgada que se estrcutura en cuatro partes: infancia, juventud, madurez y declive. Junto al protagonista, Navarro nos presenta a un buen número de personajes secundarios que permiten al lector contrarrestar la antipatía que puede llegar a sentir por el villano Thomas Spencer, malo malísimo donde los haya. Esther, Yoko, Blanca... Las mujeres son, a mi juicio, el punto débil de la obra de Julia Navarro. Y es que, si bien permiten al lector desarrollar la empatía que no puede sentir hacia el personaje principal, les falta un poco de garra para hacer frente al malvado Thomas. ¿Cómo pueden esas mujeres seguir con este hombre después de todo lo que hace? En algunos casos, supongo que es inevitable pero en otros no logro entenderlo. Aun así, el espectro de secundarios es amplio y muy variado, lo que dota de un mayor dinamismo a la trama. La historia se desarrolla casi en su totalidad en Nueva York y Londres, amén de un par de escapadas a España. Navarro aprovecha estos viajes a tierras ibéricas para exponer su visión de los españoles y su forma de vivir la vida, presentando la capital de nuestro país como la ciudad cosmopolita e insomne que es. "Para las mujeres el matrimonio es un candado mientras que para los hombres supone una liberación. Ya no tienen que preocuparse por ellos mismos, su esposa lo hará por él." Quizás el gran pero de Historia de un canalla son los altibajos de una trama que se presenta tremendamente dinámica y adictiva en los primeros capítulos y que va perdiendo fuelle ligeramente en el último tercio del libro. Afortunadamente, este ritmo irregular se compensa en gran medida con la pluma elegante y pulcra de la escritora quien, a través de diálogos ingeniosos y descripciones visuales y precisas, sabe llegar al lector y meterlo de lleno en una trama que, sin duda alguna, no le habrá resultado nada fácil de crear. Historia de un canalla es una novela de personajes de manual. La autora juega inteligentemente con el lenguaje para describir los pensamientos y apuntes psicológicos de los personajes. Por ejemplo, para reforzar la paranoia de Thomas en los capítulos finales, abusa de las repeticiones tanto de ideas como de construcciones sintácticas. En resumen, Historia de un canalla es una entretenida novela sobre la maldad y la condición humana, en la que juegan un papel fundamental la política y la comunicación. Aunque la novela pierde intensidad hacia el final, gracias al correctísimo estilo de Julia Navarro y a sus ingeniosos diálogos, el lector podrá disfrutar de una historia original y muy diferente de lo que la literatura española actual nos tiene acostumbrados. Totalmente recomendable. Leer menos
Reseña: Historia de un canalla - Julia Navarro
Thomas, casi a las puertas de la muerte nos cuenta su vida, lo que ha sufrido, lo que ha echo sufrir. Su vida no ha sido nada fácil, pero toda la culpa la tiene él, y lo sabe, en este libro intenta contarnos como deberían de haber sido las cosas en el transcurso de su vida, de una forma sencilla y agradable, pero no, él prefirió vivirla como un ... Leer más
Thomas, casi a las puertas de la muerte nos cuenta su vida, lo que ha sufrido, lo que ha echo sufrir. Su vida no ha sido nada fácil, pero toda la culpa la tiene él, y lo sabe, en este libro intenta contarnos como deberían de haber sido las cosas en el transcurso de su vida, de una forma sencilla y agradable, pero no, él prefirió vivirla como un canalla " -Porque usted es un hombre sin principios pero inteligente y cobarde. Llega al límite pero sin sobrepasarlo. Su instinto de supervivenvia le hace frenar cuando llega al borde del abismo. " Thomas nos cuenta en primera persona como ha transcurrido sus días, desde que era un niño, hasta los últimos días de su muerte. Él en toda regla es un canalla, un hombre sin escrúpulos, disfruta haciendo sufrir a la gente y no muestra sentimientos por nadie, ni por nada, no le importa ni su propia familia. Siente desprecio por aquellos que les muestran su amor. " El hombre es un ser social hasta cuando está delante de la muerte. " Calculador, frío, despiadado, sin escrúpulos, son alguno de los adjetivos con los que podemos considerar a este hombre, pero lo peor de todo, es que no se arrepiente de nada de lo que ha echo en su vida ni siquiera de haber destruido la vida de la mayoría de las personas que están a su lado. En resumidas cuentas, este libro nos cuenta como su propio título dice, la historia de un canalla. " -Para mí eres importante, no querría vivir con otra mujer que no fueras tú. " No se ni como afrontar la reseña de este libro, lo acabo de terminar y no se que pensar de él al haber terminado. Voy a empezar diciendo que para mi gusto es un libro demasiado extenso y que le sobran algunas páginas, ya que en ocasiones me ha resultado un poco repetitivo y pesado. Después está la actitud del protagonista, es malo, no tiene otra explicación y a veces me desesperaba. Otra de las cosas que no me ha gustado de este libro, es cuando el propio protagonista nos cuenta en determinados ocasiones como debería de haberse comportado, haciendo las cosas bien y no mal como las hacía, no me ha gustado para nada eso. " -¿Porqué eres tan cruel con los demás y contigo mismo?. " Pero no todo es malo en este libro, la verdad es que al ser un libro tan extenso y con tantos personajes, acabas cogiéndole cariño a algunos de ellos, y además tengo que reconocer que la forma de escribir de la autora, aunque en algunas ocasiones me haya resultado pesada, me ha resultado exquisita, limpia, no se tiene algo en su forma de escribir que enamora. Conclusión La vedad aun estoy procesando si este libro me ha gustado o no, tiene sus pros y sus contras y no se si lo recomendaría, uno de sus platos fuertes es la forma de escribir de la autora, pero quizás lo hubiera disfrutado más si no hubiera sido tan extenso. Nota 2'5/5 La vedad aun estoy procesando si este libro me ha gustado o no, tiene sus pros y sus contras y no se si lo recomendaría, uno de sus platos fuertes es la forma de escribir de la autora, pero quizás lo hubiera disfrutado más si no hubiera sido tan extenso. Nota 2'5/5 Leer menos
Historia de un canalla
En general, me gusta todo lo que he leído de Julia Navarro y he leído casi todos sus libros. Es una escritora que, a pesar de las muchas páginas que suelen tener sus obras, se lee de forma ágil porque tiene una forma de escribir muy sencilla y transparente. Ese estilo se aplica también a esta nueva novela de Julia Navarro. A pesar del "tocho" na... Leer más
En general, me gusta todo lo que he leído de Julia Navarro y he leído casi todos sus libros. Es una escritora que, a pesar de las muchas páginas que suelen tener sus obras, se lee de forma ágil porque tiene una forma de escribir muy sencilla y transparente. Ese estilo se aplica también a esta nueva novela de Julia Navarro. A pesar del "tocho" narrado en primera persona por su protagonista, la lectura se realiza con rapidez y sin que una se tenga que parar a analizar que fue lo que pasó antes, quien es quien o qué ha querido decir con aquello. Su escritura es clara, tanto como lo son sus personajes y eso, en este caso, yo lo he agradecido y reverenciado porque, bajo mi punto de vista, el mayor defecto de esta nueva novela de la autora es que le sobran al menos 400 o 500 páginas. Sinceramente creo que la novela podría haber prescindido perfectamente de las parrafadas de Thomas Spencer, el canalla protagonista, que aparecen en cursiva sobre lo que "podría haber sido y no fue" si él hubiera actuado de otro modo. No entiendo que aportan a la historia porque el propio Thomas siempre concluye diciendo que no se arrepiente de haber actuado como lo hizo. Por otro lado, muchas de las historias que Thomas nos va contando sobre su vida podrían haber sido mucho más escuetas porque la autora se alarga en exceso en detalles que además se repiten bastante a lo largo del libro. Al final, por ejemplo, la parte de las sospechas de envenenamiento son darle vueltas al tema en más de cien páginas. O la parte (partes en realidad) de la conquista de Esther y sus motivaciones se me ha hecho repetitiva capítulo a capítulo. Además, creo que con un desarrollo más somero de la vida de Thomas perfectamente queda reflejada su condición más que de canalla, de "cabrón" extremo, aunque lo cierto es que en la novela los hay mucho más canallas que él, los que mueven realmente los hilos de la economía y la política mundial, como los abogados y el Sr. Schmidt. Lo cierto es que a medida que ha ido avanzando su vida Thomas Spencer me ha ido resultando un personaje patético y mediocre y su maldad sólo le viene de esa misma mediocridad y de su eterna envidia. Su problema mayor, es que es un canalla al que se le ve venir. Enseguida se le identifica como lo que es y realmente sólo puede con las personas que son débiles, bien porque lo son, bien porque le tienen algún tipo de cariño y no reaccionan cuando deben hacerlo. A mi personalmente, me hubiera gustado más, porque los considero verdaderamente peligrosos, saber como actúan todos esos "canallas" con piel de cordero y corazón de lobo, con buenas palabras que te apuñalan por la espalda, buenos modales que financian mafias, etc. Todo ese mundo de falsedad, imagen construida de forma ficticia sobre las que las masas se hacen una idea tan buena mientras te están robando a manos llenas sin que te enteres. Esos son los verdaderos canallas de hoy en día. Thomas Spencer no es más que una pieza mal construida que sólo sabe hacer mal de forma expresa y visible y todos los que tratan con él lo tienen claramente identificado. Me pareció más creíble su comportamiento durante su infancia que en la época adulta. El resto de personajes tampoco me han gustado. No me han resultado creíbles. Me resulta muy difícil de creer que una persona como Thomas nunca se haya topado con la horma de su zapato a lo largo de toda su vida. Excepto Paul Hard, su antiguo profesor de publicidad, y Maggie, su secretaria, nadie lo pone nunca en su sitio aún teniéndolo perfectamente identificado. No me los he creído y ya lo siento porque del mismo modo que se le detecta la maldad de lejos, se le denota la cobardía y el miedo en cada maldad que hace. ¿Qué me ha gustado de esta novela? Aparte de la forma de escribir de Julia Navarro, como ya he comentado al principio, me ha encantado la fotografía tan real que hace del mundo político y del de los medios de comunicación, marketing y publicidad. Puede que sea deformación profesional, puede que sea que trabajo con políticos, pero esta temática me atrae siempre y la autora calca este mundo perfectamente. Thomas es un canalla si, pero todos para los que trabaja lo son aún más. El libro refleja claramente a través de los episodios que Thomas nos va contando de su trabajo, los juegos sucios que alimentan la política y el camino al poder, a ese poder por el poder, no al poder para cambiar o mejorar la vida de tus vecinos. La lucha por el poder para beneficio propio y de los tuyos, aunque eso te cueste destruir la vida del oponente en cualquiera de sus aspectos (familiar, económico, moral, etc.) Además las herramientas para conseguirlo: los medios de comunicación y la publicidad engañosa y manipuladora. Aquel mismo día en los periódicos comenzaron a publicarse artículos a favor y en contra del fracking. Habíamos encontrado unos cuantos expertos dispuestos a avalar tamaño disparate. Cuando lee, el público no distingue quien está detrás de los expertos. Si añades al nombre un título universitario y un currículo que suene bien, creen realmente que el que opina es una persona decente. A veces no es así. Siempre se puede encontrar a quien defienda tus intereses, sobre todo cuando hay tanto dinero de por medio. Ya sé a que a muchos lectores les pasa con la política lo que a mi con lo romántico y pasteloso, pero al margen de que guste más o menos, he de reconocer que la autora conoce bien el mundo de los medios de comunicación en sus dos vertientes: la corrupta y manipuladora y la que debería ser la correcta, que ejemplifica el fotógrafo en la novela. En conclusión, no es que me haya desagradado el cambio de registro de la autora. La temática de la novela me ha gustado e incluso como está estructurada y que sea autobiográfica y en primera persona también. He podido odiar a Thomas a veces y otras me ha resultado un "pobre hombre" como el Capitan Garfío en Peter Pan (un hombre que no tiene mamá). Pero todo ello, podía haberse narrado en la mitad de páginas sin dar tantas vueltas a lo mismo, a lo que pudo y no fue, y a lo que fue con tanta extensión en detalles y repeticiones. Leer menos
RESEÑA | Historia de un canalla de Julia Navarro.
