La adquisición de la autonomía en la infancia
Muerdelibros 3 min.

La adquisición de la autonomía en la infancia

Pocas cosas hay más satisfactorias que aprender a hacer algo por uno mismo y dejar de necesitar ayuda en algunos procesos, sobre todo, si estos forman parte del desarrollo y crecimiento. 

En este blog, Diana Oliver nos cuenta cómo acompañar a nuestros hijos en esos grandes pasitos hacia la autonomía.

DIANA OLIVER

Periodista especializada en infancia

@dianaoliver.es

Pocas conquistas mayores hay a lo largo de la vida como las que se consiguen en la infancia. Como ese escalador que llega a la cima, los niños y niñas van alcanzando hitos importantes dentro del proceso de desarrollo madurativo infantil. Habilidades como sentarse, caminar, hablar, jugar o relacionarse con los demás comienzan a ramificarse en otros muchos logros relacionados con la adquisición de nuevas habilidades que les permitan enfrentarse al mundo, poco a poco, con autonomía.

Una autonomía que nada tiene que ver con una idea de independencia, relacionado con el individualismo, sino con la capacidad de hacer las cosas para las que estén preparados según su edad y su entorno social y cultural. De ello os hablamos en el siguiente artículo y os proponemos algunas claves para acompañar su desarrollo.

Te recomendamos

Acompañar en el camino

«Ayúdame a hacerlo por mí mismo», dijo María Montessori. Al igual que no podemos hacer que una planta crezca más rápido echando más agua en la maceta, tampoco podemos pretender que un niño o una niña alcance una mayor autonomía si no está preparado para ello. Sí podemos, y debemos, acompañarles en el camino, fomentando así una autonomía sana y plena. ¿Cómo podemos acompañarles?

Empecemos por definir lo que es exactamente la autonomía. Sonia Martínez Lomas, psicóloga especializada en infancia y fundadora de los Centros Crece Bien de Madrid, explica que entendemos por autonomía la habilidad del niño o la niña para realizar una tarea de forma total o parcial sin la ayuda de otra persona. Y esto tiene más importancia de lo que puede parecer porque, como señala Sonia Martínez, «la autonomía es uno de los componentes más importantes que están en la base de la autoestima ya que le da al niño seguridad en sí mismo, le ayuda a tomar la iniciativa y a descubrir sus límites».

¿A partir de qué edad podemos empezar a potenciarla? Responde la psicóloga que desde que son bebés: «Desde que son bebés les reforzamos cuando cogen los objetos que les gustan, ojean un cuento, se quitan el calcetín… Cada vez que les decimos "Qué bien lo coges", "Tú solito" o "¿Te has quitado tú el zapato? ¡Qué bien!", estamos reforzando su iniciativa, alentándoles a que actúen para conseguir sus pequeños objetivos, diciéndoles que son capaces de hacer lo que se propongan». Recuerda Sonia que cuando el niño o niña cumple un año ya es consciente de que puede hacer y deshacer, por lo que es un buen momento para plantearles pequeños retos que puedan superar solos y les hagan sentirse reconfortados. 

Aunque el ritmo frenético de los días con niños pequeños no acompaña, lo cierto es que es interesante aprovechar todos los momentos del día que puedan ser propicios para fomentar esa autonomía. Sonia Martínez señala que los mejores momentos son aquellos en los que no hay prisa por salir o llegar al cole ya que es importante que tengamos tiempo de apoyarle. Sin agobios ni mal humor. También los momentos en los que pueden demostrar autonomía debido al propio contexto. Pone algunos ejemplos: «Es una buena oportunidad aprovechar el parque, cuando se puede subir solo al tobogán, por ejemplo. En casa, cuando recoge sus juguetes o en la ducha. La idea es que esos pequeños retos en autonomía vayan siendo acompañados y reforzados para ir sumando».

A veces el niño o la niña no quiere hacerlo bien porque le resulta complicado o porque ya ha adquirido esa capacidad y ya no supone un reto. ¿Cómo deberíamos actuar entonces? Para Sonia Martínez es importante pedirles que lo hagan, aún sabiendo que pondrán excusas ya que no les reporta nada hacerlo. «En esos momentos es tarea de los adultos ayudarles a continuar. Para ello es importante reforzar, valorar y alentar hacia la perseverancia, la responsabilidad y la cooperación en la familia. Puede ser útil marcar tiempos para hacer las tareas que en principio son rutinarias o pactar las consecuencias naturales cuando se hacen o no se hacen. Por ejemplo, si se viste a tiempo puede ir al parque a jugar, sino no podrá ir ya que se hará tarde», explica.

Cómo ayudan los cuentos en la adquisición de la autonomía

Los cuentos pueden servirnos para apoyar lo aprendido y guiar el camino hacia la autonomía y la adquisición de rutinas. Para Vanesa Pérez-Sauquillo, premiada poeta y autora de la colección Grandes pasitos, los cuentos son muy importantes en la primera infancia porque las ilustraciones estimulan visualmente a los bebés, y al asociarlas con palabras, les ayudan a aprender los primeros conceptos y a seguir poco a poco ese hilo imaginario que forman las historias. Además del elemento táctil que el propio libro ya aporta como aprendizaje, destaca el aspecto emocional: «Los cuentos crean un vínculo muy especial entre el lector adulto y el niño o la niña: para el adulto, el placer de crear y recrear momentos de asombro, de risa, de descubrimiento…; y para el niño o la niña, la felicidad de dejarse llevar y sorprender, por un ser querido, dentro de un entorno seguro y amable», explica. Es por esto que considera que hacer que la lectura se convierta en un hábito cotidiano desde la primera infancia hará mucho más fácil y feliz el aprendizaje en los años siguientes.

