El día en que descubrimos la filosofía y nos sentamos a escribir

Tenemos mucho en común con los grandes filósofos de la Grecia clásica. Igual que ellos, nos hacemos preguntas sobre nuestro origen y nuestro destino. La filosofía es cosa de todos y con estos libros celebramos esta cualidad intrínseca del ser humano.

16 noviembre,2022

Créditos: Jorm Sangsorn (Getty Images)

Si nos ceñimos a la etimología, filosofía significa amor a la sabiduría (del griego filos: amor y sophia: sabiduría). Es en definitiva el estudio y tratamiento de las diferentes circunstancias que afectan al ser humano: la ética, la moral, el conocimiento, la conciencia… Somos muy dados a etiquetar y fechar todo, y eso es bueno la mayor parte de veces, pero otras, nos arriesgamos a perder la esencia. En el caso de la filosofía y el nacimiento de esta, se habla de Tales de Mileto como padre, hacia el siglo VII a.C. S y al pensador griego Pitágoras de Samos como quien acuñó el término. Es sencillo reconocer los nombres de los clásicos (SócratesPlatónAristóteles), pero, como en tantos otros conceptos, no están todos los que son. Los libros, la palabra escrita, son los que marcan las pautas. Nos enseñan que fue hace 2500 años cuando arrancó la historia de la filosofía y que fue el pueblo griego quien empezó a filosofar por la humanización de sus dioses. Realmente, como ciencia, la filosofía es distinta al resto por una sencilla razón: cualquier persona con capacidad de razonar puede ser y es un filósofo.

Todos en algún momento nos hemos puesto a pensar, con diversos motivos y por distintos caminos, de dónde venimos, hacia donde vamos, qué podríamos hacer con nuestra vida… todos en alguna ocasión nos hemos puesto a arreglar el mundo. En ese sentido, el mundo no sería igual sin filosofía, como no lo sería sin amor, sin libros. Sería un mundo mucho más aburrido, más insulso, un empobrecido mundo donde no sería posible ni siquiera hablar de experiencia, de pasión. Porque el verdadero origen de la filosofía está en el sentimiento que produce la pasión por el conocimiento y la necesidad de saber. La filosofía lo abarca todo y puede cuestionarlo todo. Si observamos las diferentes ramas prácticas que comprende su estudio y su desarrollo queda especialmente claro: la ética, la política, la historia, la religión… La filosofía es una herramienta que participa con otras muchas y que, a su vez, estimulan el pensamiento crítico, cuestionan costumbres y tradiciones y se alejan de un pensamiento único. Conviven con el arte, la literatura, la historia, cohabita en definitiva con el amor a la libertad.

Son varios los autores que aseguran que hay tres principales focos que iluminan la filosofía, que nos conducen a filosofar: el asombro, la duda y cualquier situación límite. Pero hay más, porque para filosofar, debemos reflexionar sobre experiencias propias, sobre la realidad en nuestra vida y en el mundo, debemos ocuparnos en lo que otros escribieron o dijeron. La filosofía conlleva contemplación y reflexión, pero también vida, vivir la vida a pequeños sorbos y experimentar al máximo para reflexionar. En muchos casos, el propio término, filosofía, nos hace pensar en señores con túnicas, a la luz de un candil y mojando una pluma de ave en un tintero para crear ese vínculo con lo venidero. Pero los conceptos se mueven con el tiempo. Lo que antes estaba bien, ahora ya no y viceversa. La vida es cambiante y el arte y ciencia de reflexionar se debe dejar llevar, adaptarse a los cambios o luchar contra ellos. Porque las circunstancias de hace 2500 años no son las mismas que ahora. Las preguntas no tendrían sentido sin respuestas y las respuestas estarían vacías si no resolvieran una pregunta.

El pensamiento aún permanece libre, aparece claro en nuestra mente, en lo que a veces tropezamos es en expresar esos pensamientos. A veces es cuestión simple, sentarse y empezar a escribir, otras, la mayoría debemos visitar antes a otros que ya se sentaron a escribir. La filosofía, en definitiva, tiene el mismo origen que el pensamiento del hombre y de esa manera evoluciona. Filosofar no es solo cosa de los antiguos, todo aquello que pasa en tu vida y se proyecta en tu mente, será pues susceptible de reflexión. Por supuesto que existe un Día Mundial de la Filosofía, igual que para tantos otros motivos, este se celebra el tercer jueves de noviembre y lo proclamó la UNESCO al considerar, de manera acertada, que la filosofía es la base para la paz. La comprensión y el análisis de hechos pasados determina siempre los futuros.

Celebrar la filosofía con un día señalado está bien, te ayudará a comprender que cada día de la vida es un nuevo aporte a la historia de la filosofía y cada aporte a ella es una posible respuesta para ti. Es la excusa perfecta para hojear un libro y encontrarte contigo mismo entre alguna de las líneas, porque seguro que te dará algo que pensar. En eso exactamente consiste la filosofía. Si en alguna ocasión has pensado en esto o aquello para hacer la vida mejor o simplemente diferente, si te has cuestionado comportamientos o costumbres, estás filosofando.

Existen tantos filósofos como personas porque cada uno de nosotros aporta su propio viaje. Buscando en la absoluta realidad o buceando en la ficción, en los clásicos o contemporáneos, aquí te aportamos algunas sugerencias para conocer e inspirar:

El libro perfecto para conocer las ideas más relevantes de los grandes filósofos de la historia. Una guía gráfica para asimilar las teorías filosóficas, pasearte por las respuestas que otros dieron a grandes preguntas y quizá aportar algo de tu propia cosecha.

  • ¡En oferta!
  • -5%

Cómo funciona la filosofía

DK

Una introducción perfecta a la historia de la filosofía.

Este libro completamente ilustrado explica las ideas clave de los filósofos más grandes de la historia y explora todas las ramas del pens...

Una mezcla de aventura y filosofía en forma magistral es lo que nos ofrece Erling Kagge, extrayendo la sabiduría que aporta la experiencia en situaciones y condiciones extremas. Este libro te ayudará a conciliar tu vida con el optimismo y las ganas de vivir. 

  • ¡En oferta!
  • -5%

Filosofía entre líneas

Nerea Blanco Marañon

Relatos de filosofía para la vida real.

Este libro te inspirará para hacer comprender como el parar a escuchar te conecta con la naturaleza y con tu propia esencia.

  • ¡En oferta!
  • -5%

Filosofía para exploradores polares

Erling Kagge

Dieciséis lecciones prácticas que invitan a adoptar un espíritu de explorador en lo cotidiano.

Una obra que compagina diferentes principios, distintos estilos, para descodificar tus emociones. Te apartará de los prejuicios sobre la filosofía y te acompañará en tu día a día para comprender tu presente.

  • ¡En oferta!
  • -5%

La pequeña filosofía de los pájaros

Philippe J. Dubois

Élise Rousseau

22 lecciones de serenidad inspiradas en los pájaros.