Julia Navarro nos habla de un canalla, para ser exactos de Thomas Spencer, ese tipo de persona que hace el mal para conseguir lo que quiere. Según la autora, escribir sobre Thomas ha sido todo un reto para ella pero que ha disfrutado mucho escribiendo su historia, aunque no se tomaría un café con él... ¿tú te lo tomarías? la verdad es que yo ... Leer más
Julia Navarro nos habla de un canalla, para ser exactos de Thomas Spencer, ese tipo de persona que hace el mal para conseguir lo que quiere. Según la autora, escribir sobre Thomas ha sido todo un reto para ella pero que ha disfrutado mucho escribiendo su historia, aunque no se tomaría un café con él... ¿tú te lo tomarías? la verdad es que yo NO, ¡qué miedo! Thomas nos cuenta su historia cuando tiene un episodio cardiaco, desde su lujoso apartamento de Brooklyn empieza a pensar en cómo hubiese sido su vida sino llega a ser publicista y hubiese actuado de otra forma. En ella nos enseña cómo el hombre tiene el poder sobre la mujer, este hecho histórico perdura hoy en día en muchos países, estando en el siglo en el que vivimos... en vez de ir para adelante vamos para atrás como los cangrejos. En esta novela Julia Navarro nos muestra cómo la mujer lucha por tener un hueco en el mundo de los hombres; desde poder trabajar para tener independiencia económica hasta tener poder sobre una empresa. Es también una novela actual, urbana y cosmopolita, ambientada entre Nueva York y Londres, con un par de breves incursiones en España. La trama se sustenta sobre dos ejes como telón de fondo: el mundo de la comunicación y el de la política. Las sombras del poder, los hilos que se mueven para conseguir los objetivos políticos a cualquier precio y la relación de dependencia entre el periodismo y la política son algunos de los principales temas del libro. Impactante y desgarradora, la narración de Thomas Spencer de los momentos que le llevaron a triunfar como publicista y asesor de imagen, desde los años ochenta hasta la actualidad, describe con gran acierto y un sobrecogedor realismo los turbios mecanismos de los que se sirve el poder, así como el sofisticado escenario que las grandes fortunas y los medios de comunicación ponen al servicio de los políticos, en ocasiones simples actores en una representación escrita por otros. Una narración absorbente por la que desfila todo el esplendor y la miseria de una época, al tiempo que desnuda la verdadera esencia de quienes manejan los hilos de nuestras vidas. La impúdica confesión deThomas Spencer interpela al lector sin tregua y nos obliga a ver la naturaleza del poder en toda su crudeza a través de la historia del mayor de los canallas. Leer menos
Duro pulso psicológico de un Patrick Bateman sin instinto asesin
Ya tenía ganas de probar a qué sabe el talento de Julia Navarro, así que cuando vi esta novedad me lancé a por ella.¿Canalla? ¡Madre mía, menudo eufemismo! El protagonista de este bloque de 860 páginas es un sociópata calculador, maquiavélico, manipulador y egocéntrico que se estrenó siendo un chavalín en el campo de entrenamiento de su propia f... Leer más
Ya tenía ganas de probar a qué sabe el talento de Julia Navarro, así que cuando vi esta novedad me lancé a por ella.¿Canalla? ¡Madre mía, menudo eufemismo! El protagonista de este bloque de 860 páginas es un sociópata calculador, maquiavélico, manipulador y egocéntrico que se estrenó siendo un chavalín en el campo de entrenamiento de su propia familia. Odia a su madre por sus raíces étnicas, idolatra a su padre aunque eso no le ahorra los latigazos de su conspiradora mentalidad. Admira a quien son mejores que él pero se alía con otros desechos para escarnio de cuantos le rodean.Asistimos a una pormenorizada biografía de su vida desde su infancia, marcada por la animadversión hacia su madre, a su juventud ambiciosa y sin escrúpulos en el gremio publicitario de la City de Londres. La autora se ha recreado en escenificar cada etapa de la evolución de Thomas como individuo, de sus pensamientos despegados y arrogantes, casi como un Patrick Bateman de la novela American Pyscho sin la vena homicida. Ha cocinado a su personaje a fuego lento y el lector lo devora con la mente obnubilada ante tal despliegue de deshumanización inútil.El grueso de la novela está dedicado a la carrera de Thomas en las relaciones públicas más agresivas a favor de la política y de los intereses comerciales de poderes corruptos. Asimismo, su vida personal corre paralela, dándonos un análisis cirujano de sus terribles lacras emocionales. No hay una pizca de amor o conmiseración en su cuerpo. Incluso las personas que le han amado, apreciado o buscado, son víctimas de su recurrente y sistemática toxicidad.Esta novela es un duro duelo entre la admiración que he sentido por el cuadro psicológico que ha creado la autora de este personaje y su mundo de oportunismo, y la densidad de la lectura. Son 860 páginas de episodios que a veces resultan repetitivos y monótonos. Sin embargo, te conducen hacia adelante algo hipnotizada por el afán de descubrir la razón de la existencia de este hombre, con sus paranoias, su incapacidad para la felicidad ya sea propia o ajena. Desde luego, con ese final impredecible, la obra merece consideración, pero mesurada y sin prisas, más como se saborea un whiskey añejo, con paladar curtido, paciencia octogenaria y mente afilada.(He publicado la reseña en Goodreads, Amazon y Megustaleer).  Leer menos
HISTORIA DE UN CANALLA
Es la primera vez que leo una novela de Julia Navarro. Conocía a esta autora en su labor periodística; durante una temporada cuatro mujeres, entre ellas Navarro, se turnaron semanalmente, creo que en Mujer Hoy, para ofrecernos artículos de temas variados. Historia de un canalla me ha sorprendido y Julia Navarro también. Su sintaxis es perfecta; ... Leer más
Es la primera vez que leo una novela de Julia Navarro. Conocía a esta autora en su labor periodística; durante una temporada cuatro mujeres, entre ellas Navarro, se turnaron semanalmente, creo que en Mujer Hoy, para ofrecernos artículos de temas variados. Historia de un canalla me ha sorprendido y Julia Navarro también. Su sintaxis es perfecta; ha supuesto una satisfacción no encontrar leísmos o laísmos tan habituales en expresiones actuales o leer el plural de las siglas sin la ‘s que muchos se empeñan en poner «¿cuántas ONG nos han encargado…?», y un alivio ante el estilo ágil, ante el vocabulario coloquial no exento de tecnicismos. La novela se lee con facilidad lo que supuso un regocijo al ver que estaba compuesta de 863 páginas.A lo largo de todas ellas he ido modificando mi pensamiento. No sabía nada del argumento, así que al leer el título lo asocié a un sinvergüenza. Una vez que empecé la historia estaba segura de estar ante uno de esos niños de conducta agresiva por causa de la genética. De hecho, creo que es ésta la razón de que no tolerase las caricias o abrazos de su madre antes de que naciera su hermano. Por supuesto, la crueldad fue en aumento al tener lugar una interacción genético-ambiental, ya que, si bien su entorno era ideal él no sentía formar parte del mismo. Y de nuevo la genética es la responsable, pues Thomas, nuestro protagonista, parece que sólo ha heredado los rasgos hispanos de su madre, mientras que su hermano Jaime es igual que su padre, un norteamericano típico, alto, rubio, guapo… Así que, el estrés que sus celos le causaban sirvió como activador de los efectos negativos del “gen de la agresión”.Asimismo la genética no lo ha hecho demasiado inteligente, cualidad que ha suplido con una fuerte tendencia al egoísmo; Thomas requiere atención constante y complacencia absoluta «La señorita Adeline era una buena maestra […] pero yo la aborrecía […] Todo en ella me molestaba […] Yo solía quejarme a mi padre de la señorita Adeline. Le decía que me tenía manía. Mi padre me creía […] le pedía a mi madre que hablara con ella […] “si le regaña es porque se lo merece” […] Preparé meticulosamente mi venganza […] yo mismo me golpeé la cabeza contra la pared […] Cuando regresé al colegio la señorita Adeline ya no estaba, la habían despedido…»Y al terminar la novela he podido constatar que Thomas adquiere, con cada derribo a los otros, un comportamiento autodestructivo que se va convirtiendo en obsesión y lo lleva a la muerte.Poco a poco su personalidad se va formando ayudado por aquellos que tiene a su alrededor y que esperan conseguir algo; pero él no engaña a nadie, no es afecto o comprensión lo que les ofrece, es dinero a cambio de sus deseos sean cuales sean, sin importarle las consecuencias.Se va enfrentando a los peligros de la adolescencia y la juventud sin que le pase nada, pero causando dolor, destrucción y muerte a su alrededor. «Dudé unos segundos pero terminé diciéndole que subiera al coche. Allá ella. La dejaría en la carretera dos kilómetros más adelante. Después me iría. Que volviera como pudiera.Tía Emma me dio la noticia a la mañana siguiente. Lisa Ferguson había aparecido muerta en el cuarto de baño con una jeringuilla en el brazo.»El chantaje le funciona «…quizá era mejor mantener el ancla en aquella casa pero, eso sí, haciéndoles sentir a él y al resto de la familia que estaban en deuda conmigo por su engaño.»Tiene dinero, apoyo incondicional de su familia, que teme alguna barbaridad, y arrestos para enfrentarse a todo. No tiene miedo a nada «¿Sabes tía?, me has dado una idea genial. Me tomaré un año sabático. Me gustaría viajar un tiempo por Europa».Poco a poco va mostrando un comportamiento autodestructivo indirecto, un CAI de manual pues, a la búsqueda de placer inmediato y la poca tolerancia a la frustración «…me daba cuenta de que Esther se estaba convirtiendo en una obsesión […] si quería lograr que aceptara mi propuesta matrimonial tendría que actuar como un estúpido enamorado.», añade una tendencia a la negación, angustia de pérdida de lo buscado, «—Es casa de los Spencer. Primero fue mi casa, luego de tu padre y ahora lo será de Jaime— dijo sosteniéndome la mirada. Sus palabras me hirieron profundamente…» omnipotencia, «La primera novedad es que los señores aceptan mi plan, la segunda novedad es que a partir de ahora mando yo en el proyecto […] y he decidido prescindir de ti.» falta de planes a largo plazo, necesidad de estimulación constante, «No hay nada más placentero que engañar a un novio delante de sus narices, ¿no te parece? […] La empujé hasta un banco y la obligué a tenderse sobre el mármol; luego me tendí sobre ella. No dijo ni una palabra. Cerró los ojos. El único placer que yo sentía era el de pensar que alguien podía sorprendernos…» relaciones interpersonales superficiales «Salí de casa dando un portazo. Sabía que estaba actuando mal, que Jaime tenía razón y que lo menos que le debía a John era darle consuelo. Pero hui de una escena que se me hubiera antojado pesada» y fuerte sentimiento de individualismo. «Por ahora no quiero socios, pero me vendrá bien contar con alguien que se implique en el negocio. Así no tendré que preocuparme por pasar todo el tiempo que necesite en Nueva York.»Todas estas conductas, repetidas una y otra vez, constituyen el factor más importante de riesgo para Thomas, pue lo irán devastando conscientemente.La estructura de la novela es muy simple. Hay un preámbulo, en el tiempo presente del narrador protagonista, desde el que anuncia que se está muriendo y que esa noche, en la cama, se dispone a hacer un balance de su vida; una vida sin escrúpulos según él mismo advierte y de la que tiene claro lo que no debería haber hecho. Seguidamente, el tiempo narrativo cambia al pasado y el neoyorquino Thomas Spencer recuerda su INFANCIA, de la que destaca el odio hacia su millonaria familia y hacia los que lo rodeaban, causando la desgracia a su profesora, a algunos compañeros, y a sus propios padres ya que sembró en ellos la duda y los celos hasta casi conseguir que rompieran su relación.En la JUVENTUD se va a Londres y comienza su vida como publicista, descubre que le gusta el riesgo, la independencia, vivir al límite con todo tipo de lujos y el sabor del triunfo. Durante esta etapa triunfa en el mundo de la publicidad, extorsionando a quien se interponga en el camino trazado para lograr su objetivo; es cómplice moral de asesinatos, sin importarle nada. Vuelve a Nueva York a ver a su madre antes de morir, quien le confiesa que él fue fruto de una violación por parte de un compañero de universidad. El odio hacia su familia se acrecienta y desde entonces les hará pagar la mentira en la que ha vivido y los chantajeará durante toda su vida. Se reencuentra con Esther —compañera de estudios publicitarios— y siente atracción por la seguridad que le transmite, por lo que se propone no dejarla escapar. Mientras su vida laboral va en ascenso, su vida personal entra en decadencia, bebe, fuma, come mal y maltrata a las prostitutas con las que se acuesta, las chantajea y les ocasiona daños físicos y psíquicos irreparables. Hasta cuatro mujeres pierden la vida, instadas por él y, sin embargo no pueden nunca demostrarle ningún tipo de implicación.En la MADUREZ, muere su padre a quien ya no consideraba como tal. Consigue que Esther se case con él (después de pedírselo más de cinco veces) mediante chantaje económico y emocional, sin importarle que no exista el amor, y que ella en realidad quiera a su hermano Jaime. Esther resulta ser clave para ampliar el negocio, pues abren una sucursal en Nueva York con un éxito tremendo. Paralelamente aumenta su sed de sexo y sadismo, y descarga sus instintos sobre todo el que no le obedezca.Se sabe poco agraciado y disfruta dominando a mujeres jóvenes y bellas que aceptan sumisas sus deseos, a veces por dinero, siempre por miedo.Y el DECLIVE, en el que su comportamiento sádico y maltratador con las mujeres se vuelve obsesivo, y su actitud autodestructiva también. Sabe que su mujer y su amante lo están envenenando pero no puede dejarlas; prefiere prepararlo todo para hacerles daño aun después de muerto «Gozo de antemano con su sufrimiento».El desenlace del argumento tiene lugar UN AÑO DESPUÉS; el narrador cambia a tercera persona para informarnos de que tras meses de investigación, no han podido demostrar que se hubiese cometido ningún asesinato. Por fin, ha terminado el calvario de las mujeres que estuvieron con Thomas al final de su vida.A todas las mujeres que han tenido relación con él les ha hecho daño; su sadismo ha ido en aumento aunque las razones para el maltrato han sido diferentes. A su madre la destroza porque la desprecia por hacerlo inferior físicamente y se aprovecha al ver que ella siente que su hijo está pagando por su falta. Ofende a su profesora simplemente porque lo amonesta; él siembra la cizaña y se quita de en medio, dejando a otros la responsabilidad de abatirla. Esta actuación sádica y cobarde es la que adopta con las amas de casa que se prostituyen para salvar a sus familias; con Lisa, a quien ayuda a drogarse; con Esther, al conocerla, a quien no libra de las falsas acusaciones; a su compañera de instituto, a la que engaña y después consigue que parezca culpable de seducirlo… Todas, buenas personas y con las que no va más allá. Es una actuación rápida —aunque siempre meticulosamente preparada—. Será después, en su periodo adulto, cuando no deje marchar a quien le interese; lleva a Yoko y a Constance a la muerte, destroza a Nataly y lo intenta con Esther, quien reaparece en su vida, y le ofrece la seguridad que no le ha dado nadie. No puede permitir que se vaya de su lado; Esther no lo quiere, pero le gusta el dinero, vivir bien, por lo que acepta llevar una vida íntima miserable a cambio de reconocimiento social y profesional. Desde ese momento Esther juega un papel parecido, es embustera, manipuladora; todo vale para salvar a los clientes, por eso se muestra cruel con la esposa de Roy Parker, Suzi, y la chantajea emocionalmente para que acepte las condiciones rastreras de su marido. Por fin Thomas encuentra alguien a su altura; el resto es un pulso entre ambos.Interesante la novela aunque algo melodramática en ocasiones, y sobre todo, demasiado larga. Sin embargo, hay asuntos que se quedan sin resolver; la estancia en España promete un giro que no ocurrirá; al final no sabemos qué ocurrirá con las prospecciones petrolíferas. El contrato final con Brown y Lerman también queda poco explícito. Si estos supuestos se hubieran nombrado solamente, la novela adquiriría mayor dinamismo; a veces nos quedamos pensando en que un hecho, importante en su vida, tendrá consecuencias posteriores, pero no es así, no se vuelve a nombrar. Por el contrario, la frecuencia con que determinados asuntos —sobre todo familiares— se repiten una y otra vez, incluso con las mismas palabras, consigue cierto cansancio en su lectura. Así pues me quedo con el argumento, que me parece interesante y con la forma de escribirlo; la trama queda dilatada en exceso Leer menos