Vanesa Pérez-Sauquillo cree que ayudan mucho las historias que muestran personajes que les sirvan de modelo. «Personajes felices que muestren que los pasos que los niños y niñas van a dar: aprender a usar el orinal, dejar el chupete, familiarizarse con las rutinas de ir a dormir… Son positivos para ellos y ellas, e incluso divertidos. Es bonito pensar que los personajes de ficción refuerzan el trabajo que la familia y los profesores hacen en casa y en el colegio. Los personajes literarios nos han ayudado desde mucho antes de lo que creemos. De lo que podemos recordar. Y si les dejamos, estarán allí, echando una mano a nuestros pequeños, desde la primera infancia». 

El uso de la rima también es muy interesante en esta etapa: «Uno de los lenguajes que mejor entienden los bebés es el de la música y las rimas, las frases rimadas, les encantan. En la serie Grandes pasitos he intentado crear poemas muy breves que emocionen a los niños y niñas, y que puedan recordar y repetir, como un hechizo, cuando necesiten superar una situación difícil (en Las gafas de sentir, por ejemplo: para vencer el miedo, la tristeza, los nervios…). Una de las ventajas de la poesía es que, como es breve, es “portátil”: si la memorizas, si le haces un hueco en tu corazón, te acompañará siempre». 

El proceso creativo de una colección como Grandes pasitos ha coincidido con la crianza de los dos primeros hijos de la autora. «Concebí los libros viendo con mucha claridad las necesidades que tenían, cómo ayudarles, qué era lo que les hacía reír... Una vez elegido el tema con la editorial (dejar el chupete, gestionar las emociones…), me ponía a pasear y buscaba una perspectiva original para tratarlo. En ese sentido, los “grandes pasitos” fueron también los míos. Escribo mucho mientras camino», explica Vanesa Pérez-Sauquillo. Añade que le ha ayudado también mucho hablar con otros padres y madres de las fórmulas que les vinieron bien para enfrentarse a estos momentos delicados. El libro dejachupetes surgió de esta manera; hablando con los demás, juntando ideas y echándole una pizca de gracia e imaginación», dice. 

Las gafas de sentir, La hora de roncar, El libro dejachupetes y Cada animal con su orinal forman parte de la colección Grandes pasitos. Escritos en rima por Vanesa Pérez-Sauquillo e ilustrados por Sara Sánchez, reflejan con mimo todos esos grandes logros que se suceden en los primeros años de la vida de los niños y niñas.

Vanesa Pérez-Sauquillo destaca que las ilustraciones de Sara Sánchez son deliciosas, que ha creado personajes entrañables, y transmiten con mucho encanto el mensaje que ella pensaba al escribir los libros. Y a la vez, señala que son ilustraciones muy claras, cosa que cree necesaria en los libros para estas etapas. «Ha sido una serie escrita con amor, con empeño en aprender a mirar, a “mirar bien” para poder ayudar a los niños y niñas, que es a quienes va dirigida. Y creo que eso se nota. Para mí, recibir mensajes de agradecimiento de las familias a lo largo de estos años ha sido la mayor alegría. Saber que de verdad sirve de ayuda», cuenta. 

Más Populares

Más populares

El libro dejachupetes (Grandes pasitos)
  • ¡En oferta!
  • -5%
Sara Sánchez VANESA PEREZ-SAUQUILLO MUÑOZ
El libro dejachupetes (Grandes pasitos)
9788448847876
 
El libro dejachupetes es el libro que todos los padres están esperando para que sus hijos se deshagan por fin de ese feo artilugio. La autora nos ofrece diez propuestas creativas y rimadas para afrontar ese duro momento con mucho humor.
9,09 € 9,57 €

Artículos relacionados

Montessori en dos minutos
Has oído hablar mil veces de este método: en la puerta del colegio, a otros padres y madres, en miles de blogs, etc. Pero más allá de saber que los muebles son del tamaño de un elfo y que hay piezas de madera y de colores, no tienes muy claro en qué consiste. No te preocupes, te lo explicamos en dos minutos para que empieces a ponerlo en práctica y compruebes sus beneficios. 
Montessori en dos minutos
Cómo acompañar el control de esfínteres de manera respetuosa
Tarde o temprano los niños y las niñas terminan dejando el pañal. Pero ¿cuál es el momento más adecuado? ¿En verano porque ya hace calor? ¿Cuando sus amigos empiezan a hacerlo? ¿Cuando nos lo recomiende el/la pediatra?  Dejar el pañal es un proceso que requiere paciencia y sobre todo personalización, ya que cada niño o niña es diferente y este paso ha de ajustarse a sus necesidades.  Sigue leyendo este post de Alejandra Melús para saber cómo actuar antes, durante y después. 
Cómo acompañar el control de esfínteres de manera respetuosa
Cuentos para acompañar las experiencias y rutinas del día a día de nuestros hijos
Los libros que hablan de situaciones de la vida cotidiana facilitan a los niños y niñas poder revivir aquello que ya ha sucedido o, en el caso de que sea una situación novedosa (empezar el cole, ponerse una vacuna...), entender y tener un cierto control de lo que le tocará vivir. Sigue leyendo para saber más sobre las novedades del día a día de nuestros hijos y cómo gestionar esas emociones ante lo nuevo. 
Cuentos para acompañar las experiencias y rutinas del día a día de nuestros hijos
Añadido a tu lista de deseos