• ¡En oferta!
  • -5%
Nunca falta nadie
Ficción ···

Nunca falta nadie

ALFAGUARA , junio 2016
(3)

Catherine Lacey es una de las voces más prometedoras de la nueva narrativa, aclamada por la crítica en Estados Unidos. Nunca falta nadie fue finalista del Premio de Ficción New York Public Library Young Lions y elegida como Nueva Voz por Granta
Uno de los mejores libros del año según L'Officiel.

Ficción ···

« Soy de esa gente que nunca es capaz de olvidar del todo a quienes han perdido, que no conocen ese truco mágico que parece estar al alcance de otros

Sin decir nada a su familia, Elyria toma un vuelo de ida a Nueva Zelanda, abandonando su estable pero insatisfactoria vida en Nueva York. Mientras su marido intenta desesperadamente comprender qué ha sucedido, Elyria pone a prueba el destino viajando en coches de desconocidos, durmiendo en campos, bosques y parques, y teniendo encuentros arriesgados, a menudo surrealistas.

A medida que se adentra en la vida salvaje de Nueva Zelanda, el recuerdo de la muerte de su hermana la atormenta y una violencia soterrada crece en su interior, aunque quienes la conocen no perciban nada raro. Esta paradoja la conduce a otra obsesión: si su verdadero yo es invisible y desconocido para el resto del mundo, ¿puede decir que está realmente viva?

* Elegida como una de las mejores novelistas jóvenes de Estados Unidos por la revista Granta.

La opinión de la crítica:
«Una novela conmovedora... Una indagación sobre cómo sobrellevar la incertidumbre que a veces nos consume... Lacey ha construido un libro de difícil lirismo. Y lleno de esa pena inmensa que da equivocarse cuando no te lo mereces y ya no puedes rectificar.»
J. Ernesto Ayala-Dip, El Correo Español

«Una de las voces, a medio camino entre Elena Ferrante y Amy Hempel, más prometedoras de la nueva narrativa.»
Vogue

«Su aroma te recordará a las pelis de los Coen.»
Elle

«Una novela brillante con una intensidad inusitada en la ficción. Es la primera novela más prometedora que he leído este año.»
Sam Sacks, The Wall Street Journal

«Posee una voz propia e innovadora que convierten a su primera novela en una verdadera, sorprendente y cautivadora sorpresa. Nunca falta nadie supone un magnífico debut narrativo, que parece augurar a esta joven escritora una prometedora carrera literaria.»
Carlos Bravo Suárez, Diario del Alto Aragón

«Emocionalmente conmovedora. Lacey consigue ser soñadora y feroz al mismo tiempo. He aquí un gran talento.»
Dwight Garner, The New York Times

«Una novela debut inteligente, potente, recalcitrante, exasperante, con estilo.»
Nathan Huffstutter, Electric Literature

«Nunca falta nadie satisface todos mis impulsos lectores, incluido el de abandonar mi propia piel y convertirme en otra persona. Lacey tiene un gran talento.»
Daphne Merkin, The New Yorker

«Te atrapa y está llena de una sabiduría inusual en las novelas de debut.»
Jason Diamond, Flavorwire, «10 Must-Read Books for July»

«Una prima desconocida de Marilynne Robinson.»
Rivka Galchen (autora de Atmosferic Distrubances)

«Una maravillosa novela de debut que recuerda a Elena Ferrante y a Amy Hempel.»
Jonathan Lee (autor de Joy)

«Esta escribidora tiene la costumbre de subrayar las frases que le impactan en la lectura de un libro para poder comentarlas. A la conclusión [de Nunca falta nadie], está llena de líneas y marcas
Isabel Gómez Melenchón, Cultura/s de La Vanguardia

Leer más

« Soy de esa gente que nunca es capaz de olvidar del todo a quienes han perdido, que no conocen ese truco mágico que parece estar al alcance de otros

Sin decir nada a su familia, Elyria toma un vuelo de ida a Nueva Zelanda, abandonando su estable pero insatisfactoria vida en Nueva York. Mientras su marido intenta desesperadamente comprender qué ha sucedido, Elyria pone a prueba el destino viajando en coches de desconocidos, durmiendo en campos, bosques y parques, y teniendo encuentros arriesgados, a menudo surrealistas.

A medida que se adentra en la vida salvaje de Nueva Zelanda, el recuerdo de la muerte de su hermana la atormenta y una violencia soterrada crece en su interior, aunque quienes la conocen no perciban nada raro. Esta paradoja la conduce a otra obsesión: si su verdadero yo es invisible y desconocido para el resto del mundo, ¿puede decir que está realmente viva?

* Elegida como una de las mejores novelistas jóvenes de Estados Unidos por la revista Granta.