Reseña: "Historia de un canalla" de Julia Navarro
Historia de un canalla,es uno de esas historias donde el personaje es de lo más variopinto;enfadado con sus raices hispanas,enfadado con la sociedad...enfadado con el mundo porque a él le da la gana,es su razón su vida....Me ha encantado....Es curioso como este canalla me ha sacado de quicio y como me ha enamorado..Lo que más me ha gustado: la t... Leer más
Historia de un canalla,es uno de esas historias donde el personaje es de lo más variopinto;enfadado con sus raices hispanas,enfadado con la sociedad...enfadado con el mundo porque a él le da la gana,es su razón su vida....Me ha encantado....Es curioso como este canalla me ha sacado de quicio y como me ha enamorado..Lo que más me ha gustado: la trama, el engaño en el que vive el protagonista, la suerte que tiene en la vida sin buscarla.Lo que menos me ha gustado: pensar que puede existir gente tan mala, la manera de comportarse el protagonista con tanto rencor y odio, y la gente le quería pero él los odiaba muchoooo.Mami :) Leer menos
Historia de un canalla
Difícil  tarea la de un lector para dar opinión sobre una novela que ha leído. Es fácil hablar de novelas que se te clavan dentro, novelas entretenidas, novelas que tienen mucho que enseñar y novelas que te sorprenden gratamente… Pero cuando realmente encuentro dificultad es cuando la novela no cumple ninguna de las expectativas esperadas y enci... Leer más
Difícil  tarea la de un lector para dar opinión sobre una novela que ha leído. Es fácil hablar de novelas que se te clavan dentro, novelas entretenidas, novelas que tienen mucho que enseñar y novelas que te sorprenden gratamente… Pero cuando realmente encuentro dificultad es cuando la novela no cumple ninguna de las expectativas esperadas y encima consideras que tu opinión tendrá cierto peso para todos los que nos seguís con asiduidad. Me gusta Julia Navarro y reconozco que hasta me hizo ilusión y generó curiosidad en mí el hecho de que la autora decidiera cambiar de registro y se lanzara a traernos una historia diferente. Historia de un canalla nos narra, de una manera contundente, la vida de Thomas, un canalla al que yo personalmente calificaría con adjetivos mucho más duros y crueles. Crueldad que transmite desde sus años más tempranos hasta su propia madurez. La transmite y hace correr como la pólvora una cadena de hechos de los que no se arrepiente y que marcan la vida de cada uno de los personajes que forman parte de esta novela. Thomas es una persona sin escrúpulos que no es capaz de mantener ninguna relación de afinidad con cada una de las personas que se cruzan en su camino, no dudando en absoluto en martirizar y maltratar psicológica e incluso en ocasiones físicamente a todos aquellos que tratan de acercarse a él o incluso a aquellos que de manera fortuita han tropezado con él. No se arrepiente. No duda. Lo suyo es poseer y dañar hasta el punto de preferir perderlo todo sin temer a nada. Porque él no pierde nunca. Se tiene a él mismo, que es lo único que le importa. Historia de un canalla es una novela difícil de asimilar por la manera en que está narrada. En primera persona Thomas narra su vida, transmitiendo su manera de pensar y la forma en la que él ve las cosas. Todas las situaciones críticas que marcaron su vida están narradas desde dos puntos de vista… El del propio Thomas, el canalla, y aquel que podría haber sido si no se hubiera decidido a seguir su macabro instinto de dañar sin que le temblara el pulso. El problema es que no comprendí con claridad el porqué de esos lamentos sobre cómo podrían haber transcurrido las cosas si él deja claro desde el primer momento que no se arrepiente de nada. En una entrevista a Julia Navarro ella explicaba que lo que quería transmitir es cómo habría cambiado la vida de las personas afectadas por esa maldad desmesurada si Thomas se hubiera comportado de otra manera. Por desgracia yo no lo he absorbido así consiguiendo que la historia se me hiciera un poco repetitiva, algo a tener en cuenta cuando te metes en una novela de casi mil páginas. Como bien me decía una amiga lectora el final mejoraba algo la historia pero aún así no ha conseguido en mí la impresión que esperaba en un principio. A pesar de que soy de las que piensan que es mejor enfrentarse a las novelas sin saber apenas nada de ellas, en este caso sí que considero que es necesario saber qué tipo de novela te vas a encontrar porque estoy segura de que muchos lectores disfrutarán de ella si saben a qué se van a enfrentar. Sigo siendo fan de Julia Navarro, me gusta cómo escribe y a pesar de que esta novela no ha sido lo que esperaba seguiré leyendo sus novelas. Leer menos
Julia Navarro: "Historia de un canalla"
La publicidad de "Historia de un canalla" insiste en que supone un giro en la trayectoria literaria de su autora que abandona aquí -dicen- la novela histórica para centrarse en un relato contemporáneo. Este eslogan publicitario no es cierto del todo. La misma Julia Navarro hace muy pocos días en entrevista realizada en RNE 1 promocionando esta o... Leer más
La publicidad de "Historia de un canalla" insiste en que supone un giro en la trayectoria literaria de su autora que abandona aquí -dicen- la novela histórica para centrarse en un relato contemporáneo. Este eslogan publicitario no es cierto del todo. La misma Julia Navarro hace muy pocos días en entrevista realizada en RNE 1 promocionando esta obra protestaba diciendo que ella no era en puridad autora de relatos históricos pues todas sus historias suceden en la actualidad aunque por momentos o los orígenes de las mismas se remonten a épocas anteriores. Lo que sí confirma a su autora esta obra, por si aún alguien no era consciente de ello, es como buena productora de best-sellers. Ya en la reseña que dediqué a su obra anterior me entretuve en señalar las características que la sitúan en este ámbito. De las que allí señalo vuelven a aparecer aquí al menos las siguientes: ? Lenguaje muy asequible de tono muy coloquial ? Escritura rápida aunque en esta narración con menor comisión de errores lingüísticos ? Repetición excesiva de los argumentos: todos los personajes dicen lo mismo del protagonista: inmaduro, falto de escrúpulos, cree que vale más de lo que en realidad vale, le gusta el papel de chico malo... ? Caída en lo banal: "Nosotras no necesitamos casarnos para ser estables ni para saber quiénes somos. Podemos arreglárnoslas solas mucho mejor que los hombres. Para las mujeres el matrimonio es un candado mientras que para los hombrs sopune una liberación" [...] (pág. 720) ? Búsqueda premeditada de momentos muy emotivos algunos muy cargados de melodramatismo. Esta presencia de la emotividad me hace pensar que la novela entre otras muchas cosas linda o al menos flirtea con el público de la denominada "chick-lit", Sirva de ejemplo este pequeño fragmento: "-No, Thomas. A tí te quería, creía que te quería. Después de soñar tanto contigo resulta que te fijabas en mí, que incluso querías casarte conmigo. No estaba convencida porque veía que para ti el amor no significaba lo mismo que para mí. Soy una romántica, y mientras a mí se me hacía un nudo en el estómago cada vez que me mirabas, veía que a ti no te sucedía nada. No me quieres, Thomas. Simplemente crees que me necesitas, necesitas de mi lealtad, de mi amor por ti, pero en realidad no te emociono. Y sin emoción no hay amor" (pág. 434) ? Escasísimas referencias culturales ? Frecuente caída en tópicos bastante asentados entre nosotros, como por ejemplo insistir en que los norteamericanos son incultos por desconocer datos sobre nuestro país o nuestra cultura: "-¿No sabes dónde está Salamanca? [...] -Lo siento no sé nada de España. -Siempre me ha llamado la atención que el sistema educativo norteamericano sea tan.. No sé... Salvo las élites, la gente normal parece no saber mucho. Aquí nos quejamos de nuestro sistema edcuativo, pero cualquier niño sabe donde está Nueva York." (pág. 375) ? Lugares comunes con frases hechas muy manidas:  "-Porque este país está dividido por la mitad; o estás en un lado o en el otro, y basta que unos digan A para que los otros respondan B. Es sorprendente, pero aquí nadie escucha. En ocasiones, las posiciones se basan en estar en contra de lo que diga el adversario, no en un pensamiento propio que lleva a unas conclusiones." (pág. 465) "La política es un gran charco de mierda. Hace falta instinto asesino para dedicarse a la política" (pág. 226) ? Personajes planos o con escaso recorrido. El personaje protagonista, Thomas, queda dibujado y contenido desde el principio y el propio título. No hay en él evolución ninguna. La coprotagonista, Esther, tampoco evoluciona mucho: es una chica buena, bondadosa, entregada, lista... Y así prácticamente con todos, hombres y mujeres. Es curioso observar que hay una clara división maniquea entre mujeres: buenas, esforzadas, explotadas...; y hombres:  más o menos canallas, rijosos, bebedores, sin escrúpulos...    Opinión personal Novela excesivamente voluminosa (863 páginas) que se me antoja de tamaño desmedido para el asunto que muestra: la confesión de lo mala persona que es el personaje central. La narración se divide en cuatro apartados: Infancia, Juventud, Madurez y Declive; más un epílogo titulado "Un año después". La idea central, lo canallesco del personaje, se difumina en algunos momentos dada la longitud del relato, y vuelve a retomarse con más o menos bríos en otros, resultando un escrito un tanto desigual y desequilibrado. Con todo el oficio de su autora es evidente y se patentiza en que la lectura no es nada pesada y las páginas pasan y pasan a velocidad de vértigo, algo que se agradece. En mi opinión lo más llamativo de esta novela es la toma de conciencia que tiene el personaje narrador -el propio Thomas- que reiteradamente tras exponer un comportamiento poco amable o decididamente miserable parece ser consciente de ello y reflexionando nos dice (en cursiva en la novela) lo que debiera de haber dicho o lo que hubiera de haber hecho. Estas posibilidades vitales nonatas que me parecieron interesantes en un primer momento por su manera de ser presentadas luego pasaron a ser para mí una pesadilla que sólo servían para interrumpír el propio discurrir de la lectura. Entiendo que no son nada funcionales por varios motivos: Interrumpen el propio ritmo de la lectura No dejan al lector que sea él mismo quien realice en su mente este "podría haber sido así" En cierto sentido hace reír que el malo malísimo esté constantemente reconociendo su maldad y, cual si de un acto de contricción se tratara, exponiendo cuál debería de haber sido su comportamiento: "-Si yo hubiera sido un tipo decente...", "Puede que hubiera debido de...", "Cuando lo hice pude haberme ablandado y...", etc.  Estas posibilidades vitales no vividas recuerdan el tonillo de la serie "Cuéntame cómo pasó" cuando la voz en off de Carlos reflexiona sobre los asuntos vividos en el episodio. Aparte de la maldad intrínseca de Thomas, la novela discurre por los terrenos de la profesión periodística y publicitaria, campos ambos muy conocidos por la escritora. Quizás sean los momentos de la Agencia 'Global Comunication' los más entretenidos, en especial cuando la política, entendida como un producto de marketing más, es atendida por estos creativos publicitarios.  En estos momentos de la narración (galería de personajes estereotipados, campañas publicitarias, ominosas cargas genéticas de algunos personajes, etc.) me ha parecido encontrar ciertos ecos en ella de la exitosa serie televisiva "Mad Men". Por último, también en esta extensísima novela hay momentos de cierta inverosimilitud. ¿Es normal que un malvado, un canalla, un ser sin compasión alguna, que disfruta con el sufrimiento ajeno, intente herir a una prostituta con la frase "Eres una descarada"? Yo creo que no. ¿Es creíble que este mismo ser -como ya he dicho antes- se interrogue a sí mismo sobre su conducta cuando desde el principio se califica como alguien sin sentimientos: "-¿Me arrepiento? No, no me arrepiento, aunque sé que...". ¿Es admisible que una mujer joven, moderna, actual, inteligente, admita vivir una relación como la vivida por Esther? Se me hace difícil de admitir. Al respecto sólo podría decir que entre Esther y Thomas hay una relación extraña que tiene ciertos ribetes de semejanza con la que existe entre la pareja de los best-sellers de E. L. James. ¿Es esto lo que pretende la novelista? No sé, puede que sí. Pero no por ello gana verosimilitud este relato. Conclusión Un best-seller entretenido, con un asunto, en mi opinión, menos interesante que el de otras novelas, asimismo éxitos de venta, escritas por Julia Navarro, pero que se puede leer como divertimento sin buscar en él más de lo que hay.   Leer menos
RESEÑA: Historia de un canalla
Pedí este libro sin saber lo que esperar de él, simplemente quería leer algo de esta autora porque todos a mi alrededor me habían dicho cosas buenas de sus libros y dije ahora o nunca. No me arrepiento de haberlo pedido, ha dejado el listón muy alto y quiero seguir leyendo más de esta mujer. Me ha abierto las puertas al mundo de la literat... Leer más
Pedí este libro sin saber lo que esperar de él, simplemente quería leer algo de esta autora porque todos a mi alrededor me habían dicho cosas buenas de sus libros y dije ahora o nunca. No me arrepiento de haberlo pedido, ha dejado el listón muy alto y quiero seguir leyendo más de esta mujer. Me ha abierto las puertas al mundo de la literatura adulta. Le tenía un poco de miedo porque estoy acostumbrada a leer mucha literatura juvenil y no sabía muy bien que esperar de él. El libro está contado por el protagonista, Thomas. La historia es un flashback, comienza con el personaje en su etapa de madurez y nos la introduce diciendo que nos va a contar su vida y eso es lo que hace, retrocedemos hasta su niñez y desde ahí comienza a narrar todo hasta terminar en la etapa en la que comenzó, en su madurez. Al principio me sorprendió ver hasta que punto era tan cruel el personaje y tenía la pequeña esperanza de que se suavizara a lo largo de la historia, pero llega un punto en el que asumes que es así y va a seguir igual durante toda la historia, además se le suma el hecho de que conforme vamos conociendo más detalles de la vida del personaje hace que vayas entendiendo su forma de ser y de actuar, ojo entender no quiere decir que la apruebe. La razón por la que no le he dado los cinco puntos es la forma en la que aparece representada la mujer en la novela, es decir, se entiende que el personaje sea como es, pero no puedo entender que las mujeres que aparecen sean así, que no sean capaces de plantarle cara como debe ser a Thomas, por lo demás me ha gustado y a pesar de que se ve un poco largo de primeras engancha muchísimo y hace que no puedas parar de leer, que siempre quieras saber más sobre la vida del protagonista. Leer menos
La historia del hombre que eligió el mal
Cualquier libro de Julia Navarro despierta una gran expectación. Historia de un canalla no es la excepción y de hecho se ha editado una primera tirada de 300.000 ejemplares, prueba de la confianza que la editorial ha depositado en esta novela y en su autora. Pero Historia de un canalla no es una novela “fácil”, porque parte de un protagonista c... Leer más
Cualquier libro de Julia Navarro despierta una gran expectación. Historia de un canalla no es la excepción y de hecho se ha editado una primera tirada de 300.000 ejemplares, prueba de la confianza que la editorial ha depositado en esta novela y en su autora. Pero Historia de un canalla no es una novela “fácil”, porque parte de un protagonista con el que difícilmente podrá empatizar el lector, que desde las primeras páginas tiene claro a quién va a enfrentarse: un canalla. Y vamos con la pregunta del millón: ¿Un canalla nace o se hace? Con Thomas Spencer, parece que ya le venía la cosa de nacimiento, incordiando a su madre desde el momento en que nació. Aunque lo cierto es que toda su vida es un entrenamiento para ir mejorando en esa capacidad canalla. Algo que aún le quedó más claro cuando escuchó lo siguiente en boca de su profesor de publicidad: «Van a aprender más de lo que imaginan, pero les aviso de que ahí fuera sólo sobrevivirán los que sean capaces de olvidarse de los buenos principios. No hay reglas a la hora de conseguir una cuenta publicitaria». (Página 78) Lo más curioso, es que su modo de ser es muy claro para muchos de los que tratan con él, que pese a todo, continúan relacionándose con semejante individuo: «Usted es un hombre sin principios pero inteligente y cobarde. Llega al límite pero sin sobrepasarlo, Su instinto de supervivencia le hace frenar cuando llega al borde del abismo». (Página 209) Un modo de ser que no le impide tener gente que confía en él, que incluso le aprecia tal como es: «-¿Qué soy Paul? -Un tipo muy complicado, lleno de complejos, inseguro, malvado, y además no eres precisamente un adonis. En realidad eres un canalla». (Página 826) Durante toda la novela, narrada en primera persona, Thomas Spencer va reflexionando sobre su pasado, viendo cómo podía haber actuado de otra manera. Son unas escenas que aparecen con un texto en cursiva. Pero en cualquier caso, su conclusión final es la misma: «Si pudiera volver atrás… La escena sería parecida: (…) Pero no fue así y no me arrepiento». (Página 18) La novela gira en torno al mundo de las agencias publicitarias, lo cual deriva finalmente a tratar dos temas: el periodismo y la política. Julia Navarro es periodista, y en Historia de un canalla parece hablar por boca de un periodista de cómo entiende ella esta profesión que ejerció tantos años: «Yo entiendo el periodismo como un compromiso. Nos debemos a los lectores, a todas esas personas que cada mañana compran el periódico y confían en que les contemos la verdad de lo que sucede. Pero para eso los periodistas tenemos que alejarnos del poder, de los que mandan, negarnos a que nos manejen, a defender sus intereses. Si les vendes tu alma entonces ya no eres periodista, Sí, puede que tenga una idea romántica del periodismo, pero ¿sabes?, sigo creyendo que esa idea merece la pena». (Página 259) Pero es consciente de que la información que finalmente nos llega está en muchos casos muy mediatizada. «-¿Va a comprar periodistas? –preguntó asombrado -En absoluto, eso sería un error. Pero usted y sus amigos confraternizarán con los periodistas de Radio Este, mientras que nosotros trabajaremos con su propietario, que se encontrará con un buen pellizco de libras en publicidad. Sabrá por quién hay que apostar y qué información deben dar sus chicos». (Página 227) Hace también una reflexión del por qué de buena parte de la información que llega hasta nosotros. No es que esté manipulada, sino que sirve a intereses de aquellos que la han puesto en circulación, por más que sea verdad. «Tú sabes que tengo razón. Deberías estar más atenta a lo que te estoy enseñando sobre el periodismo de investigación: muchos de los casos llegan a las redacciones porque alguien quiere vengarse de alguien o porque tienen un interés determinado». (Página 356) Publicidad y periodismo nos llevan a otro de los TEMAS fundamentales de esta novela: la política y los políticos. Esta es la descripción que de los políticos hace un personaje del libro: «-Son distintos al común de los mortales… Ambiciosos, ególatras, egoístas, con alma de artistas… (Son peores que los artistas. En realidad son artistas; si no lo fueran, no serían capaces de transformarse cuando suben a un escenario. Lo peor es que terminan creyéndose imprescindibles. Incluso se creen su propio papel». (Página 657) Hay frases que parecen sacadas de alguno de nuestros ilustres políticos como aquella famosa de Estoy en política para forrarme (consultad hemerotecas) «En el Parlamento hay mucho sinvergüenza, ¿por qué no voy a estar yo? Ellos engañan a la gente prometiéndoles una vida mejor. Yo no pienso engañar a nad9ie. Lo que me comprometa a hacer es lo que haré, pero, eso sí, siempre buscando un beneficio para mí y para mis amigos». (Página 213) Y es que la política huele muy mal en Historia de un canalla: «¿Es que no tienes redaños, Roy? Si no los tienes es mejor que lo dejes ahora. La política es un gran charco de mierda. O estás dispuesto a bañarte en ella o te quedas en casa llevando los negocios de la familia». (Página 226) Muy interesante la visión que de España tiene Julia Navarro, porque durante un tiempo Spencer ha de viajar a España, donde quedará sorprendido por nuestros horarios, nuestro modo de vivir y nuestra alegría. Muy certero es este análisis de nuestra vida política, un texto que por cierto fue citado por Patxi López (Presidente del Congreso de los Diputados) en la presentación del libro en Madrid: «Este país o está dividido por la mitad; o estás en un lado o en el otro, y basta que unos digan A para que los otros respondan B. Es sorprendente, pero aquí nadie escucha. En ocasiones, las posiciones se basan en estar en contra de lo que diga el adversario, no en un pensamiento propio que lleva a unas conclusiones». (Página 465) Política, periodismo, publicidad. Todo ello no deja de ser lo mismo: el juego del poder «-En el juego del poder no hay inocentes. En aquel momento la frase fue eso: solo una frase que me pareció rotunda para disipar las dudas de Sullivan, pero con el tiempo aprendí que además estaba en lo cierto». (Página 229) IMPRESIÓN PERSONAL “Quien no arriesga no gana”. Claro, que quien arriesga también puede perder. Mucho de todo eso hay en la novela de Julia Navarro, a la que hay que reconocer la gran valentía que ha tenido al plantear una novela de este tipo. Porque un gran riesgo es plantear una novela con un protagonista con el que es imposible empatizar. Y sin embargo, eso no me ha supuesto un obstáculo para leer Historia de un canalla, por más duro que pueda ser ver la maldad en estado puro en un niño, la maldad en aquel que es incapaz de amar a los suyos, ni siquiera a su madre, un maltratador de mujeres (a las que paga y en muchas ocasiones pega). De hecho, todas sus tropelías en busca del triunfo, son naderías de las que está llena la vida real y mucho más tolerables. Ni siquiera para facilitar las cosas es un canalla simpático, porque el sentido del humor no es precisamente su fuerte. Pero atrapa, esa historia de un hombre que desde su libre albedrío entre el bien y el mal elige sistemáticamente el mal, incapaz de ver nada más que su interés y ahogado por una ira incontrolable: «Siempre ha sido más fuerte la ira que me arrasa por dentro». (Página 554) Es arriesgado embarcar al lector en una historia de casi novecientas páginas sin endulzarla siquiera con una historia de amor. Y aquí no le ha salido (siempre desde mi punto de vista), tan bien la cosa, porque hay momentos en que una tijera que recortara algunas páginas le hubiera venido muy bien, especialmente en la parte final cuando la acción transcurre en Estados Unidos. Y si no se nota más, es porque la pluma de Julia Navarro es muy buena y sabe dotar de gran agilidad su prosa, fácil de leer, directa hacia el lector (por eso gusta tanto) Muy discutible es también el uso de los párrafos que ha puesto en cursivas, en los que el protagonista divaga sobre cómo podía haberse podido comportar correctamente. Unos párrafos que además de ir en cursiva la autora cambia el estilo de lenguaje, (que parece casi hasta ñoño) No me han gustado, creo que sobraban, quizá por abuso de los mismos, que no hacía falta repetirlos tanto para que quedara clara la idea: Sí, pude hacerlo de otra manera, pero no me dio la gana y no me arrepiento (que es lo que viene a decir siempre) Una lástima, porque por otra parte me ha encantado (se nota que la autora está muy a gusto escribiendo esos pasajes) todo lo relacionado con el mundo de la prensa y la política, porque además hace una exposición muy clara de la manera de ser española, en la que da igual que hagan nuestros políticos, porque finalmente a lo que votamos es a los partidos por encima del candidato, donde los escándalos personales de los mismos no acaban con su carrear política como en otros países de nuestro entorno.        VALORACIÓN: 7/10 Leer menos
Reseña: HISTORIA DE UN CANALLA, de Julia Navarro
"Soy un canalla, sí, es lo que siempre he sido y no logro arrepentirme por serlo, por haberlo sido. Aunque si fuera verdad lo que dicen los físicos de que el tiempo no existe, deberíamos tener la posibilidad de dar marcha atrás para así lograr vivir esa vida que pudimos vivir pero que no hemos vivido". Thomas nació sin conciencia. Aunque no p... Leer más
"Soy un canalla, sí, es lo que siempre he sido y no logro arrepentirme por serlo, por haberlo sido. Aunque si fuera verdad lo que dicen los físicos de que el tiempo no existe, deberíamos tener la posibilidad de dar marcha atrás para así lograr vivir esa vida que pudimos vivir pero que no hemos vivido". Thomas nació sin conciencia. Aunque no puede decirse que haya puesto mucho empeño en buscarla, la realidad es que durante su larga existencia nunca se ha tropezado con ella. Ahora, que se sabe mayor y siente en la nuca el aliento de la muerte, hace memoria y repasa los momentos esenciales de su vida. Desde la patética soledad de su lujoso apartamento de Brooklyn Thomas echa la vista atrás y recuerda los celos enfermizos que ha experimentado por su hermano Jaime desde la infancia; el desprecio que le ha provocado siempre su madre, una inmigrante de familia pobre a la que culpaba por haberle transmitido unos genes hispanos que se evidenciaban en la imagen que el espejo le devolvía de sí mismo; la vergüenza que sentía por sus abuelos maternos a los que consideraba vulgares; la enorme humillación que sufrió al descubrir la opinión que su padre, un hombre de éxito al que admiraba, albergaba sobre él; su misoginia que le llevaba a maltratar sistemáticamente a las mujeres que entraban en su vida. A lo largo de su vida ha truncado sueños, ha sembrado cizaña y destruido reputaciones con tal de satisfacer su ego. Ha hecho mucho daño a sus seres más cercanos y no ha dudado en mentir y manipular a los que le rodeaban si eso le ayudaba en algo a lograr sus propósitos. Su forma de actuar ha estado siempre presidida por la máxima de lograr su propio beneficio, aunque eso signifique perjudicar a otros. Es ambicioso, egoísta, codicioso y malvado. Sus actuaciones son altamente reprobables, y lo sabe. Sabe perfectamente cómo debería haber actuado, pero no lo hizo. Es consciente de que ha hecho mal, pero no se arrepiente de ello. Thomas no tiene conciencia, ni desea en modo alguno tenerla. Darle cancha a la conciencia no es conveniente. Se convertiría en un obstáculo para conseguir sus fines y eso es algo que, personalmente, no le interesa en absoluto. ¿Cómo habría llegado entonces a ser un triunfador? Si se hubiera comportado de forma ética, ¿habría logrado ganar tanto dinero? Si hubiera tenido escrúpulos, ¿habría sido capaz de mantener su cuota de poder? Una moral desarrollada le habría impedido formar parte activa del perverso mecanismo que, en la oscuridad, mueve los hilos de la sociedad y conduce a su antojo por el camino establecido a millones de personas. Su personalidad le ayudó a triunfar como publicista y asesor de imagen entre Londres y Nueva York durante las décadas de los 80 y 90. Tal vez como persona sea un ser mezquino y despreciable, pero no cabe duda de que todos le consideran un hombre de éxito. Y eso, para Thomas, no tiene precio. La "Historia de un canalla" es la historia de Thomas, pero tal vez no sea sólo la suya. Puede que, en este mismo momento, hayan miles de personas que oteen las calles desde la cristalera de su fastuoso apartamento y allí, desde las alturas, en lugar de seres humanos, vean insignificantes hormigas a las que guiar con habilidad tocando la tecla adecuada o estirando de determinado hilo. Personas que se mueven como pez en el agua en terrenos pantanosos. Gente sin escrúpulos introducida en la política, la economía o el periodismo; campos especialmente sensibles que presentan para ellos un enorme atractivo. Conforme se avanza en la historia se instala con mayor certeza esta idea en el lector del libro. Y esta idea es la que hace imposible leer la novela de Julia Navarro sin sentir un continuo escalofrío. Leer menos
Crítica: "Historia de un canalla", de Julia Navarro, por Pelayo
Aunque el protagonista del nuevo libro de Julia Navarro atiende a la (sin)razón de Thomas Spencer, a más de un lector se le pasarán por la cabeza los nombres y apellidos, o quizás únicamente las iniciales a modo de autocensura moratoria, de reconocibles personajes de la fauna social o, incluso, del vecino de la puerta de enfrente o del compañero... Leer más