La opinión de la crítica:
«Una novela conmovedora... Una indagación sobre cómo sobrellevar la incertidumbre que a veces nos consume... Lacey ha construido un libro de difícil lirismo. Y lleno de esa pena inmensa que da equivocarse cuando no te lo mereces y ya no puedes rectificar.»
J. Ernesto Ayala-Dip, El Correo Español

«Una de las voces, a medio camino entre Elena Ferrante y Amy Hempel, más prometedoras de la nueva narrativa.»
Vogue

«Su aroma te recordará a las pelis de los Coen.»
Elle

«Una novela brillante con una intensidad inusitada en la ficción. Es la primera novela más prometedora que he leído este año.»
Sam Sacks, The Wall Street Journal

«Posee una voz propia e innovadora que convierten a su primera novela en una verdadera, sorprendente y cautivadora sorpresa. Nunca falta nadie supone un magnífico debut narrativo, que parece augurar a esta joven escritora una prometedora carrera literaria.»
Carlos Bravo Suárez, Diario del Alto Aragón

«Emocionalmente conmovedora. Lacey consigue ser soñadora y feroz al mismo tiempo. He aquí un gran talento.»
Dwight Garner, The New York Times

«Una novela debut inteligente, potente, recalcitrante, exasperante, con estilo.»
Nathan Huffstutter, Electric Literature

«Nunca falta nadie satisface todos mis impulsos lectores, incluido el de abandonar mi propia piel y convertirme en otra persona. Lacey tiene un gran talento.»
Daphne Merkin, The New Yorker

«Te atrapa y está llena de una sabiduría inusual en las novelas de debut.»
Jason Diamond, Flavorwire, «10 Must-Read Books for July»

«Una prima desconocida de Marilynne Robinson.»
Rivka Galchen (autora de Atmosferic Distrubances)

«Una maravillosa novela de debut que recuerda a Elena Ferrante y a Amy Hempel.»
Jonathan Lee (autor de Joy)

«Esta escribidora tiene la costumbre de subrayar las frases que le impactan en la lectura de un libro para poder comentarlas. A la conclusión [de Nunca falta nadie], está llena de líneas y marcas
Isabel Gómez Melenchón, Cultura/s de La Vanguardia

Leer menos
Colección
LITERATURAS
Páginas
256
Traductor
Damián Alou Ramis
Target de edad
Adultos
Tipo de encuadernación
Tapa blanda con solapas
Idioma
ES
Fecha de publicación
09-06-2016
Autor
Catherine Lacey
Editorial
ALFAGUARA
Dimensiones
154mm x 240mm
Colección
LITERATURAS
Páginas
256
Traductor
Damián Alou Ramis
Target de edad
Adultos
Tipo de encuadernación
Tapa blanda con solapas
Idioma
ES
Fecha de publicación
2016-06-09
Autor
Catherine Lacey
Editorial
ALFAGUARA
Dimensiones
154mm x 240mm
9788420415710
09-06-2016
Catherine Lacey
Catherine Lacey
Ver Más
Catherine Lacey nació en Misisipi y estudió un máster de Bellas Artes en No Ficción Creativa en la Universidad de Columbia. Recibió en 2012 la beca NYFA Artist de Escritura de Ficción, ha sido finalista del... Leer más

Catherine Lacey nació en Misisipi y estudió un máster de Bellas Artes en No Ficción Creativa en la Universidad de Columbia. Recibió en 2012 la beca NYFA Artist de Escritura de Ficción, ha sido finalista del Premio de Ficción New York Public Library Young Lions, fue elegida como Nueva Voz por Granta en 2014 y en 2017 como una de las mejores novelistas jóvenes de Estados Unidos. Ha publicado entrevistas, relatos y piezas de no ficción para distintos periódicos y revistas, entre los que destacan McSweeney's, Granta, The Believer, The Atlantic, 52 Stories y Brooklyn Magazine. Su primera novela, Nunca falta nadie (Alfaguara, 2014), ha sido traducida a varios idiomas. Las respuestas es su segunda novela, unánimemente aclamada por la crítica.