Aunque el protagonista del nuevo libro de Julia Navarro atiende a la (sin)razón de Thomas Spencer, a más de un lector se le pasarán por la cabeza los nombres y apellidos, o quizás únicamente las iniciales a modo de autocensura moratoria, de reconocibles personajes de la fauna social o, incluso, del vecino de la puerta de enfrente o del compañero de turno en el trabajo. Sea como sea, esta novela, en su relato más subyacente un tratado sobre la condición humana y un memorando sobre sentimientos como la culpabilidad o la rectificación, proporciona una extraña sensación seductora que logra atrapar nuestra atención inconscientemente a pesar de la dureza con que se ensaña en describirnos a un monstruo familiar y societario.En primera persona, a punto de expirar la caducidad de su último aliento, T. S. echa la vista atrás, momento visionario que le sirve para recordar su vida, sin remordimiento ni capitulación a pesar de la declaración de faltas y delitos, y entonar, a las luces y sombras del taquígrafo de la muerte, un mea culpa sin culpa. Sobre una estructura episódica, un largo y sincero flashback emocional de etapas vitales con una elocuente dualidad sobre lo que, en virtud de su asocial comportamiento unilateral o de la previsible (im)postura social, fue o pudo ser, un reconocimiento sin constricción de las posibilidades y alternativas que abren en el trayecto de una vida las decisiones a tomar sobre las que, no obstante, la reafirmación de la conducta termina únicamente por reducirse a un planteamiento narrativo.Si bien el inicio de la historia se presenta como una serie de inocentes comportamientos coincidentes con una suerte de lo que viene a denominarse chiquilladas, el desarrollo de los acontecimientos acabará por descubrirnos plenamente a una especie de inmisericorde diablo de carne y hueso. La sombra de la sospecha, los secretos revelados y un pragmatismo casi maquiavélico se definen como sus señas de identidad. A partir de ahí, y una vez descubierta su afinidad circunstancial y coyuntural con una vocación de publicista en su órbita de distanciamiento más allá de cualquier escrúpulo, la autora interconecta los ámbitos personal y profesional del protagonista, una suerte de relación en la que prevalece un único interés personal por encima de cualquier otro.En torno al eje Nueva York-Londres, con una reparadora e iluminadora escala nacional que reflota la idiosincrasia patria de la fiesta y siesta como sumun del libre albedrío, T.s. deambula sobre las aguas del chantaje emocional y la extorsión económica como mecánica del poder y en beneficio propio. Julia Navarro no dedica excesos al apartado descriptivo del entorno o el contexto, y no frecuenta el lujo o la ostentación de una alta sociedad en la que sí se circunscribe el posibilismo narrativo. De hecho, el coro griego de personajes identitarios rastreables en la tipología del formalismo social, desde la familia a los compañeros pasando por las mujeres de su vida, se emplea en su cometido para retratar de manera pormenorizada su consciente autodestrucción, un proceso de convicciones cimentadas y defendido hasta el fin, a pesar de algunas debilidades transitorias subsanables, en el que la justicia poética llama a la puerta sin reproches ni lamentos. Una lectura para reflexionar en consecuencia. Leer menos
Historia de un canalla
Bueno, llegados a este punto de febrero ( 29), He decidido hacer la reseña, me acabé este libro ayer y quería tener la reseña antes de empezar marzo así que aquí la teneis. Si habeis leido la ficha de este libro y habeis visto el numero de páginas seguramente os habreis asustado, no os culpo yo también lo hice. Si hablamos de su contenido la ver... Leer más
Bueno, llegados a este punto de febrero ( 29), He decidido hacer la reseña, me acabé este libro ayer y quería tener la reseña antes de empezar marzo así que aquí la teneis. Si habeis leido la ficha de este libro y habeis visto el numero de páginas seguramente os habreis asustado, no os culpo yo también lo hice. Si hablamos de su contenido la verdad esque me han sobrado un montón de cosas, Al menos 200 páginas, en mi opinión han sobrado. Voy a empezar diciendo que me han pareccido los personajes, A lo largo de la historia tampoco es que haya habido muchos personajes, pero los suficientes, eso es algo que es de agradecer por que a veces en una novela tan larga como es esta hay un montón de personajes. El personaje principal es un niño el cual a lo largo de la historia va madurando y haciendose mayor. Se llama Thomas y la verdad es que no tuvo una infancia fácil, claro que fue por su propia culpa siempre se empeña en que la culpa es de otros. El sabe que esta haciendo las cosas mal pero nunca se dignará a pedir perdón. Es una persona mala , si tal cual os lo digo es mala, no tiene solución, o sí ? La cuestión es que nadie le podrá cambiar... bueno nadie excepto una persona. No os voy a decir quien es ya que si os lo dijera ya os podriais dejar de leer medio libro. Hay más personajes como El señor y Señora Spencer, que son los padres de Thomas, ella es una mujer que venía de una familia humilde que trabajó lo que pudo y no pudo para sacarse una carrera de enfermería, y era bajita, morena de piel, vamos, igual que Thomas. Él nunca le ha querido a ella, y dice ser un desgraciado por parecerse a su madre. Y luego está el sr. Spencer o también llamado John a lo largo de la historia, de NY city, Rico de herencia y muy prestigioso abogado. A diferencia de la madre, Thomas si quería a su padre ( dentro de lo que para es es querer). Bueno me estoy enrollando mucho con los personajes, Voy a hacerlo un poco más rapido, En la historia también había otro personaje importante: Jaime. Jaime era su hermano, al contrario que Thomas, Jaime era clavado a su padre , rubio, ojos claros, piel blanquita, y a lo largo de la historia se sabrá mas sobre ese tema, el de las diferencias. También había mas personajes en los que no voy a indagar tanto que son: Paul, el profesor de universidad, Lisa, algo mas que amiga , Esther, compañera de clase y algo más que no se puede decir, etc. De los temas que trata este libro , la autora si que se ha documentado muy bien, toca un montón detemas como la enfermedad, los venenos, la familia ,el amor, la educación pero sobre todo toca bastante la política como algo bastante externo pero lo suficiente. Los temas me han gustado pero alguno se me ha hecho pesado como el de la política. Yo a este libro le hubiese quitado un montón de : Y si yo... Se repite muchísimo a lo largo de la novela, no es que me desagrade que los libros lo tengan pero era muy pesado. A pesar de que se me ha hecho pesado muchas veces me ha gustado así que aquí teneis mi puntuación Leer menos
Historia de un Canalla - Julia Navarro
Lo primero que he de decir es que es la primera novela que leo de esta autora, y tenía ganas de leer a una de las autoras más famosas del ámbito nacional a pesar de no saber qué me iba a encontrar. Por lo que, cuando la editorial me dio la oportunidad de leer esta novela, me decidí a hacerlo.Historia de un Canalla nos cuenta la historia de Thoma... Leer más
Lo primero que he de decir es que es la primera novela que leo de esta autora, y tenía ganas de leer a una de las autoras más famosas del ámbito nacional a pesar de no saber qué me iba a encontrar. Por lo que, cuando la editorial me dio la oportunidad de leer esta novela, me decidí a hacerlo.Historia de un Canalla nos cuenta la historia de Thomas, quien de primeras afirma ser un canalla y nos va relatando la historia de su vida y de las cosas que podría haber hecho si él no fuese la persona que es, es decir, un canalla.La forma de narrar de la autora me ha gustado en algunos puntos y disgustado en muchos otros.Sí que me ha gustado que las descripciones de algunos hechos fuesen tan extensas que te puedes imaginar con todo lujo de detalles aquello que te está relatando, pero por otra parte, había muchas descripciones que no son importantes en el trascurso de la historia y ha hecho que la lectura se me haya hecho bastante lenta y, en algunos momentos, algo aburrida y difícil de continuar.La trama me ha resultado bastante interesante, pero la forma de estar narrada es lo que me ha dificultado la lectura. Está narrada en primera persona, siempre desde el punto de vista de Thomas, y algo que me ha llegado a cansar es que hubiese situaciones que se repitiesen a lo largo de la novela (por ejemplo hay dos muertes descritas con infinitos detalles).Respecto a los personajes, he de decir que en los secundarios he encontrado muchas similitudes entre varios de ellos. Thomas, el protagonista, le he visto como una persona muy vengativa que en muchos momentos se comporta como un idiota, por o que no ha acabado de encajarme del todo ni de caerme especialmente bien. Además, Thomas se tacha desde el principio como un canalla y en realidad se le podrían asociar muchos más adjetivos antes que el de canalla, lo cual le ha hecho acabar en un estado de soledad profunda.En resumen, Historia de un Canalla es una novela extensa y lenta, con una trama original pero de la que yo he visto que se podría haber sacado muchísimo más. Thomas, el protagonista, puede ser el típico personaje al que amas u odies, pero no un punto medio. Leer menos
Historia de un canalla - Julia Navarro
Thomas Spencer se ha criado en una familia acomodada y feliz, con la que ha pasado su infancia y juventud en Nueva York, compuesta por su padre, un prestigioso abogado, su madre de profesión enfermera y su humilde y sencillo hermano, Jaime. A pesar de lo que pueda parecer, para Thomas esta no es una vida de ensueño, sino que es todo lo contrari... Leer más
Thomas Spencer se ha criado en una familia acomodada y feliz, con la que ha pasado su infancia y juventud en Nueva York, compuesta por su padre, un prestigioso abogado, su madre de profesión enfermera y su humilde y sencillo hermano, Jaime. A pesar de lo que pueda parecer, para Thomas esta no es una vida de ensueño, sino que es todo lo contrario, demostrando desde pequeño que no está cómodo en su casa, ni en el colegio, ni con su familia, sólo siente verdadero estima por su padre. A lo largo de los años vamos a ver como su vida va cambiando, con el comienzo de los estudios, su traslado a Londres, el trabajo, o las relaciones sentimentales, pero a pesar de lo que pueda parecer, lo que de pequeño parecía una actitud para llamar la atención, vamos a ver que en realidad es su forma de ser y va a ir a peor, mostrándonos comportamientos perversos, inmorales y llenos de maldad. Historia de un canalla, la encontramos narrada en primera persona por su protagonista, Thomas y dividida en cuatro partes, con los siguientes títulos: infancia, juventud, madurez y declive. La pluma de la autora me ha parecido fascinante, porque realmente nos cuenta una historia llena de momentos duros, de maldad, con violencia, manipulación, chantaje… y lo hace de una forma tan sencilla, que consigue atrapar al lector desde la primera página, con una trama original, sorprendente y sobre todo desgarradora. El protagonista nos va narrando su vida desde la infancia hasta la actualidad, pero con un toque de curiosidad, porque hay pasajes en cursiva, en la que nos muestra lo que podía haber hecho en contadas ocasiones para que las cosas sucedieran de forma diferente a como lo hacen. Pero que realmente no estaría dispuesto a volver atrás a cambiar los hechos, sino más bien, mostrándonos que sabe que lo hizo mal y que no se arrepiente de ello. Los personajes tienen algo que los hace especial y sobre todo reales, aunque tengo que decir que al personaje protagonista, lo he odiado desde el principio, porque es el único sentimiento que transmite al lector. Thomas Spencer es un ser despreciable, sin principios ni escrúpulos, que le gusta vivir al límite y que además es un narcisista, que solo piensa en su bienestar y le da igual arrasar con el resto del mundo. Lo conocemos desde su infancia y cada paso que daba en su vida va a peor, su maldad no tiene límites y no le importa demostrarlo, pero en realidad es un cobarde. Son muchos más los personajes que van a aparecer, como por ejemplo la familia de Thomas, que tendrán gran trascendencia en su vida. Las mujeres también tendrán importancia, porque buscan tener su protagonismo y demostrar lo que valen, a pesar de los muchos obstáculos que encontrarán. Sin embargo, quiero hablar un poco de Esther, porque creo que es un personaje importante y que a pesar de su inteligencia, no toma las decisiones acertadas en los momentos adecuados y tendrá que pagar las consecuencias de sus actos, por actuar con el corazón y querer ayudar a Thomas. Uno de los puntos que más me ha impactado sin duda en esta lectura y supongo que era la intención de la autora, ha sido descubrir a este “canalla” que para mí se queda en un calificativo muy leve, con el que yo utilizaría. Se nota lo psicoanalizado y estudiado que esta este personaje, hasta plasmarlo en esta novela, porque realmente nos demuestra la maldad que puede haber dentro de un ser humano. A partir de aquí me he hecho miles de preguntas, porque dentro de mi cabeza era imposible imaginar que pudiese existir alguien tan ruin, como para no ser capaz de demostrar sentimientos ni siquiera por alguien de su familia. Es una sensación difícil encontrarte con este personaje, porque realmente no he entendido muchas de sus acciones, porque aunque en algunas de ellas tenía un “fin” con algún interés para el protagonista, en otras muchas, no había ninguna justificación, ni alguna razón a parte de hacer daño y humillar al otro. Además el trabajo de Thomas también tendrá gran importancia en la trama, porque gracias a sus pocos escrúpulos va consiguiendo mejores puestos de trabajo, hasta que consigue su propia compañía. Hasta que llega a este punto, vamos a ver como se va a rodear de personas relacionadas con la política, que tampoco tiene reparos en destrozar a otras familias para conseguir su objetivo. Una vez más se demuestra que las ansias por el poder y el dinero, saca lo peor de las personas. El final me ha gustado, porque en ningún momento quería ver un cambio en el protagonista, porque sabía que no me iba a convencer después de todo lo que nos había mostrado a lo largo de la lectura, sin embargo, creo que es el más adecuado para terminar una historia de alguien que hasta el último momento ha querido seguir haciendo daño a los demás. En conclusión, Historia de un canalla nos dibuja la vida de Thomas Spencer, un ser miserable capaz de cualquier cosa por conseguir sus objetivos, destruyendo a cualquiera que se ponga en su camino. Una novela compleja, llena de maldad, manipulación, chantajes y violencia, que no dejará indiferente a nadie. Leer menos
Reseña: Historia de un canalla - Julia Navarro
Como he dicho antes, es la primera vez que leo algo de este tipo. Tenía ganas de leer algo de Julia Navarro pero nunca me animaba y cuando vi que sacaba nuevo libro aproveché la oportunidad. La lectura de este libro ha sido rara, por así decirlo y todavía no puedo decir con total seguridad si me ha gustado o si no. La novela parte de que Thom... Leer más
Como he dicho antes, es la primera vez que leo algo de este tipo. Tenía ganas de leer algo de Julia Navarro pero nunca me animaba y cuando vi que sacaba nuevo libro aproveché la oportunidad. La lectura de este libro ha sido rara, por así decirlo y todavía no puedo decir con total seguridad si me ha gustado o si no. La novela parte de que Thomas, el protagonista, afirma que es un canalla y empieza relatando su vida, las cosas que le hacen ser un canalla y cómo desde pequeño se ha comportado fatal con todo el mundo. Después, en cursiva narra lo que hubiese podido hacer pero que no hizo si no fuese tan canalla y luego dice que no se arrepiente de hacer lo que hizo. Esa narración de todo lo que hizo y lo que pudo haber hecho es precisamente una de las partes que no me ha gustado porque es una narración bastante lenta y te da la impresión de que no avanzas con el libro ya que por ejemplo, para descubrirte la infancia te describe un día y lo lees de las dos formas. Algo que, desde mi punto de vista, es bastante aburrido ya que me suelen gustar las lecturas dinámicas. No sé si es que es porque yo nunca había leído una historia de tales características o es por otra razón pero el hecho de que narre en primera persona y que diga que no se arrepiente de nada me hace cuestionarme el sentido de la novela. Personalmente, no describiría a Thomas como un "canalla", lo describiría como un imbécil caprichoso y vengativo. Thomas Spencer, es comunicador y publicista y nos muestra un mundo lleno de personas sin escrupulos, cuyo mejor ejemplo es él mismo. Se relata a sí mismo como malo y no se arrepiente, y eso le ha llevado a una soledad extrema. No obstante, es cuando ve la muerte de cerca cuando empieza a pensar en todo lo que ha hecho mal, y en cómo se ha comportado a lo largo de su vida. Además, es una obra muy extensa 864 páginas de las que se pueden quitar bastantes porque hay detalles que no considero relevantes, que es volver a lo mismo una y otra vez y que hacen de la lectura algo pesado. Como he dicho antes, me gustan las lecturas dinámicas y que algo sea pesado es razón suficiente para que me cueste ponerme a leer. La historia en sí me ha gustado pero creo que el punto negativo que la hace tan pesada es la forma en la que se narra con demasiados detalles irrelevantes. No obstante, como he visto este no es ni de lejos el mejor libro de la autora y quizás es por eso que no me ha convencido tanto. Sin embargo, quiero darle otra oportunidad porque es una autora que tiene muy buenas críticas y probablemente muy pronto lea "Dispara, yo ya estoy muerto" uno de sus libros más vendidos. Además, según he podido leer la mayoría de sus novelas son históricas un género que me atrae bastante, y ésta es la única en la que ha dado un giro de registro. En definitiva, la historia me parece original y me ha gustado pero la forma de narrar no me acaba de convencer. Probaré próximamente con nuevas historias de la autora, ya que este me ha costado bastante terminarlo. Leer menos
Lectura crítica: "Historia de un canalla"
Leer a Julia Navarro es siempre un placer, no ya por las historias que regala en sus libros, sino también por cómo éstos están escritos. Pero claro la formación como periodista se nota en todas y cada una de las frases de cualquiera de sus novelas, con frases que aunque puedan ser largar y estructuralmente muy difíciles de construir dicen lo que... Leer más
Leer a Julia Navarro es siempre un placer, no ya por las historias que regala en sus libros, sino también por cómo éstos están escritos. Pero claro la formación como periodista se nota en todas y cada una de las frases de cualquiera de sus novelas, con frases que aunque puedan ser largar y estructuralmente muy difíciles de construir dicen lo que tiene que decir sin apuntar nada más, pero tampoco nada menos. Llevaba mucho tiempo sin leer nada de esta grandísima escritora que sintió la llamada de la narración algo más tarde de lo que podría considerarse habitual en la profesión de escritor. A veces es mucho mejor dejar que la vocación de contar y narrar, de ficcionar el mundo, venga cuando tiene que venir, sin forzarla y sin presionar para que salga, porque si no es posible que el resultado resulte artificial. En Julia Navarro no pasa esto último y todas las novelas suyas que me he leído hasta la fecha me han resultado fantásticas. El único pero que siempre le he puesto a esta escritora ha sido que se ciñera única y exclusivamente al género de la novela histórica. Pero su última novela, “Historia de un canalla” se aleja totalmente de este género tan comercial y tan de moda hoy en día en el mundo editorial y que Julia Navarro había terminado por dominar a la perfección creando novelas que rozan la perfección del género. La nueva criatura de esta escritora madrileña nada tiene que ver con sus anteriores novelas; es un cambio radical de tercio, no ya solo para ella que me imagino que habrá tenido que esforzarse para escribir desde otro punto de vista y no usando los trucos típicos de la novela histórica, sino también para sus lectores, entre los que me incluyo, que probablemente habremos descubierto una nueva Julia Navarro. He de decir ya desde el principio que “Historia de un canalla” es puramente una novela de Julia Navarro: extensa, con pocos capítulos, con una historia muy bien estructurada, una trama muy bien construida y unos personajes perfectamente definidos hasta en los más profundos detalles, no ya de manera física, sino en lo que a mí me parece más importante a la hora de dar vida a un personaje: en su personalidad. En esto Julia Navarro no ha cambiado mucho con respecto a sus otras novelas: sigue siendo la misma escritora meticulosa que no se deja nada en el tintero. Es en la trama de la novela en la que todo ha cambiado. “Historia de un canalla” como su propio nombre indica narra la vida, toda la vida, desde la más alocada infancia, hasta la última etapa de la vida de Thomas Spencer, un canalla, un hombre de negocios, dedicado a la publicidad que entre Londres y Nueva York principalmente, ha desarrollado su vida, dejando allá por donde pasara huella de su fuerte y siempre despreciable personalidad. Thomas Spencer es un ser humano totalmente despreciable y desde la primera línea de la novela el lector lo sabe, luego pocas sorpresas puede encontrar a medida que avanza la trama. Pero las hay. Es inimaginable la maldad que un ser humano puede llevar dentro y el daño que puede hacer a las personas que tiene a su alrededor y que le muestran cariño. La novela está narrada en primera persona, es decir, es el propio Thomas Spencer quien nos va desvelando poco a poco los diferentes aspectos de su vida, desde un presente en el que ve cómo su vida se va apangando poco a poco. Por otro lado “Historia de un canalla” se divide en cuatro partes: infancia, juventud, madurez y declive; y en cada una de ellas Thomas Spencer, o si se quiere ver de otro modo, Julia Navarro, cuenta la vida de este canalla universal que tiene por lema simplemente sobrevivir a cualquier precio sin mirar a quien puede hacer daño o dejar por el camino con tal de salvarse siempre él. No puedo negar que en ocasiones durante la lectura de esta novela he sentido verdadero asco hacia su protagonista. De hecho no creo que nadie pueda sentir algo que no sea dicho sentimiento. Pero “Historia de un canalla” no se limita simplemente a ser una novela en la que se desentrañan diferentes episodios de la vida de su protagonista, si fuera así poco interés tendría, sino que en este libro Julia Navarro va más allá. La autora utiliza la vida de Thomas Spencer para hacer un retrato, para nada positivo ni optimista, de los diferentes grupos de poder y presión económicos que mueven el mundo única y exclusivamente movidos por el afán de lucro y de enriquecimiento a título individual, dejando a un lado el bien social y común de la humanidad. Ya se ha dicho que Thomas Spencer es publicista, pero aunque pueda parecer algo menor, gracias a ese papel que escogió nuestro protagonista en la vida y a sus pocos escrúpulos, en la novela se va viendo cómo se supone que funciona el mundo. Julia Navarro plasma en “Historia de un canalla” un mundo igual de canalla, o quizá más que Thomas Spencer. Un mundo habitado y, lo que es peor, dominado por personas sin ética, moral o sentido del bien. Personas que lo único que quieren es poder y dinero, y que no sienten absolutamente nada bueno: ni piedad, ni amor, ni conmiseración, ni pena, nada. Thomas Spencer no es el único ser despreciable que aparece en la novela, es el más canalla, pero no es el único. A lo largo de la novela irán apareciendo una ristra de personajes que harán a veces que Thomas parezca hasta una persona con conciencia, cuando no sabe qué es eso. Abogados, políticos, publicistas, informáticos, periodistas cobijados bajo el paraguas común de la ausencia de conciencia. Es cierto que el nivel de canallería de Thomas es superior al del resto, pero algunas de las personas que va conociendo en su vida no se le quedan a la zaga. Sin embargo también hay hueco para la esperanza en “Historia de un canalla”. Si la historia solo tratara de Thomas Spencer sería angustiosa para el lector que en varias ocasiones tendría que dejar de leer para respirar y para darse cuenta de que su personaje no es más que un ser de ficción, por muchas personas parecidas a él que se puedan conocer en la vida real. No hay solo maldad a su alrededor. Hay gente buena que intenta reconducir a Thomas hacia un mundo en el que la empatía y la generosidad reinan en las conciencias y corazones de la gente. Su familia es un ejemplo de ello, sus padres, su hermano, Esther, una chica de la que se enamora, si es que en el corazón de Thomas hay cabida para tal sentimiento, y varios más. Pero esto a él le da igual. No importa cuánta gente buena haya a su alrededor, Thomas siempre les intentará hacer el mal, no porque quiera voluntariamente sino porque no sabe hacer otra cosa. No puedo negar que hay ocasiones durante la lectura de la novela en las que he sentido pena por Thomas, aunque se me pasaba pronto. La novela se estructura como ya he dicho en varias partes en las que se van narrando las etapas vitales de Thomas Spencer. Pero además hay un elemento peculiar en “Historia de un canalla” y es que Julia Navarro para intentar realzar ese contraste entre lo que hubiera sido un hombre decente y el canalla que es el protagonista haciendo que de vez en cuando Thomas Spencer experimente una especie de sensación de arrepentimiento, que yo juzgo como falsa, cínica e hipócrita, haciéndole imaginar cómo hubiera sido su vida si hubiera sido él diferente. Meras suposiciones. En la novela se deja claro que lo que se hace se hace y no hay vuelta atrás. Este es un elemente que me ha gustado mucho y que quizá debería haber sido un poco más explotado por la autora. Otro punto fuerte de “Historia de un canalla” es la profundidad con la que los sentimientos están expresados en la novela, los buenos y los malos. Pero por encima de todos ellos hay uno que brilla por aunarlos a todos: la soledad. No se puede obviar que la vida de Thomas Spencer es una vida llena de soledad, de un hombre solitario que se dice a sí mismo que está mejor sólo pero que también reconoce no tener amigos y necesitar a alguien a su lado que le soporte. Al final parece conseguirlo pero sabe que está solo. Que su maldad le ha hecho estar solo siempre y rechazar el afecto de quien en algún momento le podía haber querido. Y esto fastidia y pone de mal humor a uno, cosa que agradezco a Julia Navarro, ya que muchas novelas simplemente se leen, pero esta hace que el lector se sienta incómodo al leer sobre el lado más oscuro del ser humano, ese lado que todos tenemos pero que controlamos para no destruirnos. Por eso me ha gustado tanto “Historia de un canalla”, porque es una novela que no pretende agradar al lector presentando un personaje sufridor, maltratado por la vida que pretende sobrevivir y luchar y amar. No. En este libro no pasa eso; Thomar Spenser es un ser miserable, despreciable, malo, canalla, cínico, hipócrita, demagogo, egoísta, maltratador, amoral y sin ética alguna. No hay nada en él que se salve, porque ni tan siquiera cuando plantea cómo podría haber sido su vida si él mismo hubiera sido diferente muestra el más mínimo arrepentimiento. Creo que Julia Navarro ha hecho un trabajo soberbio para crear un personaje en el que se reúne todo lo malo que puede reunir la humanidad. Sin lugar a dudas con “Historia de un canalla” Julia Navarro ha vuelto a conseguir que me enganche a uno de sus libros. Ya lo hizo con “Dime quién soy”, que me pareció una de las mejores novelas que se han escrito en los últimos años en España, y que me generó tal adicción que no podía dejar de leer. Sin embargo con la novela anterior a esta quedé ciertamente decepcionado: el listón estaba muy alto. Ahora, tras haber acabado esta grandísima novela, vuelvo a sentirme como tras haber leído “Dime quién soy”. He de decir que me ha sabido a poco. La forma de escribir de Julia Navarro engancha desde la primera línea y su narración en tan simple en toda la complejidad que implica una trama tan bien urdida como la de esta novela que el lector solo puede quedarse anonadado leyendo. Si tengo que poner alguna pega a la novela sería que a veces los saltos temporales que se dan en la trama no quedan bien especificados y el lector no sabe muy bien cuánto tiempo ha pasado. Pero esto es una nimiedad. No puedo más que recomendar encarecidamente la lectura de “Historia de un canalla”, advirtiendo al lector que se atreva con ella de que habrá momentos en los que querría matar a Thomas Spencer y otros en los que sólo será capaz de sentir asco por cómo los poderosos mueven el mundo a través de unos hilos invisibles contra los que la gente normal no podemos hacer nada. Que cada cual saque las conclusiones que quiera después de leer el libro, pero seguramente no habrá nadie que se quede indiferente. Bravo Julia Navarro, bravo. Félix Martín.   Leer menos
Historia de un canalla
Me estoy muriendo. No, no es que sufra una enfermedad terminal ni que los médicos me hayan desahuciado. La última vez que me vieron fue para decirme que me encontraban bien, y más después de haber sufrido un infarto y una operación para cambiarme las válvulas del corazón. Tengo, sí, un poco alto el azúcar y el colesterol, y la tensión en el lími... Leer más