Leer menos
Ver Más

Suscríbete a nuestras novedades editoriales

Novedades

Otros libros del autor

Actualidad

Artículos relacionados con este libro

Reseñas

Reseñas

Una historia peculiar
Hacía meses que arrastraba esta novela, que elegí gracias a Edición Anticipada, y por fin he tenido el tiempo y, sobre todo, el ánimo para ponerme con ella. Y enfatizo lo del ánimo porque me parece que esta novela no es una de esas obras que puedes leer de cualquier manera, en cualquier momento y con cualquier humor. Es una obra bastante desconc... Leer más
Hacía meses que arrastraba esta novela, que elegí gracias a Edición Anticipada, y por fin he tenido el tiempo y, sobre todo, el ánimo para ponerme con ella. Y enfatizo lo del ánimo porque me parece que esta novela no es una de esas obras que puedes leer de cualquier manera, en cualquier momento y con cualquier humor. Es una obra bastante desconcertante, tremendamente introspectiva y me atrevería a decir que deprimente, sobre todo, por el clima que la autora logra generar durante el desarrollo de la historia. Una historia que, en el fondo, no tiene mayor misterio: una mujer abandona su hogar y a su marido en busca de sí misma. Eso le llevará hasta Nueva Zelanda donde dejará que los días y las semanas pasen sin más, buceando en el interior de su cabeza y su corazón. La novela, escrita en primera persona, ahonda en los pensamientos y los sentimientos de la protagonista, Elyria, de forma magistral. Unos pensamientos y sentimientos, por otra parte, que no he compartido con ella, quizá porque no he vivido una época de crisis personal tan profunda como la que ella atraviesa. Aunque, siendo honestos, más que un momento puntual de su vida, da la impresión de que Elyria es así, que tiene mil dudas sobre todo, que no da nada por seguiro, que se decide, que analiza todo tanto que se olvida de vivir, que no sabe disfrutar de lo que la vida de ofrece, que se siente atada, desorientada, perdida. Durante los meses que dura la acción de la novela todas estas sensaciones parecen intensificarse y lo que sí ocurre (he ahí el conflicto de la obra) es un punto de inflexión, un intento de ruptura con todo lo que ha sido su vida hasta el momento y un periodo de reflexión sobre lo que quiere que sea a partir de ahora. Las numerosas reflexiones y este ambiente general de confusión que la autora crea están favorecidos por un ritmo lento que agudiza esa sensación de que la vida de Elyria no avanza. Por eso digo que hay que leer la novela con el humor adecuado, porque es fácil sentirse atrapada por esa red de indecisión y tristeza en la que vive la protagonista, dejarse contagiar por esos sentimientos y no disfrutar de la obra como merece. En este sentido, creo que (aunque he leído algunas reseñas diciendo que la novela no avanza y que esa bastante tediosa) creo que la autora logra su objetivo: hacernos sentir como la propia Elyria, encerrada en una vida que no la satisface y con las heridas profundas que el suicidio de su hermana le causó. Ya he dicho que no he empatizado con lo que le ocurre a la protagonista pero sí he llegado a sentir sus emociones y sus dudas. Lo que sí me ha gustado mucho es el estilo de Lacey, su manera de acercarnos a una realidad que a lo mejor no compartimos pero que nos llega, su prosa ágil y humana, su sensibilidad y su capacidad para transmitir. Nos seguimos leyendo. Leer menos
BUENA IDEA, PERO SOLO ESO | Reseña Literaria
Nunca Falta Nadie pero falta de todo
Nunca Falta Nadie nos cuenta la historia de Elyria, una chica que decide irse a Nueva Zelanda sin decir nada a su familia (su madre y su marido). Una vez en Nueva Zelanda Elyria se dedica a ir de un sitio a otro haciendo autostop con en el peligro que eso conlleva. Durante el viaje conoceremos el pasado de Elyria y que es lo que se ha hecho que ... Leer más
Nunca Falta Nadie nos cuenta la historia de Elyria, una chica que decide irse a Nueva Zelanda sin decir nada a su familia (su madre y su marido). Una vez en Nueva Zelanda Elyria se dedica a ir de un sitio a otro haciendo autostop con en el peligro que eso conlleva. Durante el viaje conoceremos el pasado de Elyria y que es lo que se ha hecho que decida dejarlo todo e irse tan lejos de los suyos.He de decir que no me esperaba para nada que el libro fuera así, me ha desesperado bastante, lo he visto excesivamente repetitivo y deprimente, por mucho que pasan las páginas la protagonista sigue en el mismo estado, que para mi es depresivo total, incluso a veces parece que todavía está peor, y sinceramente si te vas a un país como Nueva Zelanda no creo que de lo único que se pueda hablar sea de coches, carreteras y ciudades normales y corrientes... ¿es que la autora no ha visto El Señor de los Anillos? ¿No ha leído la saga En El País de la Nube Blanca? Desde luego si fuera por esta autora nunca se me ocurriría visitar Nueva Zelanda, un país como ese y en ningún momento se habla de esa belleza que lo distingue. Si decidí leer el libro era precisamente porque tenía lugar en Nueva Zelanda, pero perfectamente podría haber sucedido en cualquier país desarrollado, ya que a parte de nombrar algunas ciudades del país no se habla de nada más que sea característico de él.La historia además me ha parecido repetitiva, que no avanza y es muy deprimente. Además no me he sentido identificada con ninguno de los personajes, son todos del mismo estilo, no hay nadie que parezca diferente y capaz de cambiar algo en la historia. Posiblemente el mejor sea Jaye.El libro está narrado en primera persona por el personaje de Elyria y siempre desde sus pensamientos, es decir, que el libro son los pensamientos que tiene Elyria durante todo el día, todos los días que dura la historia, días que son muy parecidos entre si y en los que lo único que descubrimos es que no hay nada para descubrir. La suerte es que los capítulos son muy cortitos así que si te aburres es fácil dejarlo.La novela pese a que es corta se me ha lecho eterna de leer porque sinceramente me aburría y mucho, así que siempre encontraba algo mejor que hacer, ver o leer. Pienso que la historia tenía más potencial del que la autora le ha sabido sacar.Normalmente termino recomendado el libro a la gente que pienso que le pueda gustar, pero en este caso es un libro que no recomiendo y que además se ha convertido en la peor lectura no solo de este año sino desde que abrí el blog y posiblemente, desde que no me obligan a leer libros en el colegio, no hay ninguno que me haya gustado tan poco. Leer menos
Añadido a tus libros guardados