Me estoy muriendo. No, no es que sufra una enfermedad terminal ni que los médicos me hayan desahuciado. La última vez que me vieron fue para decirme que me encontraban bien, y más después de haber sufrido un infarto y una operación para cambiarme las válvulas del corazón. Tengo, sí, un poco alto el azúcar y el colesterol, y la tensión en el límite, pero, dicen, nada que no pueda corregirse tomando unas cuantas pastillas todos los días, haciendo dieta y prescindiendo del tabaco y el alcohol.Así empieza el nuevo libro de la gran escritora Julia Navarro .Libro de lectura fácil y que desde el comienzo nos atrapa en la historia de Thomas Spencer.Esta historia es la vida de Thomas Spencer desde su niñez hasta su etapa adulta en un momento en que no se entra en su mejor estado de salud. Es una persona sin escrúpulos capaz de manipular a todo el mundo a su antojo con tal de conseguir sus objetivos. La mentira, el engaño, los abusos y la falta de emociones son su forma de vida. Es él mismo quien no va narrando su historia a modo de memorias y quien reconoce que es un canalla pero no se arrepiente de nada de lo que ha hecho, de haber destruido a su familia y a quien le rodeaba, de haber traicionado, humillado y vejado a diferentes personas. Y por todo ello el precio a pagar es demasiado alto.“Hay individuos que dicen en alto: «No me arrepiento de nada». No los creo. La mayor parte de la gente tiene conciencia incluso a su pesar. Yo nací sin ella, o al menos nunca la he encontrado, aunque quizá esta noche llama a mi puerta. Pero me resisto a dejarla pasar, porque nada puede modificar lo que nos atormenta.Esta noche, mientras miro de frente a la muerte, hago recuento de lo vivido. Sé lo que hice y también sé lo que debería haber hecho.” No quiero desvelar nada mas por que es un libro que merece la pena leerlo, aunque a veces se nos haga un poco difícil.  Aquí os dejo mi recomendación Leer menos
Historia de un canalla de Julia Navarro
¡Miércoles! Casi mitad de semana y momento más que perfecto para que os cuente mis impresiones sobre el último libro que he leído. Lo terminé justo ayer así que reconozco que apenas me ha dado tiempo a dejar reposar la lectura. Sin embargo, me apetece mucho hablar con vosotros sobre Historia de un canalla de Julia Navarro ¡Allá voy! “Soy un c... Leer más
¡Miércoles! Casi mitad de semana y momento más que perfecto para que os cuente mis impresiones sobre el último libro que he leído. Lo terminé justo ayer así que reconozco que apenas me ha dado tiempo a dejar reposar la lectura. Sin embargo, me apetece mucho hablar con vosotros sobre Historia de un canalla de Julia Navarro ¡Allá voy! “Soy un canalla y no me arrepiento de serlo. He mentido, engañado y manipulado a mi antojo sin que me importaran las consecuencias. He destruido sueños y reputaciones, he traicionado a los que me han sido leales, he provocado dolor a aquellos que quisieron ayudarme. He jugado con las esperanzas de quienes pensaron que podrían cambiar lo que soy. Sé lo que hice y siempre supe lo que debí hacer. Esta es la historia de un canalla” Lo he leído todo de Julia Navarro. Comencé hace ya muchos años con La hermandad de la sábana santa y, a partir de ahí, he ido devorando cada una de las novelas que la escritora ha ido publicando. Todas me han gustado y en especial disfruté muchísimo con Dime quién soy. Quizás por todo ello no tuve dudas de que debía leer este nuevo libro a pesar de las advertencias de que la autora cambiaba su registro hacia uno un poco más arriesgado. Ya se sabe que quien no arriesga no gana y, en mi opinión, Julia Navarro arriesga mucho y no gana demasiado con Historia de un canalla. El protagonista y canalla de esta historia se llama Thomas, vive en Nueva York con sus padres y hermanos y le conocemos desde bien pequeño cuando ya sus trastadas destacaban por no ser las propias de un niño. Su padre es un reputado abogado y gracias a su duro trabajo, su familia puede permitirse vivir en una de las zonas más prestigiosas de la ciudad. La madre de Thomas, además, trabaja como enfermera en un hospital cerca deCentral Park y el hermano mayor de Thomas, Jaime, no puede ser más diferente a su hermano mayor. Poco a poco, nuestro protagonista va creciendo y lo que podían ser actitudes infantiles se van convirtiendo en perfectas canalladas. A caballo entre Londres, Madrid y Nueva York, Historia de un canalla es la historia de la vida de Thomas, de sus relaciones con las mujeres y con su propia familia. ¿Qué me ha gustado de este libro? Me ha gustado el cambio de registro de Julia Navarro quien demuestra que puede y sabe escribir libros con personajes más complejos donde la carga narrativa la lleva solo un personaje. También me ha gustado mucho el desarrollo del personaje de Thomas que, para qué engañarnos, es lo peor pero refleja a la perfección ese perfil de canalla y mala persona que podemos imaginar. Sin embargo, no creo que sea un personaje con problemas psicológicos o psiquiátricos, es más sencillo que eso: es mala persona y no se arrepiente de ello. Por su parte, Historia de un canalla de Julia Navarro creo que flaquea en otros ámbitos. La narración principal se mezcla con otras partes en cursiva donde Thomas reflexiona sobre lo que podría decir/hacer en ciertas ocasiones. Es decir, lo que debería haber hecho y no hace. Eso no lo he terminado de entender puesto que si el personaje es de una manera…¿cómo va a pensar de otra? Además, tampoco me ha terminado de gustar la lentitud de algunos pasajes que se me han hecho especialmente largos. En definitiva creo que Julia Navarro ha hecho bien en contar esta historia, en poner en el punto de mira un personaje bastante alejado de lo que nos tiene acostumbrados. Me gusta esta autora, su forma de escribir de narrar y de enganchar a los lectores. Pero en esta novela me ha faltado la última parte. No me he enganchado tanto como quisiera y me ha faltado un poco de ritmo en varios pasajes. Aun así, creo que es un libro recomendable ya que, como digo, da voz a un personaje de que podría ser de carne y hueso y a una historia, la suya y la de sus familiares, que os llamará la atención. Seguiré leyendo a Julia Navarro Leer menos
Historia de una canalla - Julia Navarro
Esta es la segunda novela que leo de Julia Navarro tras acércame a ella después de Dime quién soy. Una novela cuyo fondo me gustó mucho pero a la cual me pareció que le sobraban algunas cosas. Con Historia de un canalla da un completo cambio de registro y nos presenta una historia que no tiene nada que ver con las anteriores novelas.“Hay individ... Leer más
Esta es la segunda novela que leo de Julia Navarro tras acércame a ella después de Dime quién soy. Una novela cuyo fondo me gustó mucho pero a la cual me pareció que le sobraban algunas cosas. Con Historia de un canalla da un completo cambio de registro y nos presenta una historia que no tiene nada que ver con las anteriores novelas.“Hay individuos que dicen en alto: «No me arrepiento de nada». No los creo. La mayor parte de la gente tiene conciencia incluso a su pesar. Yo nací sin ella, o al menos nunca la he encontrado, aunque quizá esta noche llama a mi puerta. Pero me resisto a dejarla pasar, porque nada puede modificar lo que nos atormenta.Esta noche, mientras miro de frente a la muerte, hago recuento de lo vivido. Sé lo que hice y también sé lo que debería haber hecho.”Esta historia es la vida de Thomas Spencer desde su niñez hasta su etapa adulta en un momento en que no se entra en su mejor estado de salud. Es una persona sin escrúpulos capaz de manipular a todo el mundo a su antojo con tal de conseguir sus objetivos. La mentira, el engaño, los abusos y la falta de emociones son su forma de vida. Es él mismo quien no va narrando su historia a modo de memorias y quien reconoce que es un canalla pero no se arrepiente de nada de lo que ha hecho, de haber destruido a su familia y a quien le rodeaba, de haber traicionado, humillado y vejado a diferentes personas. Y por todo ello el precio a pagar es demasiado alto.Historia de un canalla ha sido una novela que en líneas generales me ha gustado aunque tengo que ponerle algunos contras. Me ha parecido un personaje original y atípico pero yo creo que con menos extensión la novela hubiese ganado. La novela es lineal y en ella se nos relata la vida de su personaje principal y las relaciones con todos aquellos que le rodean así como sus desempeños en su trabajo. Sin embargo a mí la parte que más me ha gustado es la que hace referencia a las relaciones con su familia en las que hay momentos absolutamente abrumadores que te parten el alma. Hay escenas durísimas en las que solo se puede sentir desprecio por el personaje.Thomas se dedica al mundo de la publicidad y la comunicación y gracias a ese carácter (nada le frena) lo hace con bastante éxito. En sus relaciones profesionales actúa tal y como lo hace con su familia; nada ni nadie le importa. De esta forma Julia Navarro nos introduce en el mundo de la política y las luchas de poder entre los partidos y dirigentes. De cómo los ciudadanos somos dirigidos y encaminados a la hora de nuestra elección. Nos muestra como para los políticos todo vale a la hora de hacer campaña, incluso los actos más ruines, y de cómo se sirven de los periodistas para ello.Pero quizás no encaminado a como se desarrollaría esto en España, que estamos acostumbrados a que nuestros dirigentes saquen sus trapos sucios, sino en un país como Londres donde las cosas funcionan de forma diferente y un escándalo puede destruir a cualquiera. De hecho la novela está ambientada en Nueva York y Londres principalmente con algunas escenas que transcurren en España desde aproximadamente los años ochenta hasta la actualidad. Otros temas que se tocan de forma tangencial son el maltrato, el machismo, el clasismo y el racismo.Como personaje Thomas es interesante aunque es imposible empatizar con él. Mientras leía no podía hacer otra cosa que condenar sus actos, su falta de escrúpulos y su incapacidad para sentir afecto. En realidad no es más que una mala persona, es la forma en que mejor se define al personaje. Y él es muy consciente del mal que hace. Thomas no siente nada por nadie, salvo por sí mismo. Un hombre que sabe tensar la cuerda hasta cierto punto sin rebasar un límite. Desde niño tiene una complicada relación con una madre simplemente por el origen de la familia de esta, de la que se avergüenza profundamente, y el hecho de que él no se parece a su padre. En cambio su hermano James ha sacado todo lo mejor de los Spencer. Es un triunfador.Alrededor de él encontraremos diferentes personajes entre los que me gustaría destacar su relación con las mujeres a quien tampoco es capaz de amar, más bien parece que las aborrece. De la misma forma que hace en el resto de las parcelas de su vida, las utiliza a su antojo, abusa de ellas, las coacciona, destruye sus vidas. En ciertos momentos me ha despistado Esther, un personaje más complejo de lo que en principio parece y contradictorio en ciertos momentos. Con ella Thomas se siente libre de ser quien y mostrarse como realmente es. Pero quizás ella no se muestre del todo su carácter y la única a quien Thomas no puede doblegar.La historia está narrada en primera persona por Thomas que mientras espera la muerte hace un repaso por lo que ha sido su vida desde niño. Y en su confesión no hay pudor, desgrana de forma bastante aséptica y bastante cruda sus actos. A mí este tono narrativo me ha gustado. El personaje no se justifica solo narra. La novela se lee como fluidez y agilidad. Aunque creo que uno de los grandes contras que tiene es que en algún momento se vuelve repetitiva. Las veces que dice, como autoafirmándose, que no se arrepiente y las ocasiones en las que hace un inciso para relatar (diferenciado en cursiva) cual podría haber sido su comportamiento en caso de no ser un canalla creo que ralentizan la novela sin necesidad. Aun así no creo que sea un lastre que nos determine a abandonar la novela.ConclusiónSin ser una novela redonda por aquellos aspectos que menos me han convencido he disfrutado de Historia de un canalla y de la disección que Julia Navarro hace de la maldad a través de un personaje incómodo para el lector, una propuesta diferente a lo que estamos acostumbrados. Leer menos
“Historia de un canalla” de Julia Navarro
“Historia de un canalla” de Julia NavarroHoy os presentamos la nueva obra de Julia Navarro que tiene por título “Historia de un canalla” y que llegará próximamente a nuestras librerías de la mano de la editorial Plaza & Janés en castellano y de Rosa dels Vents en catalán. La novela tiene prevista su publicación durante el mes de marzo en Esp... Leer más
“Historia de un canalla” de Julia NavarroHoy os presentamos la nueva obra de Julia Navarro que tiene por título “Historia de un canalla” y que llegará próximamente a nuestras librerías de la mano de la editorial Plaza & Janés en castellano y de Rosa dels Vents en catalán. La novela tiene prevista su publicación durante el mes de marzo en España, además de distintos países de América Latina y Estados Unidos con un tirada inicial de 300.000 ejemplares.Portada de “Historia de un canalla” de Julia NavarroSobre la autoraJulia Navarro ha dedicado más de 30 años al periodismo aunque desde que se ha convertido en una novelista de prestigio ejerce solo su antigua profesión de forma ocasional. Colaboradora habitual en distintas tertulias políticas comenzó a escribir obras de ficción por casualidad aunque desde siempre ha devorado todos los libros que se le han puesto por delante. De hecho, la inspiración para su primera obra le vino al leer una esquela en el periódico.La autora Julia NavarroLos mecanismos del poderLa propia autora admite que odia al canalla de su libro, un hombre que se maneja con maestría en los terrenos de la codicia, la ambición y el egoísmo tan propios del ser humano. La historia se ambienta a caballo entre Nueva York y Londres (aunque se permite un par de escapadas hacia España) y cuenta con una trama centrada en el mundo de la comunicación y la política.El protagonista es Thomas Spencer, publicista y asesor de imagen que nos cuenta su vida desde los años 80 a la actualidad, en la que podremos descubrir todas las oscuras artimañas y mecanismos que sustentan el poder, así como el complicado entramado que levantan los medios de comunicación al servicio de los políticos.Un registro más psicológicoEsta novela ha supuesto un cambio importante en la forma de escribir de Julia Navarro y como su propia editorial admite, se trata de un nuevo y audaz registro que encantará a sus seguidores aunque al principio igual se sorprenden un poco. En cualquier caso, podríamos calificar a esta novela como la más psicológica de todas las que ha hecho la autora.Os dejo la presentación del libro por la Agencia EFE: Leer menos
Unboxing + review
Historia de un canalla
Este es un libro diferente. Siempre vais a verme ensalzar aquellos libros que me aporten algo nuevo y distinto a lo que suele leerse y publicarse... En cualquier escrito, la originalidad se lleva gran parte de mi tiempo y mis mayores alabanzas. El tema esencial de este libro es el mal. El Mal encarnado en una persona y cómo se hace hueco en n... Leer más
Este es un libro diferente. Siempre vais a verme ensalzar aquellos libros que me aporten algo nuevo y distinto a lo que suele leerse y publicarse... En cualquier escrito, la originalidad se lleva gran parte de mi tiempo y mis mayores alabanzas. El tema esencial de este libro es el mal. El Mal encarnado en una persona y cómo se hace hueco en nuestra despistada y ensimismada sociedad. Una brutal crítica social a aquellos que se situan en un lugar privilegiado entre los más despreciables de nuestro mundo. Interesante e inteligente. Así es La historia de un canalla; consigue describir, tras una personalidad malévola, la radiografía de la sociedad actual. No he llegado a descubrir por qué nuestro protagonista es así y creo que debemos responder básicamente con la afirmación: "malo se nace, no se hace..." Vais a odiar al protagonista de esta historia. No creo que podáis empatizar con él en ningún momento (o sí) pero eso os va ha hacer más receptivos a todos los personajes que se cruzan en su camino y que sufrirán el casual horror de enredarse en su vida... Me he pasado la historia deseando que se redima, que mostrara una mínima sensibilidad por algo o alguien; encontrar un ápice de humanidad o un desliz al que agarrarme y dar una posibilidad a este hombre que posiblemente no se merezca (¿será Esther?). No hay redención para todo el mundo ¿por qué jugamos a ser Dios? Al final he tenido que aceptar que el Mal existe y se llama Thomas Spencer. No es un antiheroe, es un personaje aborrecible que atrae por el mero hecho de esperar que alguien o algo acabe con él... El mal le produce indiferencia y le seduce el hecho de ver sufrir a los demás. ¿Puede la soledad conformar una personalidad maligna?, ¿la falta de amor?, ¿somos ciegos a la maldad?, ¿se pueden ser puramente malvado? ¿hay algo que consiga cambiar al mal por excelencia?, ¿se nace malvado?, ¿la maldad es progresiva en el ser humano? Historia Esta es la historia del mal. De cómo se personifica y destruye todo lo que toca a su paso. De su esencia y excelencia de todo lo que es capaz de hacer y dónde es capaz de llegar... Esta es la historia de una obsesión: Primero se obsesionó por su hermano, por su maestra, después por el único compañero de clase que lo aceptaba, por su madre, Esther, por Yoko... y a todos y cada uno de ellos consiguió quitarles lo que más amaban o deseaban en algún momento de sus vidas... Esta es una doble historia. Lo que es y lo que pudo ser; lo que creamos y lo que destruimos... es una aventura interior donde todos seremos protagonistas y decidiremos con qué parte de la historia nos quedamos... ¿Os atrevéis a jugar a ser realmente malvados? Thomas S. sabe cómo conseguir todo lo que desea. Una salud delicada es el precio que ha tenido que pagar por su estilo de vida, aunque no se lamenta por ello. Sin embargo, desde su último episodio cardíaco una sensación extraña se ha apoderado de él y, en la soledad de su lujoso apartamento, se suceden las noches en que no puede evitar preguntarse cómo habría sido la vida que conscientemente eligió no vivir. El recuerdo de los momentos que le llevaron a triunfar como publicista y asesor de imagen, entre Londres y Nueva york en los ochenta y los noventa, nos descubre los turbios mecanismos que en ocasiones emplean los centros de poder para conseguir sus fines. Un mundo hostil, gobernado por hombres, en el que las mujeres se resisten a tener un papel secundario. Personajes Este libro está plagado de personajes. Tenemos un inconfundible protagonista y un sinfín de personajes secundarios que van a ofrecernos momentos hilarantes, arrebatadores e incluso desgarradores... No sólo nos enfrentamos a una gran historia. Descubriremos la profunda creación de un grupo de personas que acompañarán el proceso de autodestrucción de Thomas y responderán ante él de determinadas formas: unos serán cómplices, otros víctimas, lo odiarán, desearán y rechazarán a partes iguales sin comprender por qué el mal ha tenido que cruzarse en sus caminos. Por qué les ha tenido que dejar huella. Estos personajes representarán  los principios, valores y sentimientos de los que carece Thomas. Thomas. Es esencialmente malvado. No soporta la bondad, la fraternidad y el amor... sólo disfruta destrozando la vida de los otros y creando caos emocionales... Se avergüenza de su familia hispano-materna, su aversión se convertirá en rencor y odio. Inadaptado e inaceptado vagará por el mundo buscando riqueza, una posición, reconocimiento, un lugar que ni él mismo quiere encontrar. Será un gran publicista y asesor de imagen pero no sabrá qué es amar ni en qué ha errado hasta el final de sus días... Jaime. Hermano pequeño de Thomas. Es el hijo favorito de mamá y el más odiado por su cruel hermano. Infancia Joseph. Compañero y líder de la clase de Thomas. Siempre dispuesto a ayudar a los demás y siempre caía bien. Claire. La chica francesa más guapa de clase. María. Cuidadora. Señorita Adeline. Maestra amable y paciente. Juventud. Paul Hard. Propietario del Centro de Estudios Publicitarios en el que estudia Thomas. Perdedor, vividor y superviviente... Esther. Italiana que se matriculó en Hard porque sus padres no podían permitirse otra cosa. Inteligente, ambiciosa y tenaz. Lisa. Se matriculó en Hard por contrariar a sus padres. Por fuera encantadora y educada, por dentro... Reconoce la parte oscura que habita en Thomas y, como una igual, se atraen. Marta Donovan. Hija de aristócratas casada con uno de los banqueros más influyentes de Wall Street, es un personaje al que convenía tener a favor para ser recibido por la sociedad neoyorquina. Mike. El camello. Cathy Major. Relaciones públicas del Centro Comercial Green y primera jefa de Thomas en Londres. Mary es su secretaria. Mark Scott y Denis Roth. Jefes de la Agencia Scott & Roth de publicidad y marketing considerada como una de las mejores del mundo. Evelyn Robinson. Reportera de Radio Este que sigue la campaña de Partido Rural y destapa el caso Wilson. Roy Parker.  Contrata al equipo de Thomas para llevar su campaña electoral como alcalde. Se verá inmerso en la lucha de poderes entre conservadores y laboristas. Bernard Schmidt. Alemán que sabe de propaganda y de intoxicar a los medios. Ha de trabajar con Thomas para conseguir que Roy llegue al Parlamento. Blanca e Ivonne. Son parisinos que residen en Madrid y acogen a Thomas en su heterogéneo grupo. Dan clase de francés, estudiaron en el conservatorio y se dedican al teatro experimental. Philip Sullivan, Neil Collins y Jim Cooper. Informático, periodista  y hackerbque ayudan y asesoran a Thomas. Maggie y Evelyn Robinson. Secretaria y periodista de radio que se unen al grupo de Thomas. Yoko. Prostituta anglo-japonesa estudiante de filología inglesa en Londres. Madurez. Misaki, Olivia, Bárbara, fueron algunas de las actrices de las que se aprovechó Thomas. Ralph y Constanza Morgan. Candidato a congresista ¿felizmente casado? Estilo A pesar de ser un libro de ochocientas páginas este "mamotreto" se me ha hecho muy llevadero. Aunque los capítulos son largos, al contraponer la historia real y la posibilidad alternativa (en cursiva), de cada situación, se hace muy ágil y apenas te das cuenta de que te lo has bebido. Una lectura audaz, inquietante e inteligente que no dejará indiferente a nadie que se adentre entre sus páginas. Está narrada en primera persona haciendo más cercana todas y cada una de las experiencias que vive nuestro protagonista. A veces todo parece muy real y vívido debido a la aversión que produce el sentimiento de verte reflejado en un ser como nuestro malvado Thomas. Historia de un canalla se encuentra estructurado en cuatro partes bien diferenciadas: su infancia  las relaciones iniciales con su familia; su juventud donde después de sacar el título de publicista marcha a Londres y entra en el mundo del asesoramiento político; la madurez donde conforma el grupo Comunicación Global y divide su trabajo entre Londres y Estados Unidos y su declive final. Este libro es una radiografía interior de la maldad. Si pudiéramos personificarla nos encontraríamos cara a cara con Thomas Spencer. No tiene sentimientos y no siente escrúpulos frente a sus abominables actos. Al inicio se nos muestran las dos versiones de todas y cada una de las andanzas y travesuras de Thomas. Se narra lo que ocurrió realmente (siempre mentiras, actos malvados y agresivos) y lo que podía haber pasado (acciones consecuentes y verídicas) de manera alterna. Nos ayuda a imaginar cómo habría sido todo si hubiera actuado de otra forma. Sin buscar hacer daño a los otros. Sin disfrutar destruyendo la vida de los que le rodean. Otro punto fuerte del libro son los personajes femeninos. En esta obra las mujeres luchan por quitar protagonismo a nuestro canalla principal. Él va a reaccionar ante ellas de formas diversas pero todas van a sufrir su maldad y van a luchar por hacerse un hueco en esta historia. Desde Carmela, su odiada madre, Esther, su mujer, o Yoko, Constanza y Olivia; victimas de su falta de humanidad y eterna apatía. Este libro se puede leer desde diversas perspectivas. Desde la pureza y esencia del Mal; desde la complicidad del que mira lo que está pasando y calla; desde el que denuncia y no teme represalias... desde la simple mirada de un lector que necesita aprender lo que otros han experimentado. Transversalmente se van a tratar temas como el maltrato de género, la emigración y el desarraigo, la corrupción política y la manipulación periodística..., una propuesta absorvente que os hará reflexionar. No me importa cómo lo leías ni que punto de vista toméis; solo os invito a que le deis una oportunidad y os adentréis en una aventura puramente psicológica, una mirada al interior del anti ser humano, a su lado más ambicioso, codicioso y egoísta. En fin, esta lectura, ha provocado que mi disertación final gire en torno a la libertad: Es maravilloso tener la oportunidad de elegir y esto es algo que he estado reflexionando a lo largo de todo el libro de Julia Navarro. Es lo único que nadie nos puede arrebatar, la capacidad de optar por aquello que cada uno de nosotros elijamos (aunque se trate de lo que más repudiamos, odiamos o tememos). No debemos quedarnos con el remordimiento del pude y no hice... seguro que al final nos arrepentimos. Gracias de nuevo a Plaza y Janés (Penguin Random House) por su fabulosa propuesta y darme esta gran oportunidad. Yo he sacado en claro que: Siempre (o casi) tenemos una alternativa a todo lo que queramos, podamos o deseamos hacer... Sed buenos, que podéis y dadle una oportunidad a esta maravillosa obra de actualidad. Feliz semana y felices lecturas. Leer menos
RDL: HISTORIA DE UN CANALLA - JULIA NAVARRO-
Un audaz cambio de registro en el que Julia Navarro disecciona la ambición, la codicia y el egoísmo del ser humano. Soy un canalla y no me arrepiento de serlo. He mentido, engañado y manipulado a mi antojo sin que me importaran las consecuencias.He destruido sueños y reputaciones, he traicionado a los que me han sido leales, he provocado dolor a... Leer más
Un audaz cambio de registro en el que Julia Navarro disecciona la ambición, la codicia y el egoísmo del ser humano. Soy un canalla y no me arrepiento de serlo. He mentido, engañado y manipulado a mi antojo sin que me importaran las consecuencias.He destruido sueños y reputaciones, he traicionado a los que me han sido leales, he provocado dolor a aquellos que quisieron ayudarme. He jugado con las esperanzas de quienes pensaron que podrían cambiar lo que soy. Sé lo que hice y siempre supe lo que debí hacer. Esta es la historia de un canalla. La mía.Thomas Spencer sabe cómo conseguir todo lo que desea. Una salud delicada es el precio que ha tenido que pagar por su estilo de vida, pero no se lamenta por ello.Sin embargo, desde su último episodio cardíaco, una sensación extraña se ha apoderado de él y en la soledad de su lujoso apartamento de Brooklyn, se suceden las noches en que no puede evitar preguntarse cómo habría sido la vida que conscientemente eligió no vivir. El recuerdo de los momentos que le llevaron a triunfar como publicista y asesor de imagen, entre Londres y Nueva York en los ochenta y noventa, nos descubre los turbios mecanismos que en ocasiones emplean los centros de poder para conseguir sus fines. Un mundo hostil, gobernado por hombres, en el que las mujeres se resisten a tener un papel secundario.MI VALORACIÓNTodavía no os puedo dar mi valoración completa, (Actualizare este post, cuando lo termine). He empezado a leerlo y ya llevo casi 100 hojas, y como en las novelas anteriores, ya me ha enganchado. Atrapa desde el primer capitulo..... Como es un libro extenso, más de 800 páginas , propongo leer conjuntamente en nuestro Rincón de Lectura. Y así ir comentándolo conjuntamente. Una vez acabemos la lectura, actualizaré MI Valoración.¿Quieres unirte? Invito al café. ;)Para que podáis comentar sin miedo, para que Facebook, no nos deje sin ensañar nada, he creado un Grupo para nosotros, Los fans de la lectura. Grupo: Rincón de Lectura Restales de Bodas. Únete ya!!!https://www.facebook.com/groups/Rincondelecturaretalesdebodas/  Leer menos
Historia de un canalla - Julia Navarro
Aún no sé muy bien como describir esta novela de la autora Julia Navarro, pero no había leído nada de ella antes y me ha sorprendido bastante. Como he dicho, nunca había leído nada de esta autora, pero si me habían hablado de sus otros libros sobre la guardia civil e históricos y sinceramente pensaba que este libro me iba a acabar aburriendo,... Leer más
Aún no sé muy bien como describir esta novela de la autora Julia Navarro, pero no había leído nada de ella antes y me ha sorprendido bastante. Como he dicho, nunca había leído nada de esta autora, pero si me habían hablado de sus otros libros sobre la guardia civil e históricos y sinceramente pensaba que este libro me iba a acabar aburriendo, cansando o que iba a emplear un vocabulario demasiado complejo para mi edad. Pero no ha sido el caso. La autora nos cuenta la historia de Thomas, un canalla, como la autora lo llama, y no hay ninguna palabra que lo pueda definir mejor. Empieza contando un poco su vida de cuando era pequeño y cómo se sentía acomplejado por su hermano, pero no quiero revelar nada más porque a este libro es mejor introducirse sin conocimientos previos. Durante la historia veremos cómo Thomas(que nos narra en primera  persona) nos cuenta los sucesos que le gustaría cambiar, o bueno, sucesos que podría haberlos hecho de otra manera en su momento. Nos cuenta las canalladas que él hizo en su día, pero después nos cuenta lo que en verdad debería haber hecho y como habría sucedido todo. Vemos que a lo largo de la historia va haciendo cosas o planteándoselas que personalmente no tienen perdón, y por eso lo cuenta de manera arrepentida. Y también vemos cómo evoluciona  el protagonista y se da cuenta de que no puede seguir así. Últimamente me he estado fijando en que no todos los autores saben profundizar en los personajes, pero sin duda esta autora si lo ha hecho. Y no me refiero a que se pase dos hojas enteras describiendo a cada personaje, sino que ha sabido caracterizarlos muy bien y hacer que se te queden grabados tu cabeza. Pienso que habría disfrutado este libro si hubiese tenido una edad mayor(además está caracterizado en el género adulto y no juvenil) así que supongo que le prestaré este libro a algún familiar o lo releeré porque, aunque se me haya hecho un poco largo y pesado, lo he disfrutado. En resumen, Historia de un canalla es una historia muy original y desde mi punto de vista un poco dura. Siendo la primera lectura de esta autora me ha dejado con buen sabor de boca pero repito, este libro se lo recomendaría a un público que esté entre los 16 o 17 hacia arriba.       Leer menos
Añadido a tu lista de deseos